EL PAÍS HOY

Ernesto Soto Paez

Ahora en el Edoméx se despenaliza la venta de alcohol a menores

Como si busca la mejoría y protección de los jóvenes menores de edad, la LIX legislatura del Estado de México aprobó la despenalización de la venta de alcohol a menores de edad reduciéndola a solamente faltas administrativas, pero muy al contrario pone en peligro su salud de aquellos chicos que están saliendo de la pubertad.

De acuerdo a dicha legislatura, ahora las sanciones seguirán aplicándose, aunque ya no como sanción penal, sino como falta administrativa.

En un comunicado de prensa se informó que esto “No significa que se deje sin castigo la venta de alcohol a menores de edad, para nada, se sigue protegiendo su identidad (Sic), sólo que ahora, la venta de alcohol a menores de edad se sanciona como una falta administrativa”.

Extrañamente, se justifica la despenalización de las bebidas espirituosas pues sólo así “…se erradican los actos de corrupción o intentos de extorsión que aquejaban a los empresarios del sector por algunas autoridades abusivas”, según la consejera Luz María Zarza Delgado, citada en el documento.

La iniciativa, presentada en la actual administración, presidida por el Gobernador Eruviel Ávila Villegas, supuestamente como una demanda de los empresarios de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), permite de forma soterrada que la chaviza pueda embriagarse y en caso de ser detenidos pagar una multa y proseguir consumiendo alcohol.

Como justificación, la Cámara denunció que las autoridades les exigían cuotas o los amenazaban con procesarlos penalmente, argumentando la presencia de menores en sus establecimientos, lo que se tiene que leer ahora como: los menores de edad pueden estar libremente en antros y bares, siempre y cuando no tomen bebidas alcohólicas. ¿Alguien cree que será así, que la presencia de jóvenes será nada más para cenar o bailar en los antros?

Uno de los graves problemas de la sociedad actual es el alcoholismo, y sin exageraciones se puede asegurar que las bebidas embriagantes tienen mucho de culpa en la comisión de delitos graves. El alcohol exacerba los sentidos y en muchos casos da valor para cometer asaltos o hecho de sangre.

El caso es que la despenalización no sólo permite que la adolescencia beber en los antros, también abre la puerta para que beban en las calles o en otros sitios públicos. De hecho así pasa cotidianamente, pero con la agravante de que ahora el negocio de las empresas vitivinícolas se volverá más lucrativo, se ira al cielo.

En contra parte, el Edomex negó que con la despenalización pueda incrementarse el ingreso sin control de menores de edad a centros nocturnos. ¿De veras creen sus funcionarios que nos la creemos?

E-mail: sottopaeze@gmail.com

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.