EL PAÍS HOY

Ernesto Soto Paez

Fallas en el Metro, el pan de cada día

El tema del Metro de la Ciudad de México está candente, pues ya está al tope; hay ocasiones en que los usuarios están a punto de accidentarse y en otras en que las fallas en los carros duran unos minutos y otras más de una hora. Estas fallas se presentan porque, como ya se dijo, el STC está súper saturado y en algunas líneas es necesario cambiar las instalaciones, los carros y hasta remodelar los accesos.

En un año ocurrieron 37 incidentes mayores a los que suceden cotidianamente, con retrasos cercanos hasta de dos horas y fallas en el sistema que han obligado al desalojo de los pasajeros.

La falla más grave ocurrió el jueves pasado, cuando un corto circuito obligó a mil 200 pasajeros a evacuar los trenes fuera del protocolo de seguridad, pues hasta las comunicaciones fallaron. Es decir, los usuarios debieron salir por su cuenta, sin guías y en la penumbra, pues fue un evento muy grave y peligroso.

Desafortunadamente, estos incidentes se darán más seguido porque el SCT ya no da para más. Se requiere una fuerte inversión para remodelar todo el sistema, incluidos los trenes y sus partes. Tan sólo en un año ocurrieron 37 incidentes muy graves de los que suceden cotidianamente; hubo tres percances graves, incluidos el peor hasta el momento, en la Línea 1 del Metro con dirección Pantitlán-Observatorio.

Por el volumen de pasajeros que transportan día a día, el Metro debe ser ya prioridad, pues hasta el momento hubo un incendio y dos cortos circuitos, que provocaron la presencia de humo en los túneles lo que llevó al desalojo de los usuarios de la segunda línea más transitada del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Durante los incidentes del 26 de octubre de 2016 y el 29 de junio de 2017 las autoridades desalojaron a los pasajeros de los andenes y detuvieron la marcha de los trenes, sin que hubiera heridos. La quemadura de un banco de resistencia en el tren y un corto circuito por un objeto de metal en las vías fueron los motivos.

Lo que nos motiva a considerar que debe haber un programa de trabajos urgentes, pues de lo contrario, podría venir algo peor, pues en el tercer incidente, ocurrido el 27 de julio de 2017, al menos 10 pasajeros fueron llevados al hospital por intoxicación. En esta ocasión el humo de una falla eléctrica se coló dentro de los vagones mientras que el tren estaba en el túnel de traslado, entre las estaciones Juanacatlán y Chapultepec.

El Metro de la Ciudad de México es hoy el segundo más saturado a nivel internacional. Pero, como ya se dijo, las autoridades deben tomar el toro por los cuernos y aplicar un sistemático servicio preventivo. ¿Es caro? Si lo es, pero el SCT requiere cirugías en todo su sistema. Dada su importancia no se puede seguir con estas fallas y mucho menos seguir escuchando justificaciones apresuradas de los funcionarios.

Antes de que pase algo peor, hay que atender al SCT que sufre, a veces, espasmos. Está enfermo, pero vale la pena atenderlo, pues si ahora está que arde, no vaya a ser que se consuma

E-mail: sottopaeze@gmail.com

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.