POBLADORES PROHÍBEN COLONIALISMO AMBIENTAL EN LA SELVA LACANDONA

p1040224

Pobladores de 16 comunidades asentadas en la Selva Lacandona que participaron en el Primer foro regional sobre la defensa de la tierra, vida y territorio, manifestaron su oposición a que en sus territorios sea desplegada la Gendarmería Ambiental.

El catequista Alejandro Martínez Hernández, dijo a su vez que “los programas y proyectos de gobierno ha sembrado la división porque sólo favorecen a quienes siguen sus intereses”.

Explicó que el objetivo principal del foro que se realizó la semana pasada fue “fortalecer la unidad que en la selva han tenido los pueblos indígenas desde la década de 1970, para que no sea fácil que ganen los gobiernos y las empresas que quieren nuestro territorio”.

Por eso, remarcó, “no estamos de acuerdo en que entren estos grupos de policías que supuestamente quieren cuidar nuestras tierras. A nosotros nadie nos ha consultado las políticas que el gobierno quiere hacer en nuestro territorio. Como indígenas sabemos que la contaminación surge de las ciudades. Sin irnos tan lejos, en Ocosingo se da uno cuenta de que hay contaminación. Los que verdaderamente están contaminando el planeta son de las grandes ciudades y sus vehículos, sus sustancias tóxicas, aserraderos que la misma Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que autoriza para que extraigan los recursos”.

Afirmó que en 1981 “hicimos una movilización grande en la capital de Chiapas. Llegamos a Palacio de gobierno habitantes de cinco cañadas de la selva y después de eso nos entregaron las resoluciones presidenciales para garantizar el derecho a la tierra a favor de los 26 poblados afectados. En 1994 se dio a conocer la existencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y en 1999 aquí en Amador Hernández hicimos una gran movilización política porque entró el ejército a esta zona. Hubo un plantón de noche y día y por la vía jurídica logramos que se reconociera que el terreno era de nosotros y nos lo regresan. Abandonó este lugar el ejército”.

Ahora, abundó, “tenemos información de que podrían explotar los pozos petroleros o los minerales que hay en la zona, pero la gente trabaja para que esto no pase; hemos trabajado en el reconocimiento de nuestras tradiciones para que nosotros mismos nos reconozcamos quiénes somos y dónde estamos. Esa es la palabra que se ha valorado y sentido fuerte en nuestras comunidades”.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.