Rechazan “disculpa institucional” de la Fiscalía General de Justicia por corrupción

  • Padre, madre y hermana de víctima exigen a la Fiscalía que cumpla con su obligación, aclare la muerte, y dejen de aparentar “arrepentimiento”

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 20 de Septiembre de 2019.- Jesús Romero, padre de Edgar Romero González, joven que murió de forma “extraña” el 22 de septiembre del año 2018 en el Centro de Justicia para Mujeres, con sede en Toluca, donde –dicen—“se suicidó”, rechazó la disculpa institucional que este viernes le ofreció personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en acato de la Recomendación 06/2019 que emitió en su oportunidad la Comisión de Derechos Humanos de la entidad.

“Esta disculpa pública no la acepto, porque no confío en sus conclusiones, en su dizque investigación, hay mucha corrupción en la Fiscalía de Justicia, todo ha sido un engaño para tratar de ocultar lo que le hicieron a mi hijo, él no se suicidó, a él lo mataron”, expresó el padre de la víctima.

La tarde de este viernes, don Jesús Romero, su esposa e hija acudieron a la sala de prensa de la Fiscalía General de Justicia, donde el Fiscal Central, Fernando Ulises Cárdenas Uribe, y el titular de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, Leonel Ulises Carrasco Villafuerte, a nombre del Fiscal General, Alejandro Jaime Sánchez Gómez, ofrecieron la “disculpa institucional” para cumplir con la recomendación que emitió la CODHEM.

Jesús Romero, padre de Edgar Romero González.

Sin embargo, lejos de aceptar la disculpa institucional, la cual –subrayó—“no le va a devolver la vida a mi hijo”, acusó malos tratos, burlas, trato despótico e incluso intimidaciones del personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a lo largo del año que llevan “dando vueltas” para exigir justicia por lo que él calificó como el “homicidio” de Edgar Romero González.

“Una disculpa no me ayuda, no me sirve de nada, me quedo en lo mismo, porque no hay ni una prueba, no hay un culpable, yo no conozco un culpable, no me han dicho es Pedro, es Juan, o es alguien el culpable, el policía, el nombre del Ministerio Público responsable”, subrayó.

“Para mí no quedan claros los hechos y voy a seguir luchando por medio de los Derechos Humanos o por otros medios, voy a seguir luchando hasta que lleguemos al fondo, yo quiero ver al culpable, que se aclare, hay un culpable, porque es una institución, mi hijo estaba en una institución donde hay policías, hay ministerios públicos, donde nadie está solo, y qué casualidad que nadie sabe qué pasó, que dicen que se suicidó, cómo se va a suicidad alguien a quien nunca dejan solo, o esa era su obligación, y si no la cumplieron, pues entonces también hay un culpable de no cumplir su obligación”, asentó.

Personal de la Fiscalía General de Justicia revictimiza a los padres de Edgar romero González.

De acuerdo con la Recomendación 06/2019 de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, “el servidor público encargado de vigilarlo no cumplió con el derecho de debido cuidado, ya que argumentaron contradicciones en el expediente y, sobre todo, la falta de claridad de cómo murió”.

Al salir de la Fiscalía, los familiares de la víctima se quejaron de irregularidades en el expediente que recibieron, la falta de información oportuna sobre el caso y enfatizaron que no se ha comprobado que Edgar Romero González se quitó la vida, además de que primero les dijeron que cuando lo descolgaron tenía signos vitales y en otra ocasión aseguraron que “murió al instante”.

El padre del occiso dio a conocer que tampoco les entregaron las pertenencias de su hijo, a fin de comprobar que efectivamente había ropa o agujetas con las que pudo haberse ahorcado, mientras la madre de la víctima, María del Carmen González, mencionó que sólo tuvieron acceso a fotografías “donde no se ve ropa ni agujetas”.

Disculpa pública, a puerta cerrada…

La hermana del finado señaló que después de un año de ocurrida la muerte, apenas les empiezan a dar información y en el momento del fallecimiento, a pesar de que está asentado en la carpeta de investigación que él dio datos para contactar a sus familiares, nunca lo hicieron y se enteraron de la muerte por un vecino.

El padre agregó que cuando acudía para ver lo referente a la investigación recibía burlas y no tuvo acceso al expediente; por ello, reiteró, “esta disculpa pública no la acepto” y aseguró que no confía en la Fiscalía porque hay mucha corrupción.

A pesar de que la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México exigía una disculpa pública, esta reunión se llevó a cabo a puerta cerrada y el Jefe de Prensa de la Fiscalía, Claudio Barrera, impidió el acceso de los representantes de los medios de comunicación e incluso prohibió que el personal de la CODHEM tomara testimonio del hecho, poniendo en entredicho la investidura de fe pública del visitador general Valle de Toluca de la CODHEM, Víctor Delgado, presente en el lugar.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.