FUEGO POLÍTICO

Enrique González Guerrero

• Ley 207 tapadera de legisladores

• Diputada de la comisión del pato

• Chilapa en el desierto

Según el segundo informe legislativo 2017 del instituto mexicano para la competitividad (IMCO), mil 124 diputados locales y la asamblea legislativa de la ciudad de México ejercen de presupuesto 13 mil 551 millones de pesos al año, en promedio gasta cada representante popular 12 millones 54 mil 49 pesos; de los cuales 563 mil 615 cobran en salarios, 221 mil 027 gastos generales, 140 mil reciben para ayuda social 90 mil para otros gastos, este presupuesto equivales a los recursos que reciben 739 municipios del país que representa el 30 % del total que se destina a los 2 mil 462 municipios y delegaciones del territorio mexicano; salarios y prestaciones que han negado una y otra vez que se les ha preguntado por el pago de sus honorarios, estos responden que ganan 75 mil pesos mensuales y para no dar informes los diputados locales de guerrero se ampararon en contra lo que establece la ley 207 del instituto de transparencia acceso a la información y protección de datos personales del estado de guerrero, pasándose por el arco del triunfo esta obligación que ellos mismos aprobaron para 219 sujetos de entidades autónomas, ayuntamientos y el propio gobierno del estado.

este informe señala además que es urgente que los congresos de los estados y la asamblea legislativa mejoren su desempeño en los trabajos que demandan los gobiernos y la ciudadanía, se entiende que su rendimiento es reprobable y opaco, no vamos ir lejos y las palabras de Alejandro Barranca conocido líder priista y seccional de ese partido político tenga razón al mencionar a Flavia García García diputada de la comisión del “PATO” esa decir de nada, al señalar que en Chilapa se quedó sin diputada sin presencia de gestión esa diputación quedo acéfala ya que la citada legisladora no es priista es de las filas del PT entonces no quiere a los priistas porque desconoce a la militancia como los documentos básicos de un partido y lo más lamentable que quiera seguir sirviéndose de nuestro partido recrimina el líder priista, dado que tiene todos los recursos económicos para propiciar las condiciones de organización para la atención a todos los problemas que deben de dar respuestas obligatoriamente y en Chilapa eso no existe, lo cierto que lejos de generar las condiciones para que las cosas cambien su aptitud es de sumisión a los clanes de poder en sus propios partidos (PT y PRI) de negociación dentro la estructura de gobierno, ahí está el caso del congreso de San Luis Potosí donde fueron balconeados varios diputados de diferentes partidos políticos haciendo negocios en la auditoria general de ese estado y que tuvieron que pedir licencia a su cargo para que se deslinden responsabilidades; en guerrero el síndico procurador y un regidor del municipio de apango están cuestionando al partido movimiento ciudadano, instituto que se le acusa de haber cabildeado a favor de la presidenta Felicitas Muñiz por conducto del secretario de la contraloría y transparencia gubernamental Mario Ramos del Carmen para que se acreditaran

obras fantasmas en la auditoria del estado pero como los dos pertenecen a la misma tribu del Movimiento Ciudadano todo queda en escándalo de papel.

Otro tema que cuestiona el instituto es el sistema de rendición de cuentas y recomienda que se les debe de dotar de autonomía a todos los órganos de fiscalización, los cuales hasta hora dependen de los congresos de los estados, desde donde se controlan todas las cuentas de los ayuntamientos, gobierno del estado y entidades autónomas que son las instituciones educativas, instituto de participación ciudadana, tribunal electoral etc., la rendición de cuentas es el asunto central que se necesita ponerle atención, el cual esta atorado en la forma y con ello las autoridades en la guerra que libran en contra la corrupción e impunidad le quieren dar atole con el dedo a la ciudadanía, que los corruptos se van a ir a la cárcel y que en los actuales gobiernos no hay ratas de dos patas, para corroborar este tema solo basta analizar los resultados que acaba de dar el auditor del estado de guerrero, quien por cierto cree que ya encontró el hilo negro que estaba perdido al señalar que su dependencia que le dio el congreso recepciono el 86 % de las cuentas de todos los sujetos obligados a cumplir el mandato de la ley de fiscalización y con ello siente que la corrupción ya se terminó, y a los morosos los demando a la fiscalía por incumplimiento por no haber pagado su multa.

El escandalo entre honorarios y el combate a la corrupción e impunidad que cada día es sujeta la estructura del poder, deja claro que este asunto que tanto indigna al pueblo mexicano, no es de discurso mucho menos de estado de ánimo de los gobiernos en turno, es un problema que primero la partidocracia debe reconocer como suyo y que está socavando la supuesta democracia que le dan vida los institutos políticos, por lo que urgen nuevas reglas de juego que hagan posible que el equilibrio de la gobernabilidad no este anclada en la protección que desde los congresos estatales se da a los miembros de los partidos que por la vía de mandato popular ocupan cargos y que bajo este manto se cubran para hacer mal uso de los recursos y que abusen del poder que les otorga la ley; urge que los diputados devenguen sus salarios y se quiten el ropaje que los caracteriza y ataquen el fondo de todas las cuentas que obran en su poder para su calificación y se finquen responsabilidades ante las autoridades competentes, pues no basta atacar la forma sino el fondo, la forma es importante no se niega por ser el inicio del proceso, pero es el fondo el que está socavando a la administración pública y a nuestra insipiente democracia.

Se requiere valoración seria, valor y fuerza de mando para enfrentar este cáncer que lastima al pueblo mexicano, dado que ningún exgobernador de los que ya descansan en prisión y los que aún están prófugos de la justicia no se haya coludido con los diputados en los congresos, que por mandato de ley son las cámaras de diputados las que tienen el control de la aprobación del presupuesto y control de los gastos de este y de toda la estructura de gobierno, esta problemática exige la autonomía de los poderes y que cada quien cumpla con su responsabilidad, no es un asunto y exigencia al ejecutivo ni voluntad de amarrarle sus manos a sus funcionarios es una responsabilidad de los congresos quienes deben de asumir su responsabilidad que hasta hoy solo reciben cuantiosos honorarios de más de un millón de pesos mensual que los enriquecen es cierto, pero que son una vergüenza para sus representados y en

especial para sus familias; la caja de pandora ya se abrió cual congreso sigue, pues son pocos los presidentes municipales y funcionarios que descansan en prisión por uso indebido del erario público, guerrero está en el ojo del huracán con su diputado tequilero que se pasea impunemente y varios presidentes municipales ya con demanda penal en la fiscalía y una diputada que ha dejado en el desierto a priistas del municipio de Chilapa.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.