RUSIA CONTINÚA NEGANDO ATAQUE CIBERNÉTICO A ELECCIONES

james-clapper

Las acusaciones de que Rusia intentó influir en la elección presidencial estadounidense en favor del republicano Donald Trump equivalen a una “cacería de brujas”, afirmó el Kremlin en su primera reacción al informe de la inteligencia estadunidense sobre la supuesta interferencia rusa.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, publicó la semana pasada un informe en el que acusa a Rusia de haber lanzado una cibercampaña con el objetivo de ayudar a que Donald Trump venciera a su rival, Hillary Clinton, en la carrera por la Casa Blanca.

Esa cibercampaña de influencia, según el informe de la Inteligencia estadunidense, habría sido aprobada al más alto nivel e incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales pero no influyó en el conteo de votos.

El portavoz del Kremlin informó que tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, el próximo 20 de enero, comenzarán los trabajos para fijar una fecha para celebrar la primera reunión entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.