ATAQUES EN SIRIA DEJAN CUARENTA Y TRES MUERTOS

crisis-en-siria-2099154w620

El ataque más sangriento y violento se cometió en un puente de los alrededores de Tartús, y causó 30 muertos y 45 heridos. Primero estalló un coche bomba y luego un kamikaze se hizo saltar explotar en medio de la gente que había acudido para socorrer a los heridos de la primera detonación.

Al menos 43 personas murieron este lunes en una serie de atentados en varias ciudades de Siria, esencialmente controladas por el régimen, como la provincia costera de Tartús, feudo del gobierno sirio, según los medios estatales.

Los atentados no han sido reivindicados pero el grupo Estado Islámico ha atacado ya varias veces las ciudades golpeadas este lunes.

Los atentados se producen poco después de que el EI perdiera sus últimas posiciones a lo largo de la frontera con Turquía, y del éxito del ejército sirio y sus aliados que lograron asediar los barrios rebeldes de Alepo.

Hasta hace poco tiempo, Tartús no había padecido la violencia de la guerra en Siria, que ha causado desde 2011 más de 290 mil muertos y obligado a millones de personas a huir de sus hogares.

Sin embargo el pasado 23 de mayo una serie de atentados, entre ellos ataques suicida reivindicados por el EI, dejaron más de 170 muertos en Tartús y otro feudo del régimen, Jablé.

En otros ataques, en el noreste del país, al menos ocho personas resultaron muertas este lunes en Hasaké, una localidad controlada casi íntegramente por las milicias kurdas, aunque el régimen esté presente en algunas zonas.

Por otra parte, la explosión de un coche bomba provocó la muerte de cuatro personas, y siete heridos, en Homs (centro), según la agencia oficial Sana.

En fin, otra explosión se produjo en una carretera al oeste de la capital, Damasco, dejando un muerto y tres heridos.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.