Universidades mexiquenses refugio de familiares de funcionarios

  • Sin exámenes de oposición se reparten cargos directivos en la Secretaría de Educación a esposas, familiares y amigos de funcionarios de primer nivel

Grupo Puntual / Carlos Moreno Carreto

TOLUCA, México, 20 de Mayo de 2019.- Esposas de servidores públicos mexiquenses de primer nivel, algunas sin la preparación académica comprobable, ocupan las Rectorías de universidades mexiquenses dependientes de la Secretaría de Educación, que encabeza Alejandro Fernández Campillo, lo que podría implicar tráfico de influencias y nepotismo.

Universidades Tecnológicas, la del Bicentenario, Intercultural y Digital son encabezadas por esposas de los servidores públicos.

Un ejemplo es Izy Martínez Ramos, quien se desempeña como Rectora de la Universidad Digital del Estado de México, y quien es esposa  de origen cubano del Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Sergio Javier Medina Peñaloza.

Otro caso comprobable es Dulce Viridiana Rodríguez Rico, esposa del Secretario de  Movilidad del Gobierno del Estado de México, Raymundo Martínez Carbajal, quien es rectora de la Universidad Tecnológica de Zinacantepec, de quien alumnos, padres de familia e incluso personal académico del plantel pone en entredicho su preparación para desempeñar el cargo público.

Los inconformes hicieron un llamado al  Subsecretario de Educación Superior y Normal, Francisco José Plata Olvera, para que las universidades mexiquenses sean encabezadas por personas de preparación académica comprobada y con cualidades docentes, y no por personas cuyos cargos dependen más de sus relaciones políticas e interpersonales.

Otro servidor público del sistema educativo estatal del nivel superior que ha sido cuestionado es el Rector de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, Pablo Bedolla López, quien tomó posesión del cargo en el pasado mes de octubre y que “solo se le ve por  la universidad los días de quincena o cuando hay visitas de autoridades educativas o gubernamentales”, señalaron los inconformes.

Los  académicos y catedráticos hicieron un llamado al Ejecutivo estatal para que se lleven a cabo exámenes de oposición en los que se compruebe que los designados cuentan con preparación académica suficiente, experiencia profesional y capacidad de docencia, y que se dejen de lado los lazos familiares para la designación de ese tipo de funcionarios.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.