HAY QUE DECIRLO! (43)

 

Por: Mario Alberto Falcón Correa                         

+ Riesgos del populismo y la venganza

 

A dos meses del bombazo electoral, empezó a diluirse la euforia del triunfo. Los morenistas –auténticos y simulados- comienzan a sentirse insatisfechos de haberse vengado del PRI, del PAN y del PRD.

No son pocos los formados en la larga fila de quienes esperan cobrar algún bono por su participación en el recién concluido proceso y muchos van a decepcionarse.

Varios de los diputados locales, federales y Alcaldes morenistas, se sacaron al tigre de la rifa. Apenas comienzan a tener idea de la bronca en la que se metieron.

Los votos de ayer se convierten en demandas de hoy y serán los reclamos de mañana, si no se satisfacen las expectativas, personales o colectivas.

La vara se colocó muy alta en seguridad, combate a la corrupción, empleo y educación y ahora habrá que cumplir.

La pejemanía del 2018 superó con mucho al “efecto Fox” del 2000 y esta segunda alternancia no garantiza los cambios prometidos. “La esperanza de México” podría quedar solamente en eso, en esperanza.

A la luz de la realidad y del análisis objetivo, la inexperiencia de la mayoría de los ahora diputados o alcaldes siembra dudas y alienta la incertidumbre.

LAS CARAS MAS CONOCIDAS

Sin duda los reflectores estarán sobre quienes tienen historial político aunque con partidos distintos a Morena.

En Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez no ocultó su satisfacción por haber cobrado venganza de la derrota de hace tres años, precisamente con Fernando Zamora, el actual alcalde y su adversario el primero de julio.

Con un discurso mitad panista y mitad morenista, Juan Rodolfo agradeció con una taquiza en la explanada del Teatro Morelos a sus seguidores.

Sonó falso su anuncio de que ”primero los pobres” en su gobierno así como su acto de fe lopezobradorista.

Gobernará sin el cobijo de Enrique Peña y de Luis Miranda con el que contó al enfrentarse a los comerciantes ambulantes de la Terminal y el Mercado Juárez. Sin el respaldo de la estructura de un partido como fue el del PAN, puesto que Morena carece de la conformación formal de partido político.

Las dos diputaciones por los distritos dos y 34 de Toluca, serán ocupadas por Juliana Felipa Arias Calderón de trayectoria desconocida y Mónica Angélica Alvarez Nemer, quien por lo menos, tiene cercanía con la política por sus lazos consanguíneos.

Los prófugos del PRD en donde ya no encontraron espacio, Valentín González Bautista y Gerardo Ulloa Pérez de Nezahualcóyotl; Bernardo Segura en Metepec; Mario Gabriel Gutiérrez Cureño por la zona oriente de Tlalnepantla y Luis Antonio Guadarrama Sánchez en Almoloya de Juárez, integran la base experimentada de Morena en la legislatura local.

Valentín González Bautista fue el creador del PRD en Nezahualcóyotl y el primer alcalde de ese signo. Logró agrupar a las 25 mil familias oaxaqueñas y chiapanecas asentadas en ese municipio.

Se rodeo de activistas como los hermanos Héctor y Victor Bautista Pérez que después crearían su tribu Alternativa Democrática Nacional; a Felipe Rodríguez, a los hermanos Ulloa Pérez. A todos los dio hueso y recursos para manejar programas. Fue el primero en crear una nómina especial para controlar a los Consejos de Participación Ciudadana. Con su administración el PRD vivió sus días de gloria y éxito.

Sin duda alguna, la experiencia y la fuerza de Valentín será importante para Morena en ese bastión donde el PRD aún es dominante, ahora con un buen gallo en Juan Zepeda quien irá al Senado.

DESAFIO A LOS MORENISTAS

El futuro a mediano y largo plazo para el Movimiento de Regeneración Nacional no está garantizado con nuevos éxitos en las urnas.

El primer reto lo tienen en el desempeño de Alcaldes y Legisladores frente a una sociedad demandante y una oposición que se reagrupará en la nueva geografía partidista y tratará de recuperar posiciones.

El priísmo mexiquense sufrió serios reveses en 2017 y el 2918. Las deslealtades internas, los malos gobiernos, los cacicazgos y la corrupción, lo llevaron a dolorosas derrotas como perder Atlacomulco, el santuario del priísmo local, que representaba lo que es La Meca para los musulmanes o Jerusalem para los judíos.

Desde el Senado, Higinio Martínez tratará de expandir el cacicazgo que construyó en Texcoco y puso al servicio del PRD primero y de Morena ahora, sin distanciarse mucho del poder tricolor.

Cuenta con aliados que fueron su hechura. La maestra Delfina Gómez que será su compañera en el Senado y Horacio Duarte que funge como líder del morenismo mexiquense, pero su tarea mediata no esta muy clara.

No todos los liderazgos, grandes o chicos, que emigraron del PAN, del PRI o del PRD a Morena fueron recompensados con cargos de representación popular y muchos de ellos serán empleados del nuevo gobierno federal, pero sin proyección.

Un Presidente de la República cuenta con más de cinco mil puestos de primero, segundo y tercer nivel; con tabuladores más que decentes, pero posiblemente no sean suficientes en la marabunta que concentró AMLO.

Andrés Manuel López Obrador estará preocupado y ocupado en cumplir sus promesas hasta donde sea posible. En México, la Presidencia es el mas alto cargo publico y después de seis años, queda el ostracismo porque un ex no es nada ni nadie en nuestro sistema.

Así que el Presidente morenista no podrá arrastrar a buen puerto a los legisladores, gobernadores y alcaldes que ganaron bajo su sombra.

El plazo es de tres años para consolidarse o morir.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.