Consolidan Edomex como destino turístico

  • “Cirugía mayor” en estrategia de fomento para contrarrestar efectos de desaparición del programa Pueblos Mágicos y Consejo Nacional de Promoción Turística

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 15 de Enero de 2020.- La cancelación del programa federal Pueblos Mágicos hizo que el Estado de México perdiera alrededor de 100 millones de pesos y la extinción del Consejo Nacional de Promoción Turística significó otros 200 millones de pesos menos.

Por ello, la administración del gobernador Alfredo del Mazo Maza reconvierte sus estrategias para detonar los atractivos naturales, culturales, históricos y de infraestructura y motivar que cada vez más mexicanos y extranjeros nos visiten, con los consecuentes beneficios que la llamada “industria sin chimeneas” puede generar al desarrollo económico, político y social de esta entidad.

Evelyn Osornio Jiménez, secretaria de Turismo, visitó este miércoles las instalaciones del Corporativo Puntual, donde fue recibida por el Presidente Editor, Antonio Huerta Gutiérrez, y el equipo de informadores, para hablar acerca de las nuevas estrategias puestas en marcha para evitar una caída en esa importante actividad económica.

Osornio Jiménez precisó que la actividad turística significó para el Estado de México, en el año 2018, 21.5 mil millones de pesos, y se estima, porque todavía está en proceso el cierre, que en el año 2019 pudo significar más de 24 mil millones de pesos, además de todos los empleos que genera, directos e indirectos.

Advirtió que la actividad turística en el país sufrió una transformación estructural a nivel nacional, a partir de las decisiones del Gobierno de México, y señaló que la administración mexiquense entiende esas circunstancias y les hace frente de la mejor manera posible.

“Tenemos que convertir a la Secretaría de Turismo del Estado de México en la columna vertebral de la gran cadena de valor que significa el sector turístico, con 876 hoteles y 29 mil habitaciones disponibles, además de 400 guías certificados, para aprovechar todas las ventajas comparativas en materia de naturaleza, historia, cultura, y gastronomía, entre otras”, señaló.

Estableció que la reconversión del sector pondrá especial atención a los 10 municipios mexiquenses que cuentan con atractivos e infraestructura turística consolidada, como Valle de Bravo, Ixtapan de la Sal, Tepotzotlán y Teotihuacán, y tendrá como base el turismo de eventos, artesanal y recreativo.

Explicó que las rutas turísticas que operaron hasta la recién concluida temporada vacacional serán reemplazadas en el corto plazo por Corredores Turísticos de Experiencias, en los cuales se concentrarán los esfuerzos para ofrecer a los potenciales visitantes lo mejor de lo que tiene el Estado de México en esta materia.

Planteó que se segmenta y definen cuáles son los municipios que verdaderamente cuentan con infraestructura turística, para potenciarla al máximo, desde su conservación y restauración hasta su promoción, a partir de un diagnóstico puntual que tiene 25 indicadores precisos.

Añadió que una estrategia muy importante será la operación de un nuevo sistema de información turística, al que estén integrados todos los operadores y miembros de la cadena de valor, de modo que se compartan oportunidades.

“Si yo sé que voy a tener, por ejemplo, a 200 médicos en un Congreso Nacional, en Valle de Bravo, les aviso a todos los miembros para que ofrezcan sus productos y servicios, alimentación, paseos, incluso promociones y descuentos, y se aproveche al máximo esa presencia para que todos los miembros de la cadena resulten beneficiados, no solamente el hotel sede”, explicó.

Osornio Jiménez anunció que, en breve, se reintegrará e instalará el Consejo Consultivo Turístico del Estado de México, el cual ya existía pero tiene años que suspendió operaciones, pero se busca que se convierta en una instancia permanente de coordinación entre las instancias públicas y privadas que intervienen en esta actividad.

Destacó que uno de los principales objetivos del gobernador Alfredo del Mazo Maza es lograr que el turismo en el Estado de México sea una actividad totalmente sustentable, para lo cual se creará un Fideicomiso de Promoción Turística Estatal, con base en el 4 por ciento de impuesto sobre hospedaje que se cobra a los hoteles y moteles de la entidad.

Ese recurso se aplicará directamente al Fideicomiso –sin intermediarios—para que de ahí se financien las actividades de promoción e impulso de los proyectos y programas a favor del sector.

Indicó que con estas acciones y medidas se prevé dar un impulso decidido a la actividad turística en el Estado de México, para lograr metas precisas, como lo es mejorar el promedio de pernocta en la entidad, que actualmente es de 1.3 días de permanencia, y se debe llevar a por lo menos 2 días.

Explicó que hay situaciones definitivas para lograrlo, pues ahora se sabe, gracias al diagnóstico que se integra de forma científica, que la mayoría de los paseantes prefieren destinos cercanos a su lugar de origen, demandan que éstos tengan por lo menos cuatro atractivos consolidados que ofrecer, y, sobre todo, que sean de fácil acceso y seguros.

En este último tema, destacó el nivel de coordinación que se logró en la última temporada vacacional con autoridades federales y estatales para incrementar la presencia de efectivos policíacos en los destinos turísticos mexiquenses, “lo que permitió que no se registrara ningún incidente serio que lamentar, y, al final del periodo, hubo saldo blanco.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.