EL BANCO DE MÉXICO BUSCA LA ESTRUCTURACIÓN PARA 2017

 

Banco_de_México_&_INBA

El Banco de México bajó este miércoles su pronóstico de crecimiento para este año a un rango de 1.7 – 2.5 por ciento, desde un 2 – 3 por ciento.

Es la cuarta reducción que hace el Banco desde que el 19 de noviembre de 2014 realizara su primera estimación en un rango de 3-2 – 4.2 por ciento.
La semana pasada, la Secretaría de Hacienda redujo su estimado a un rango de 2.0 – 2.6 por ciento, desde 2.2 – 3.2 por ciento.

Para 2017, el Banco Central también redujo su pronóstico a un rango de 2 – 3 por ciento, desde uno previo de 2.3 – 3.3 por ciento.

Entre los riesgos para la economía se observa un menor crecimiento global y en Estados Unidos, así como menores precios del petróleo e incluso una reducción en la plataforma petrolera.

Y además está el riesgo de que se tenga menor inversión extranjera derivado del panorama económico y político de Estados Unidos.

Entre los factores positivos destacan avances en los resultados de las reformas estructurales, y el consumo.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ya tiene un «limitado margen de maniobra para actuar desde recortes al gasto para evitar un detector de la deuda» señaló el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens en conferencia de prensa.

Sobre la visita de Donald Trump, Agustín Carstens consideró que es una buena oportunidad para hablar sobre reducir las prácticas anti proteccionismo, y así impulsar la economía de ambas naciones.

Adicionalmente, el representante del Banco central, consideró que la latente y adelantada apertura del mercado de gasolinas no llevará a una tendencia creciente de inflación.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.