El pozo sin fondo

OBSERVANDO

Patricia Alvarado

En los últimos días se han descubierto 119 bolsas con restos humanos, de los cuales según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se presume una contabilidad de recuperación de 44 cuerpos, el Sistema de Información Sobre Víctimas de Desaparición de Jalisco (Sisovid) de diciembre de 2018 a 31 de julio del presente año, hay siete mil 718 personas pendientes de localizar; cinco mil 884 no localizadas y mil 834 desaparecidas.

De acuerdo a la ley, persona desaparecida es aquella cuyo paradero se desconoce y se presuma, a partir de cualquier indicio, que su ausencia se relaciona con la comisión de un delito, de igual manera se hace la descripción de que persona no localizada es la que su ubicación es desconocida y que de acuerdo con la información que se reporta a la autoridad, su ausencia no se relaciona con la probable comisión de un delito.

Es menester señalar; que ambas desapariciones forzadas o involuntarias coexisten ya que reúnen tres elementos según el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que a la letra describe la desaparición forzada como: la privación de libertad contra la voluntad de la persona interesada, la participación de agentes gubernamentales; al menos indirectamente por aquiescencia; y la negativa a revelar la suerte o el paradero de la persona interesada.

Toda desaparición forzada es un ultraje a la dignidad humana, y la desaparición forzada sustrae a la víctima de la protección de la ley y le causa graves sufrimientos, lo mismo que a su familia como lo avala en sus artículos primero y segundo de la declaración sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas en su resolución 47/133 de 18 de diciembre de 1992. La obligación del estado es garantizar la seguridad de las personas es por ello que resulta doloroso que cada vez vemos más personas desaparecidas muchas de las veces sin asombro ciudadano, normalizando y naturalizando tal delito de pocas  consecuencias no obstante su extrema gravedad.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.