Urge política laboral basada en productividad

  • La reforma laboral solo atendió asuntos políticos y de representación sindical, y dejó a un lado lo que verdaderamente mejora la vida de los trabajadores

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 9 de Julio de 2019.- La reforma laboral que aprobó el Senado de la República el pasado 29 de abril se dirigió solo a aspectos políticos y de representatividad sindical, y dejó a un lado lo que verdaderamente puede mejorar la vida de los trabajadores, como los factores de productividad que son capaces de elevar el salario y, por lo tanto, la calidad de vida de los empleados, sostuvo el dirigente de la Unidad Nacional Obrera, Francisco García Romero.

El dirigente de la central sindical que detenta 235 contratos colectivos de trabajo, a favor de 69 mil trabajadores del Estado de México, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Puebla, Morelos, Veracruz, Chiapas y Nuevo León, aseguró que el verdadero problema del sector no radica en la representatividad sindical sino en la condiciones laborales que permitan a los asalariados vivir mejor, ellos y sus familias.

“Desde hace muchos años los trabajadores mexicanos son totalmente libres de afiliarse o no a un sindicato, ellos deciden libremente a qué sindicato desean pertenecer, y lo hacen con base en lo que cada central demuestra en beneficio de los trabajadores, no en las recomendaciones que puede hacer cualquier gobierno a la empresa para aceptar a un sindicato”, aclaró.

“Nosotros no vamos a llegar a cualquier empresa a hacernos del contrato a espaldas de los trabajadores, eso sería comprar una bronca, porque el día que los trabajadores sepan que firmamos un contrato colectivo, sin su apoyo, seguramente se van a echar encima de la empresa y del sindicato, y lo que menos queremos nosotros es problemas, lo que queremos es la libre afiliación, siempre en beneficio de los trabajadores”, explicó.

Francisco García Romero, dirigente de la Unidad Nacional Obrera.

“No deben establecerse contratos colectivos contrarios a los intereses y derechos de los trabajadores, tienen que ser acordes a la ley, nunca a espaldas de los trabajadores, el sindicato está para ayudar a que esa fuente de trabajo se supere y al superarse va a dar oportunidad a más trabajadores y los salarios mejorarán”, aclaró.

Aseguró que eso ha permitido a la Unidad Nacional Obrera dar pasos agigantados en materia de mejoras laborales para sus poco más de 69 mil afiliados. “Desde 1980 trabajamos a favor de una nueva cultura sindical en México, que se basa en hacer más por los trabajadores, cuidando permanentemente la fuente laboral, y ofrecer resultados en materia de productividad en beneficio de trabajadores y patrones”, aclaró.

“Hoy en día los trabajadores tienen que estar más actualizados en la tecnología y tener conocimientos de computación y otras herramientas más sofisticadas; nuestros representados están respondiendo positivamente en los centros de trabajo, y las empresas nos han dado oportunidad de capacitar a los trabajadores, y los de nuevo ingreso vienen más y mejor capacitados, ahora se contratan de acuerdo con las necesidades de cada empresa”, dijo.

García Romero puso como ejemplo el sector transporte del país, donde también la Unidad Nacional Obrera tiene cientos de representados. “En transporte ya no son los mismos autobuses de 1980, ya las unidades son más equipadas y la tecnología más avanzada, y los trabajadores tienen que estar más capacitados, de otra forma no sabrían ni echar a andar los autobuses”, aclaró.

Manifestó que la productividad ha mejorado en cantidad y calidad en las empresas con las que la UNO tiene relación contractual, y manifestó que eso se refleja en que más del 90 por ciento de los afiliados tiene un salario muy por arriba del mínimo nacional.

La productividad implica constancia en el trabajo, puntualidad y capacitación, aclaró el dirigente sindical.

“El impacto se da en que el trabajador mejora su situación económica, tenemos centros de trabajo que el salario mínimo es de 211 pesos, y va siguiendo cada una de las áreas que ocupa cada trabajador, la capacitación da oportunidad de que sus salarios sean mejores”, aclaró.

Por último, García Romero subrayó que la productividad no es solamente producir más, sino la constancia en el trabajo, puntualidad y capacitación, como factores que inciden en la mejora de la empresa, los salarios y las condiciones de vida. “Esa es una verdadera reforma laboral”, finalizó.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.