¡Buenos Días Señor Gobernador!

Por: Antonio Huerta Gutiérrez

La situación sería muy distinta a la que hoy se enfrenta en materia de saturación de hospitales en el Estado de México si se investigara y sancionara, pero en serio, el evidente fraude del ex gobernador mexiquense, Eruviel Ávila Villegas, y de su innombrable ex secretario de Salud, César Nomar Gómez Monge, que dejó como resultado por lo menos ocho hospitales que se presupuestaron, construyeron a medias, pero sí se “pagaron” y hoy lucen abandonados como “elefantes blancos” o monumentos a la corrupción en municipios como Coacalco, Acolman y Zumpango. Estamos hablando de más de 40 mil espacios para atención médica que en este momento se necesitan y con urgencia. ¿Hasta cuándo se seguirá encubriendo ese evidente desfalco a las arcas estatales que hoy se traduce en muertes de mexiquenses?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.