Recuerdan vecinos de Naucalpan La Ruta de la Amistad

Grupo Puntual / Arturo Baena

TOLUCA, México, 8 de Noviembre de 2018.- Fomento Cultural Torres de Satélite rememoró el proyecto hecho realidad de la Ruta de la Amistad, en el 50 aniversario de las Olimpiadas Culturales de México 68.

50 Años después, el conjunto escultórico más impresionantes del mundo y el mayor convocado por unos Juegos Olímpicos está ahí, fiel testigo del tiempo, en Periférico sur, de la Ciudad de México.

Este extraordinario movimiento artístico, motivado en 1966 por una de las figuras más controvertidas en el mundo de la escultura, Mathias Goeritz, fue hecho realidad gracias a la respuesta del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos.

Cuauhtémoc Rodríguez Gracia, presidente de Fomento Cultural Torres de Satélite, destacó en encuentro con vecinos de la Asociación de Colonos La Florida, recordó el conjunto escultórico perfilando una sección del Anillo Periférico.

Refirió que en 1967, en el Encuentro Internacional de Escultores, Goeritz anunció justamente la construcción del corredor y justificó el planteamiento en una notable declaratoria que versaba en el sentido de la relación del hombre moderno con su entorno y lo caótico que éste ha sido.

Lo anterior, debido al crecimiento de la población, la socialización de la vida y el avance tecnológico, entre otros, en una atmósfera de confusión, viendo la urgente necesidad del diseño artístico enfocado a la ciudad contemporánea y a la planeación de vías públicas.

Asimismo, en el planteamiento de un arte integrado al plan urbano, en donde la obra artística se alejará del entorno del arte para el bien del arte, y establecer un contacto con las masas.-La calle-

Rodríguez Gracia afirmó que luego del planteamiento Goeritz y Ramírez Vázquez, seleccionaron al grupo de artistas que intervendrán en la conformación de la obra a la que se denominó La Ruta de la Amistad, pues buscó unir a los cinco continentes.

En total, fueron instaladas 19 esculturas monumentales creadas por artistas de Australia, Austria, Bélgica, Checoslovaquia, España, Estados Unidos, Francia, Hungría, Israel, Italia y Japón.

De igual manera, Marruecos, México, los Países Bajos, Polonia, Suiza y Uruguay, localizadas a lo largo de periférico sur en la CDMX, sobre una extensión de 17 kilómetros.

Cabe referir que, el intercambio de ideas permitió hacer de estas esculturas un símbolo de la armonía entre quienes las crearon y las naciones que representaban, construidas sobre la piedra volcánica que hace miles de años, fue la lava incandescente del volcán Xitle.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.