PROTESTAS EN VENEZUELA POR FALTA DE DINERO CAUSAN CAOS

A man burns a 100-bolivar bill during a protest in El PinalMiles de venezolanos protestaban en varias ciudades, frustrados al no poder canjear sus existencias de billetes de 100 bolívares, que desde el viernes perdieron todo su valor comercial.

Con los papeles en la mano, o en bolsas, cajas y maletas, los afectados se congregaban en los alrededores de los bancos tratando de depositar su dinero o exigir el canje por las nuevas denominaciones que el presidente Nicolás Maduro aseguró que empezarían a circular durante la jornada.

Los manifestantes se repartían en ciudades medulares como Maracaibo en el occidente, San Cristóbal, cerca de la frontera colombiana, Maturín en el oriente y San Félix o Tumeremo, en el sur de la nación petrolera.

En algunos lugares también se reportaron saqueos a pequeños comercios que no aceptaban billetes de 100 bolívares, los de mayor denominación hasta ahora, desde comienzos de la semana.

Maduro dijo en la noche del viernes que solicitó al presidente del Banco Central, Nelson Merentes, agilizar la distribución de las monedas de 10, 50 y 100 bolívares, así como los billetes de 500.

El Gobierno quiere estimular las operaciones electrónicas en un país donde los analistas dicen que al menos un 40 por ciento de la población no tiene cuentas bancarias ni tarjetas de débito.

El presidente venezolano sorprendió el fin de semana cuando decretó un plazo de 72 horas para sacar de circulación el billete de 100 «bolos», alegando que era una medida necesaria para combatir el contrabando de papel moneda venezolano en la frontera con Colombia.

En la tarde del jueves, Maduro exhibió ejemplares de los nuevos billetes de 500, 1.000, 2.000, 10.000 y hasta 20.000 bolívares; y las monedas de 10, 50 y 100, que dijo debían entrar en vigencia el viernes.

Una vez concluida la primera fase del operativo para sacar de circulación los billetes de 100 unidades, el que más se usaba en la economía, los venezolanos tendrán cinco días para canjear los remanentes en las sedes del Banco Central de Venezuela (BCV).

La fila a las afueras de las oficinas del BCV en Caracas era de varias cuadras, y ni siquiera allí se entregaban las nuevas denominaciones.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.