Proponen cerrar consejos electorales que no trabajen

  • Las juntas distritales y municipales generan un gasto mensual aproximado de 21 millones 483 mil 560 pesos

Grupo Puntual / Martha Romero

TOLUCA, México, 1 de Octubre de 2020.- A fin de generar un ahorro al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) en personal, rentas, consumibles, entre otros, el diputado Gerardo Ulloa Pérez, integrante del grupo parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), presentó una iniciativa de reforma al Código Electoral del Estado de México para facultar al Instituto para que, de acuerdo con los tiempos electorales, determine el cierre y destino de los Consejos Distritales y municipales que ya han cumplido con su función.

Añadió que la iniciativa propone que el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) emita un acuerdo para determinar si el consejo distrital debe permanecer o no en funciones hasta que se concluya el proceso electoral.

«Datos del Instituto señalan que las juntas distritales y municipales generan un gasto mensual aproximado de 21 millones 483 mil 560 pesos, cantidad que encuentra su justificación durante el desarrollo del proceso electoral, sin embargo, esta cantidad en 6 meses puede llegar a incrementarse hasta en 128 millones 901 mil 360 pesos, bajo el argumento de mantenerlas funcionando hasta en tanto no se concluya con el proceso electoral», explicó.

Ulloa Pérez expuso que la legislación estatal indica que los procesos electorales concluirán cuando se entregue la constancia de mayoría y se hayan agotado los procedimientos promovidos ante el Tribunal Electoral (TEEM), así como mantener en funciones las oficinas de los consejos distritales y municipales hasta que no concluya el proceso electoral, aunque no exista una justificación para que permanezcan, como es el caso de alguna impugnación.

Mencionó que en las elecciones del 2018 se promovieron 136 impugnaciones de ayuntamientos y diputaciones, en su mayoría en los municipios de Cocotitlán, Ocoyoacac, Tejupilco, Villa del Carbón, Acambay, Villa Guerrero, San Felipe del Progreso, Naucalpan, Lerma, Zinacantepec, Coyotepec, Ixtapaluca, Jocotitlán, Almoloya de Juárez, La Paz, El Oro, Valle de Bravo, San Mateo Atenco, Ixtapaluca, Chimalhuacán y Nezahualcóyotl, que se resolvieron en los 6 meses siguientes y derivado de estas impugnaciones, se justificó la operación de estas oficinas.

«De lo anterior, notamos que no en todo el Estado de México es necesario que estas oficinas continúen operando hasta que concluya el proceso electoral, lo que generan gastos innecesarios y que incluso estos recursos pueden ser destinados a otras acciones que beneficien a la población», resaltó.

Finalmente indicó que la realidad actual exige generar ahorros y eficientar los recursos, obligando cambiar la forma en que la administración pública y los organismos realizaban sus funciones y actividades para priorizar la distribución y asignación de los recursos, por lo que es un gasto innecesario y un dispendio de recursos que no debería de generarse cuando no exista alguna impugnación, pues para estas oficinas habrán concluido los procesos electorales.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.