Esperan empresarios mucho del T-MEC

  • Resulta arriesgado pensar que por sí solo el T-MEC traerá consigo crecimiento, aclaran

Grupo Puntual / Carlos Moreno Carreto

TOLUCA, México, 3 de Julio de 2020.- Ante la contingencia por Covid-19 que propició el confinamiento y la detención de las actividades económicas de todo el país, los sectores productivos esperan mucho de la entrada en vigor del Tratado México – Estados Unidos – Canadá (T-MEC); no obstante, las consecuencias de la pandemia comprometen los alcances de dicho tratado comercial, manifestaron especialistas del Consejo internacional de Empresarios (COINE).

Coincidieron en que la entrada en vigor del T-MEC este 1º de julio representa un bálsamo de esperanza y certidumbre para muchas empresas; sin embargo, especificaron que aún hay mucho trabajo por hacer, ya que sí bien se privilegian varios aspectos, deberá existir un acoplamiento con las nuevas dinámicas del comercio internacional que dejó la pandemia, tal como la ruptura de cadenas de valor, la disminución del ingreso, y un posible endeudamiento de los empresarios.

Tanto México como Estados Unidos son países donde el Covid-19 ha causado afectaciones significativas, por lo que los especialistas señalan que tendrá que existir un entendimiento casi perfecto para encontrar un punto de balance entre las medidas sanitarias requeridas y las nuevas disposiciones estipuladas en el texto del tratado.

Refirieron también que es un hecho que la situación comercial mundial tendrá un nuevo panorama, respecto al paso de la pandemia, acoplándose a lo proyectado por la Organización Mundial de Comercio (OMC) con relación a dos perspectivas de escenarios:

Optimista: El comercio internacional apuntaría a una caída del 13% durante 2020  y recuperación del 21% en 2021. El PIB mundial que en 2019 tuvo una contracción de 0.1, para 2020 podría contraerse 2.5% y crecer 7.4% en 2021.

Pesimista. El volumen del comercio mundial de bienes podría llegar a tener una caída del 32% este año con posibilidades de un aumento del 24% al cierre del mismo; en tanto, el PIB mundial podría reducirse 8.8% para 2020 y crecer en 5.9% para 2021.

Otro aspecto que consideraron relevante son los Protocolos de Sanitización, pues el costo de éstos es considerablemente elevado y en el caso de algunas industrias como la manufacturera o automotriz no han generado grandes utilidades derivado del paro parcial de sus plantas, lo que las deja en un estado inestable.

En tanto, afirmaron que las reglas de origen automotrices, con un Valor de Contenido Laboral (VCL), y el mecanismo de respuesta rápida, no se encuentran en ningún tratado comercial del mundo, por lo que las partes involucradas centrarán su interés en el desarrollo de dichas regulaciones conforme trascurran los primeros meses de vigencia del T-MEC, lo que provocaría:

Para los autos, se incrementa el Valor de Contenido Regional (VCR) de 62.5% a 75%, con una nueva metodología; también establece un VCL de 40%. Esto es, el 40% del valor del vehículo deberá producirse utilizando salarios, al menos de 16 dólares estadounidenses por hora.

Un panel expedito para ciertas violaciones en materia laboral, cuando involucren incumplimientos al tratado referentes a la aprobación de un líder sindical y a la constitución de un contrato colectivo.

“Resulta arriesgado pensar que por sí solo el T-MEC traerá consigo crecimiento, desarrollo e inversiones al país. Las empresas en conjunto con nuestras autoridades deben definir los nuevos esquemas operativos que permitan sacarle el mayor provecho al tratado, principalmente las Pymes, ya que en esta ocasión se les ha incluido para impulsarlas e integrarlas a las cadenas de valor regionales”, compartieron los especialistas del COINE.

Puntualizaron que el momento que viven las empresas es complejo, lleno de retos pero sobre todo de oportunidades, donde la consolidación de nuevos esquemas en conjunto con la reestructuración de equipos de trabajo, visión de los líderes e integración de emprendedores permitirá contar con estructuras empresariales, industriales y corporativas sólidas que abonen a la economía nacional y se beneficien de un tratado tan importante como lo es el T-MEC.

Para finalizar, desde el COINE se hace un llamado para empresarios, inversionistas y emprendedores que busquen sumar a las cadenas de valor post Covid-19, para que se acerquen al organismo, ya sea para la integración de proyectos, acercamiento de inversiones, alianzas estratégicas, acompañamiento empresarial, vinculación u otros sistemas que coadyuven al entorno empresarial.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.