PRIMERA PRUEBA DEL UBER AUTÓNOMO

uber-apuesta-por-los-coches-autonomos

Uber realizó la prueba de su coche autónomo, debía de  girar a la izquierda en una vía de cuatro sendas, pero el conductor de otro vehículo que venía en sentido opuesto pareció no estar de acuerdo.

Se metió en la intersección, cortando el paso al coche de Uber y obligando a la persona que estaba sentada al volante, aunque sin conducir, intentara tomar el control y apretar el botón de pánico.

Pero todo fue innecesario. La computadora del vehículo de Uber detectó el inminente choque, activó los frenos y luego que pasara el otro coche, siguió con su camino predeterminado.

Uno podría pensar que una recorrida por Pittsburgh en un automóvil sin conductor podría estar cargada de momentos de peligro.

Pero en realidad parecía haber menos incidentes en los vehículos autónomos que Uber lanzó el miércoles en las calles de Pittsburgh, Pensilvania, que con los automóviles corrientes conducidos por humanos.

Sentado en el asiento del conductor, con las manos a milímetros del volante por si acaso, y con el botón rojo de pánico en la derecha, por si acaso, tomó solamente 10 minutos acostumbrarme a la idea de que este vehículo -un Ford Fusion dotado de radar láser, cámaras y otros sensores- sabía lo que hacía.

Circula como conducido por un abuelo de 80 años. Mantiene una muy prudente distancia del vehículo que va adelante y se detiene también a distancia.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.