CANCELACIÓN DE «PIES SECOS, PIES MOJADOS» CAUSA SORPRESA EN CUBA

El gobierno de Raúl Castro apoyó la decisión de Estados Unidos de suprimir los privilegios a los emigrantes clandestinos de la isla, integrados en la política conocida como «pies secos, pies mojados»,
pero entre los cubanos la medida suscitó reacciones encontradas: aplausos resueltos y esperanzas truncadas.

La decisión fue reseñada por la prensa oficial como una victoria del gobierno de Raúl Castro, que desde hace años demandaba la eliminación de esta práctica, vigente desde 1995 y mediante la cual los indocumentados cubanos que tocaban territorio estadounidense eran admitidos y legalizada su situación, sin importar las vías utilizadas para ello. Los que se interceptaban en alta mar eran devueltos a la isla.

La Ley de Ajuste entró en vigor en 1966, en el peor momento del enfrentamiento entre La Habana y Washington. Gracias a ella se concedía el derecho inmediato al permiso de residencia a cualquier cubano que llegara a territorio norteamericano y al año se le otorgaba automáticamente la residencia permanente. Ahora, para ser beneficiados por esta ley, debe comprobarse la condición de refugiados políticos.

Especialistas locales consideran que la migración cubana actual no difiere de la del resto de la región, movida esencialmente por causas económicas y familiares.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.