El país hoy

POR: Ernesto Soto Paez

La burocracia, un área que tuvo un crecimiento elevado en una década, que hoy ya pesa

Las noticias sobre el crecimiento de la burocracia en México son recurrentes, y generalmente se cita esta área de trabajo como una gran devoradora de recursos que se requieren en otros rubros de la economía nacional. La burocracia creció un 30 por ciento durante la última década y se repartido en 319 instituciones federales.

Por su lado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y un reporte de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), del 2006 a 2016, el personal que labora en el gobierno federal se incrementó un 30.6 por ciento. Esto en números redondos pasó de un millón 200 mil a un millón 567 mil 381 trabajadores.

Los reportes, sin embargo, no especifican hasta qué punto pagar los salarios de los excesivos burócratas causa un daño al erario nacional y desbalancea otras áreas prioritarias como la de la educación, la de los programas de apoyos sociales y otras como la de la seguridad en cuanto al incremento de los salarios policiales.

En estos tiempos, cuando el próximo presidente amenaza acabar con los empleos de privilegios, con finalizar con los llamados trabajadores aviadores y con los funcionarios que cobran sueldos estratosféricos, más altos que los que devenga el mismo Primer Mandatario, habrá que analizar fríamente la permanencia o no de la burocracia en esas

319 instituciones federales.

De acuerdo a lo que ha considerado Andrés Manuel López Obrador, muchos empleos burocráticos de confianza van a desaparecer, las instituciones tendrán que despedir a muchos empleados bajo la idea de la necesidad de ellos o no en el gobierno federal. Según José Elías Romero Apis, exsubprocurador general de la República, partir del gobierno de Vicente Fox, ese gobierno esbelto (que fue), pero fuerte, empezó a convertirse en un gobierno gordo, bofo, débil y de menor agilidad.

En los últimos años –¿era necesario?– las administraciones han hecho cambios como quitar la función de pesca a la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, antes Semarnap, para convertirla en Semarnat y delegar esa labor a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, hoy Sagarpa. Otros organismos modificaron su estructura como el Instituto Nacional Electoral (INE), antes IFE.

Esto no necesariamente fue porque se requiriera, obedeció a otras políticas gubernamentales, pero ya fue y engroso las filas de la burocracia, la cual hoy está en el centro del mismo huracán y no se le presagia nada bueno, al contrario, si en el país hay un mundo de desempleados, desafortunadamente si un gran número de burócratas son cesados, la cosa se pondrá peor.

Los burócratas, desafortunadamente, tendrán que vérselas muy duras para sostener sus familias,para conseguir un empleo en la posible crisis que se avecina. De ese millón de personas que trabajan en 319 instituciones de la administración federal desde el cierre de 2016, según el Inegi, muchos podrán quedarse sin su trabajo, desafortunadamente.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.