Reconocen deuda histórica con pueblos originarios

  • 15 por ciento de las personas más pobres del mundo pertenecen a este sector de la población

Grupo Puntual / Martha Romero

TOLUCA, México, 18 de Julio de 2021.- A través del tiempo, las comunidades originarias han permanecido al margen de los grandes intereses de los sectores más privilegiados, señaló Livia del Villar Gutiérrez, presidenta de la asociación civil Organizaciones Nacionales Unidas por los Derechos Humanos y Comunidades Originarias (ONU-DHCO), quien agregó que la asociación tiene el compromiso de apoyar a los habitantes de las comunidades originarias y hacer valer sus usos y costumbres, sin que ello implique rezago o limitaciones.

«El fin es apoyar, impulsar y hacer realidad las metas y objetivos que en materia de educación, desarrollo cultural, salud, vivienda, seguridad y deporte se han fijado las comunidades originarias de México. Contribuiremos al rescate de las raíces a través de talleres, programas de divulgación y difusión, así como conferencias y creando oportunidades de trabajo con la promoción y venta de las artesanías que producen los habitantes de los pueblos originarios», abundó.

Del Villar Gutiérrez aseveró que se tiene una deuda histórica con los pueblos originarios, con sus derechos colectivos, culturales y de identidad, así como su derecho a la salud, a la educación y al desarrollo, según sus aspiraciones y necesidades, pues a pesar de que no llegan a ser el 6 por ciento de la población mundial, 15 por ciento de las personas más pobres del mundo son originarias de sus pueblos y tierras, situación que requiere tomar medidas efectivas inmediatas, así como acciones concertadas y urgentes.

Reiteró que no se puede dejar atrás a los pueblos originarios, porque su inclusión es crucial si se quiere lograr la Agenda 2030, por lo que es fundamental su participación plena y efectiva en el desarrollo, así como en la implementación y monitoreo de los planes y programas de desarrollo sostenible a nivel local, regional e internacional.

«Hoy queremos, una vez más, decir no al racismo, no a la opresión, no a la discriminación, y damos un paso más para contribuir a revertir los resultados de la colonización que, más allá de los beneficios que trajo a nuestro hemisferio, terminó convirtiendo a las personas indígenas en ciudadanos de segunda clase», agregó.

Finalmente, dijo, impulsaran programas de protección e integración de las poblaciones indígenas del país durante las dos últimas décadas, lo que le permite sumar esfuerzos con el fin de hacer de los derechos humanos una realidad en todas las comunidades originarias de México.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.