Ordenador Político

Por: Luis Alberto Rodríguez

 

  • Morenistas se pronuncian contra Texcoco
  • En foro legislativo organizado exprofeso
  • Donde se exaltaron las negatividades del proyecto
  • Entre Aguilar y Sevilla la dirigencia del PRI estatal
  • Luis Alberto Rodríguez

 

Resulta explicable que los diputados del partido MORENA, tanto estatales como federales, se empeñen ahora en difundir los aspectos negativos del todavía en construcción Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en terrenos del ex vaso del Lago de Texcoco, aduciendo principalmente efectos ambientales severos u otros inconvenientes y a escasos días de que se realice la pretendida consulta nacional en la que claramente se induce a quienes participen, que en ningún caso excederán del uno por ciento del padrón electoral, a optar por el aeropuerto de Santa Lucía en Hidalgo y frenar la obra en marcha, como se percibe ya tiene decidido el Presidente electo ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR, para ser congruente con una de las principales amenazas de campaña.

Reforzados por la organización “YO PREFIERO EL LAGO”, las diputadas morenistas de la LX Legislatura del Estado de México, BEATRIZ GARCÍA, ELIZABETH MILLÁN, ALICIA MERCADO y ELBA ALDANA encabezaron un foro con esa temática en las instalaciones de ese poder legislativo para magnificar los inconvenientes de la construcción de NAICM en Texcoco. Muy explicable.

Entre los argumentos en contra del Aeropuerto en Texcoco, como los expresados por los ingenieros JUAN JOSÉ REYES RODRÍGUEZ y JUAN ANTONIO RAMÍREZ FLORES, dimensionaron la inquietud que ciertamente entre gran parte de los habitantes de esa región se multiplica ante la construcción allí del NAICM y sus implicaciones en el corto y largo plazos.

Ciertamente son fundadas esas preocupaciones, pero me parece que gran parte de los aspectos negativos que se mencionan obedecen no tan sólo a la construcción del Aeropuerto, sino a la irrefrenable expansión de la mancha urbana en esa región, hacia la cual crece en su conjunto la mayor megalópolis de Latinoamérica y que continuará su crecimiento, con o sin aeropuerto e inclusive de optarse por el de Santa Lucía, ese crecimiento se hará más pronunciado, mientras los terrenos del ex vaso del lago continuarán no solamente desaprovechados, sino generadores -en términos ecológicos- de las enormes tolvaneras que año con año atosigan no sólo a la región, sino llegan a la misma capital del país.

Difícil para cualquier ciudadano que carece de la información técnica requerida para que el gobierno federal haya decidido su construcción allí, pero vale recordar que esa decisión ya había sido tomada des inicios de ese siglo por el ex presidente panista VICENTE FOX QUEZADA y sus estudios no datan solamente del actual gobierno encabezado por ENRIQUE PEÑA NIETO, sino de varios años antes, ante las evidencias de saturación e ineficiencia del actual aeropuerto en la capital del país.

Desde luego, los argumentos de los morenistas se centran más bien en descalificar la decisión tomada por la actual administración federal del mexiquense ENRIQUE PEÑA NIETO y la anulación del proyecto en marcha evidentemente tiene esa carga política, más que la ponderación de los aspectos eminentemente técnicos.

El énfasis que el ponente ingeniero JUAN ANTONIO RAMÍREZ FLORES imprimió durante el foro en el recinto legislativo estatal al enumerar a los principales contratistas del actual proyecto fue elocuente: BERNARDO QUINTANA, de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), obtuvo nueve contratos en el NAICM por casi 25 mil millones de pesos; Grupo CARSO de las empresas de CARLOS SLIM HELÚ obtuvo contratos por más de 21 mil millones de pesos; Grupo HERMES de CARLOS HANK RHON, por casi 19 mil millones de pesos; PRODEMEX, de ALEJANDRO VÁZQUE RAÑA, por más de 10 mil millones de pesos y GIA, de HIPÓLITO GERARD RIVERA por más de 10 mil millones de pesos; personeros todos a quienes se les atribuye cercanía con el actual presidente de la República. Contundente.

Mencionó que de los 536 contratos que implica la obra en Texcoco, de un costo inicial por 155 mil 732 millones de pesos, el 70 por ciento fueron adjudicados directamente, sin concurso de otras empresas, además de que a la actualidad el costo de la obra se ha elevado hasta en 69 por ciento.

Más contundente aún, si se vislumbra que las principales objeciones contra el aeropuerto en Texcoco no son tanto eminentemente técnicas o aeroespaciales – como las aducidas desde hace más de 20 años por MITRE-, sino más bien de orden económico.

Tal parece que la revisión de contratos que ha anunciado el presidente electo en torno a la construcción de NAICM será el punto nodal en torno al embrollo de la decisión de su detención en Texcoco o su final construcción, parcial, en Santa Lucía -ya les dijo que allá continuarían algunos contratistas-, lo que a la polémica le imprime un sesgo más bien económico y desde luego político, a su decisión, de la cual la consulta, sea cual fuera su resultado, será vinculante, ante una decisión que se percibe ya tomada. Ese no es el sentido de la llamada democracia participativa. Opino.

 

ENTRETELONES

 

Como ya habíamos adelantado, este martes el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional   elegirá a su dirigente interino, para terminar el periodo que dejará inconcluso el actual coordinador de los diputados federales mexiquenses, ERNESTO NEMER ALVAREZ. Los momios priistas se perfilan solamente por las dos figuras de RICARDO AGUILAR CASTILLO y el actual secretario de Desarrollo Social del gobierno de ALFREDO DEL MAZO, el ex alcalde de Lerma, ERICK SEVILLA, para dirigir al tricolor mexiquense por más de un año que será crucial para ese partido. Atención.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.