ASESINATO RACIAL POR PARTE DEL EJERCITO LLEGA A LA CIDH

cdih

Bonfilio Rubio Villegas, el caso del indígena del municipio de Tlapa, Guerrero, muerto el 20 de junio de 2009 por militares que abrieron fuego contra el autobús de pasajeros en el que viajaba, llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró, en agosto de 2012, inconstitucional parte de un artículo del Código de Justicia Militar y señaló que cuando se cometan delitos en los que estén involucrados militares y civiles, los miembros del Ejército tendrán que turnarse al fuero civil.

El 20 de junio de 2009 Rubio Villegas salió de Tlapa rumbo a la Ciudad de México. A las 22:20 horas, el autobús fue detenido en un retén del 93 Batallón de Infantería, ubicado cerca de Huamuxtitlán, Guerrero.

Los pasajeros fueron bajados por los militares para realizar una inspección; uno de los usuarios que vestía una botas tipo militar fue interrogado y detenido. El chofer pidió a los soldados que firmaran su registro de pasajeros para poder continuar con el viaje.

Los familiares promovieron un juicio de amparo para que el soldado Valentín Alejo Hilario, quien disparó contra Bonfilio, fuera juzgado en tribunales civiles.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.