Llama rector a no politizar la lucha feminista

  • Propone Agenda de Género de siete ejes y pide dejar las capuchas y ponerse a trabajar

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 17 de Marzo de 2020.- Ninguna fuerza política ajena empañará la urgencia de consolidar una Universidad segura y libre de violencia contra las mujeres, advirtió el rector Alfredo Barrera Baca, y anunció una agenda de género basada en siete ejes fundamentales: Erradicar la violencia de género; estimular el florecimiento de la mujer universitaria; naturalizar la cultura de equidad de género; reeducar en el trato justo y respetuoso; impulsar el comportamiento ético de la comunidad; cimentar una gestión cercana y profesional, y renovar el sistema de gobierno universitario.

En un video publicado en las cuentas universitarias en redes sociales, Barrera Baca llamó a dejar las capuchas y volver al trabajo académico, porque, enfatizó, “hoy la inaplazable prioridad son las mujeres, los derechos de las mujeres, las libertades de las mujeres y su seguridad”.

“La Universidad no simulará esta transformación, no la fingirá ni la pondrá por falsa bandera para venirse el favor o la simpatía de nadie; asumimos nuestros retos con entereza y sin dobles intenciones, sin protagonismos y con la plena convicción de que solo la confianza nos permitirá superar esta problemática”, indicó.

Convocó a todos los sectores de la comunidad universitaria a sumarse a las labores de este proceso colectivo, a participar en las mesas de trabajo organizadas de acuerdo con las demandas de los pliegos petitorios, los diagnósticos y los índices de denuncias relativas a violencia de género.

“Solo juntos resolveremos nuestras urgencias, la primera de ellas construir una agenda de género racional y democrática”, puntualizó.

Explicó que la agenda de género propuesta es una estructura orgánica que soporta todas y cada una de las demandas y muchas de las tareas ya en marcha, como la reapropiación de espacios de riesgo, la construcción del Ágora Universitaria en el Circuito de Ciudad Universitaria; la formación de profesores en perspectiva de género, usos apropiados del lenguaje y ética del servicio universitario, el programa de atención psicológica, las mejoras en infraestructura y en el modelo del personal de seguridad, la agilización y transparencia en el sistema de denuncias, y la oferta de semilleros académicos para talentos femeninos universitarios.

“Sin ideología de por medio, es tiempo de reconocer que todas y todos queremos lo mismo: erradicar la violencia contra las mujeres, reeducarnos en la paz y la convivencia solidaria, comunicativa y abierta, sin capuchas de por medio. No hacen falta”, aclaró.

Sobre la denuncia de alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quienes aseguraron haber descubierto un “centro de espionaje” en la institución, el rector Barrera Baca estableció que “antes que perseguir, la Universidad tiene la responsabilidad ética de velar por su derecho a la libre expresión y manifestación de ideas y desacuerdos”.

Construyamos juntos una Universidad con perspectiva de género, pidió, “no desde las manipulaciones ideológicas que hacen de las luchas legítimas un simulacro, sino desde las mesas de trabajo y estudio donde cada una y cada uno decida sentarse a dialogar, reflexionar y trabajar activamente”.

En la última parte del mensaje, el rector de la UAEM habló sobre la necesidad de renovar la gestión central y la organización escolar para volver a la Universidad más eficiente, comprometida y solidaria, y acotó que esto “es tan importante como el impulso que requiere la política y el gobierno de la Universidad para alcanzar un pleno sentido ético, una mayor representatividad y un mejor equilibrio en los intereses de nuestra academia”.

Advirtió que “la trascendencia de los cambios que implican estos propósitos en el bienestar e integridad de los universitarios y en el desarrollo y la cohesión institucional, exigen que sean abordados con la mayor serenidad, rigurosidad, transparencia y por supuesto con un amplio y ejemplar consenso democrático”.

“Esta gran reforma no da lugar al fingimiento, no permite plazos caprichosos, solo para el espectáculo mediático o la dilación que  atenta contra el interés común de retomar las clases y las actividades académicas que nos competen a todos. No podemos permitir la politización de la lucha feminista que es radicalmente social”, concluyó.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.