DETIENE SAMSUNG PRODUCCIÓN Y VENTA DEL NOTE 7

galaxy-note-7-16-1-1440x960Este martes 11 de octubre Samsung decidió detener las ventas y la producción del Galaxy Note 7, con la esperanza de limitar las consecuencias del fiasco de su teléfono explosivo.

Esto ocurrió unas horas después de pedir a sus clientes que dejen de usar todas las versiones de este smartphone. Sus acciones cayeron 8% en Seúl, lo que redujo el valor de mercado de la empresa en alrededor de 17,000 millones de dólares.

Se suponía que este teléfono de gama alta le daría batalla al iPhone 7 de Apple.

Los analistas dicen que la tecnológica perderá mucho dinero al cancelar el Note 7: provocará que se dejen de vender alrededor de 9,500 millones de dólares y se pierdan 5,000 millones de dólares en ganancias, según algunos estimados. Sin embargo, era más arriesgado prolongar la agonía.

«Es una medida dolorosa, pero tal vez no totalmente mala porque ayuda a aislar y contener la mala percepción de ese producto en específico, en vez de difundir el temor de que los teléfonos de Samsung podrían explotar», dijo Brian Ma, vicepresidente de investigación sobre dispositivos de IDC.

La credibilidad del principal fabricante de smartphones del mundo estuvo en riesgo luego de una serie de errores.
Samsung se vio obligada a retirar aproximadamente 2.5 millones de Notes 7  a principios de septiembre (apenas dos semanas después del lanzamiento del teléfono) porque unas baterías defectuosas provocaron que algunos dispositivos se incendiaran. Luego empezó a reemplazar teléfonos, pero algunos clientes informaron que esos dispositivos también se estaban incendiando.

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.