HAY QUE DECIRLO!

Mario Alberto Falcón Correa              

+ De la austeridad deseable a la inopia inadmisible.

Junto a la intención de combatir la corrupción, el Movimiento de Regeneración Nacional y su líder, Andrés Manuel López Obrador, enarbolaron la bandera de la austeridad gubernamental.

Nadie en su sano juicio podrá estar en contra de estas dos intenciones.

Pero la austeridad no es un tema nuevo. Don Adolfo Ruiz Cortines no lo anunció en su campaña, pero lo estableció en su desempeño sexenal, con buenos resultados que se reflejaron en la estabilidad económica.

Y como es común en la política mexicana, cuando se pone de moda algún pronunciamiento, la “carga de los búfalos” lo hace suyo y lo festina, aunque no entiendan el origen, el contenido y el alcance del anuncio.

Lo sorprendente es que el coordinador de la bancada morenista en la LX legislatura local, Maurilio Hernández González, amenazara públicamente a los tres niveles de gobierno con el recorte del 30 por ciento del presupuesto para el 2019.

LA NUEVA GEOGRAFIA EN LA CAMARA

La composición de la LX legislatura local estará dominada ampliamente por los diputados de Morena y sus aliados, el PT y el extinto PES. No necesitarán negociar la aprobación de leyes o reformas, mientras no sean Constitucionales.

Maurilio Hernández González es un veterano de la política y conocedor de los vericuetos de la vida pública.

Desde Tultitlán, ha operado como dirigente de Organizaciones Sindicales, primero dentro del PRI, después con el PRD y ahora con Morena, siempre muy cercano al cacique de Texcoco, Higinio Martínez.

En la LV Legislatura compartió ejercicio legislativo con Enrique Peña Nieto y cultivó amistad con quien más tarde sería Gobernador y luego Presidente de la República.

La mesura, el cálculo político y la negociación fueron características en Maurilio, por eso llama la atención la desmedida belicosidad asumida antes de tomar legal y formalmente posesión de sus cargos.

En el debate podrán las minibancadas del PRI, del PAN o del PRD dar la batalla retórica, pero siempre tendrá Maurilio y Morena el odiado recurso del mayoriteo.

Sin embargo, los eufóricos diputados de la alianza “Juntos hagamos historia” no deben sentirse dueños absolutos de la plaza.

El sistema jurídico contempla los recursos de impugnación o de juicio de inconstitucionalidad para contrarrestar golpes legaloides de las mayorías.

Y por último, tampoco tendrán acorralado al Gobernador Alfredo del Mazo, porque el Jefe del Ejecutivo tiene la facultad de vetar una ley o reformas que no sean jurídicamente aceptables o diferir su publicación, con lo cual no pueden entrar en vigencia.

MALA SEÑAL EL ARRANQUE BELICOSO

Las huestes morenistas, próximas a sentarse en el Pleno de la Legislatura local, fieles a su ADN, hicieron su aparición en un acto callejero, frente al edificio del Congreso, para amenazar con la “derogación” de la llamada “Ley ISSEMyM” y la revisión de la reestructuración de la deuda pública.

En un segundo acto, más formal y en el salón Benito Juárez del recinto legislativo, anunciaron el recorte del 30 por ciento al presupuesto de los tres niveles de gobierno.

La cancelación en la Cámara del programa PAC que permitía a los diputados apoyar con materiales las pequeñas obras en sus distritos, la reducción de sueldos y la desaparición de canonjías.

Justificó Maurilio en su mensaje estas medidas, como ciego acatamiento de la política del Presidente electo, así como el cumplimiento de los compromisos de campaña.

Nadie podrá estar en contra de suprimir gastos suntuarios en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero no se trata de aplicar la tijera al presupuesto.

El fondo y la forma de esta medida, debe ser la reasignación del gasto público- Suprimir lo innecesario y fortalecer los renglones necesarios.

Debe saber don Maurilio que el Presupuesto es el instrumento de reactivación económica por excelencia.

No bajarán las tasas impositivas ni se reducirán impuestos. La Ley de ingresos tendrá que mantenerse en la misma línea y será en materia de egresos donde se puedan hacer las adecuaciones necesarias y correctas.

Se equivocó don Maurilio al hacer su debut como Coordinador de bancada y futuro Presidente de la JUCOPO, profiriendo amenazas de usar la tijera en los recursos que se asignen a las diferentes instancias de gobierno en 2019

La reorientación y ajustes del gasto público deben obedecer a razones técnicas y jurídicamente correctas. No pueden ser ocurrencias ni caprichos de nadie.

Acuérdese don Maurilio que la formula no es gastar menos, sino gastar mejor; inversiones en lugar de dádivas. Esa es la base del desarrollo sustentable. Lo demás es demagogia.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.