Denuncian, otra vez, tortura y extorsión en cárcel mexiquense

  • Ahora es en el área de mujeres del penal Santiaguito, en Almoloya de Juárez
  • Acusan protección a “La Jesy” de la Subdirectora, María Miriam Ortega Garduño

 

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

ALMOLOYA DE JUÁREZ, México, 15 de Agosto de 2018.- Internas del Centro de Prevención y Reinserción Social Santiaguito, en Almoloya de Juárez, denunciaron la operación de un grupo delictivo encabezado por Jesica Alejandra Domínguez Cervantes, Persona Privada de su Libertad (PPL), a quien compararon con el tristemente célebre “Tatos”, porque también se dedica a golpear, torturar, quemar y mutilar, para extorsionar al resto de la población carcelaria y a sus familiares.

Las internas, más de 100, quienes firmaron su denuncia de puño y letra, la presentaron por escrito y de forma oral a las autoridades carcelarias, quienes ignoraron el asunto y solamente les recomendaron: “madrearla, para que se calme”.

Señalaron directamente a la licenciada María Miriam Ortega Garduño, Subdirectora del penal de Santiaguito, Responsable del Dormitorio número 11, exclusivo para mujeres, quien presuntamente “protege” a la PPL, de nombre Jesica Alejandra Domínguez Cervantes, presunta líder de la nueva banda de extorsionadoras que actúa al interior de esa penitenciaría.

Las presuntas afectadas explicaron que, junto con Jesica Alejandra, a quien apodan “La Jesy”, participan en la banda de extorsionadoras otras internas a las que identificaron como Mayra Alejandra Moreno Soto; Mariana Salazar Aguilar, y Brenda Medina Pérez.

Ahora son las internas del penal Santiaguito, en Almoloya de Juárez, quienes denuncian actos de tortura y extorsión, presuntamente con la complicidad de autoridades carcelarias.

Sobre “La Jesy”, las PPL afectadas explicaron que llegó a la cárcel de Santiaguito, vía traslado, “pero estuvo antes en otros centros penitenciarios, de donde fue removida porque es completamente conflictiva, agresiva y tiende a robar, extorsionar y golpear”.

“Estos actos se han hecho del conocimiento de la Subdirectora y encargada del Sector Femenil, Licenciada María Miriam Ortega Garduño, y ésta solamente argumenta que no puede realizar ninguna acción, cambio o castigo, porque el Director General de Prevención y Reinserción Social del Estado de México así se lo ha ordenado”, dijeron.

Acusaron que “La Jesy” “es recomendada del Subsecretario de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, de nombre maestro Sergio Hernández Chávez García”, quien presuntamente la provee de protección en sus acciones ilícitas.

“La Jesy pone en grave peligro la estabilidad del Dormitorio 11, ya que independientemente de las actividades   que ésta realiza, es consumidora de enervantes que se venden libremente en este sector (femenil), de lo cual es también conocedora la licenciada María Miriam Ortega Garduño”, advirtieron.

Detrás de los muros del penal Santiaguito, Almoloya de Juárez, cien internas enfrentan una presunta banda de extorsionadoras.

“Cuando La Jesy se encuentra con influjos de droga, se dedica a pelearse con las internas de aquí, utilizando para ello puntas de metal o madera, y vidrios, lo que también se ha hecho del conocimiento de la licenciada María Miriam Ortega Garduño”.

Por último, las internas del penal estatal de Almoloya de Juárez responsabilizaron a las autoridades carcelarias de su integridad física, y advirtieron que cualquier represalia física o en sus derechos carcelarios será responsabilidad de la Subdirectora María Miriam Ortega Garduño, quien a pesar de las insistentes denuncias, ha hecho caso omiso de esta situación.

“Pensamos que la Subdirectora, María Miriam Ortega Garduño, quizá también reciba algún beneficio de las prácticas de extorsión de La Jesy, porque se niega a separarla de la población y mucho menos a castigarla. Lo que aquí ocurra en las próximas horas, será únicamente responsabilidad de Ortega Garduño; si alguna de nosotras resulta lastimada, herida o muerta, ella tendrá que responder”, concluyeron.

Pese a denuncia por escrito firmada por 100 internas, la Subdirectora del penal recomendó: “madrearla, para que se calme”.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).