EL DESVARIÓ Y LA LOCURA DE TRUMP

donald-trump-5

La declaración de Donald Trump en el último debate entre los candidatos presidenciales de que podría no reconocer los resultados de los comicios del 8 de noviembre retumbó por ese país durante las últimas 24 horas como algo sin precedente en más de dos siglos de procesos electorales y solo empeoró hoy cuando agregó que sólo aceptará el veredicto de las urnas “si gano”.

Inmediatamente después de su respuesta en el debate de que esperará reconocer la legitimidad del proceso electoral hasta ver los resultados y que “los dejaré en suspenso”, hoy reafirmó, ante un mitin de campaña en Ohio, que “aceptaré totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial -si gano”.

Agregó, en un discurso de campaña para Clinton en Florida, que “esto es peligroso, porque cuando intentas sembrar las semillas de duda en las mentes de la gente sobre la legitimidad de nuestras elecciones, eso mina nuestra democracia”.

Trump procede insistiendo en que él nunca pierde, y que si sucede es por juegos sucios. En un tuit enviado a las 3 de las mañana, Trump afirmó que ganó el debate de anoche y hoy ante el mitin en Ohio declaró, “ya en serio, el debate de anoche fue asombroso, todos dijeron que gané”. El consenso entre los comentaristas, analistas de los principales medios y, en privado, entre muchos estrategas y analistas republicanos, es que fue todo lo contrario.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.