Temen que próxima alcaldesa de Naucalpan encubra presunta compra irregular de su hermano

Grupo Puntual / Arturo Baena

NAUCALPAN, México, 29 de Agosto de 2018.- José Luis Durán Reveles, ex presidente municipal de Naucalpan, tiene todavía cuentas pendientes de su administración en el trienio 2006-2009, como el caso de los 50 millones de pesos que gastó para la compra de una máquina asfaltadora, casi al término de su gestión, jamás utilizada y que ahora solo podría ser vendida como chatarra para recuperar el 10 por ciento del valor de compra.

La asfaltadora que adquirió el ex edil de Naucalpan en el año 2009, a la empresa  Asphalt Recycling Solutions, no era apta para la geografía municipal, razón por la cual al paso de nueve años, dicho equipo adquirido con recursos públicos, a quedado arrumbado.

Vecinos de colonias y fraccionamientos de Naucalpan exigieron que se informe sobre el estado que guarda esa máquina, la cual costó a los ciudadanos 50 millones de pesos,  y en caso de que se haya incurrido en alguna ilegalidad, que se sancione a José Luis Durán Reveles.

Los quejosos advirtieron que el caso de la asfaltadora no puede quedar impune y por ello advirtieron que solicitarán al alcalde sustituto de Naucalpan, Víctor Gálvez Astorga, reinicie una investigación, antes de que Patricia Durán Reveles, hermana de José Luis, asuma la presidencia municipal de Naucalpan y ello evite sancionar a su pariente.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.