Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

 

¡Arrancan!

 

Cuando suene la última campanada de las 12 de esta noche, más de mil 500 mujeres y hombres del Estado de México comenzarán una frenética carrera en busca de distintos cargos de elección popular a nivel local. Aspirantes a presidentes municipales, regidores, síndicos y diputados locales llenarán el espectro político mexiquense con lo que se prevé como una intensa lucha por ganar el respaldo popular.

Las reglas ahora para la elección son muy diferentes a otros tiempos. Atrás quedaron los tiempos de las calles tapizadas de propaganda de diversos colores, con caras de personas con gesto sonriente y decidido, así como para que todos creyéramos en ellos, en sus promesas y en todo lo que rodeaba a esos viejos políticos.

Hoy las campañas se hacen de una manera distinta. Hay menos dinero, casi el indispensable para poder moverse e ir de puerta en puerta solicitando la confianza de los ciudadanos.

El poco dinero que hay para el proselitismo está más vigilado que nunca, se ha llegado al ridículo de, por ejemplo, prohibir que se utilicen equipos profesionales de video o fotografía para cubrir informativamente a cualquier candidato, bajo sospecha inminente de que se “gastó” mucho para esa cobertura.

Casi en todos los actos públicos que los candidatos encabecen estarán observadores del Instituto Nacional Electoral y del Instituto Electoral del Estado de México para revisar hasta los dientes de los candidatos, cuántas sillas hay, de quién son las sillas, si se rentaron, a quién, a cuánto; si hay manteles en las mesas, cuánto costaron, quién los trajo. En fin, un absurdo papel que francamente supera los límites de lo creíble.

Pero ni modo, así son las reglas ahora, buenas o malas, pero esas son y se tienen que respetar, si es que alguien no quiere incurrir en una falta que pueda causar problemas más adelante.

Por eso los candidatos andarán con mucho tiento, con mucha discreción, en actos apenas significativos que no se vean o resulten aparatosos, porque hasta por eso podrían ser investigados y eventualmente sancionados.

Y es ahí donde está la contradicción más grande de este proceso electoral, dado que en lugar de cuidar los centavos que se inviertan, se deberían de cuidar otras cosas como la calidad del discurso, el hecho de que las propuestas que se expongan ante el electorado sean claras, creíbles, alcanzables, que no se pongan a hacer promesas que jamás serán realidad, porque eso sí es engañar al electorado, lo cual debería sí investigarse y eventualmente sancionarse.

Se trata de una campaña complicada en la que evidentemente se echará mano de todo lo habido y por haber, bueno o malo. Lo bueno podría ser el impacto de los medios digitales para la toma de decisiones. Hemos visto ya que hay muchos candidatos que se han ido prácticamente a las redes sociales de internet para por ahí intentar llegar al electorado, y que pueblo que lo hagan, porque quizá ese sea el último resquicio para la libertad de los ciudadanos.

El internet es el único medio de comunicación no reglamentado por la excesiva norma electoral, en el internet se puede decir de todo, igual, bueno o malo, ojalá que los políticos aprovechen lo bueno y dejen de emplear ese canal para tirar estiércol, para la ofensa, para la descalificación.

El internet debe ser visto hoy como un espacio abierto a la libertad informativa, pero propositivamente, con mensaje, con propuesta, con intenciones de construir, no de destruir.

Y también ojalá que los consumidores del internet aprendan que no todo es broma, que éste puede ser un medio que transforme la forma de hacer política, pero desde el fondo, con candidatos más pegados a las redes sociales, con mayor interacción, con crítica constructiva, con propuestas de los mismos electores hacia los candidatos, y con compromisos concretos de estos últimos para adoptar las propuestas captadas y convertirlas en políticas públicas, en iniciativas de ley, en hechos que sean capaces de transformar realmente a nuestro país.

 

El reflejo nacional

 

La elección federal, sobre todo la presidencial, cumple ya más de un mes de estar en marcha, y la verdad es que después de dos debates, o intentos de debates, ésta se ha vuelto bastante monótonas, poco productivas, y más pobres que nunca en materia de propuestas reales.

Pero quizá el inicio del proselitismo en el Estado de México sea la mejor oportunidad para el relanzamiento de las campañas de todos los candidatos a la Presidencia de la República.

Nadie puede no pensar en lo estratégico que resultará para cualquiera de los aspirantes a la Presidencia de la República poner un pie en el Estado de México, en ningún lugar como aquí los candidatos pueden captar más adeptos, ningún otro estado del país resulta tan politizado como este, por lo que es un hecho que en las próximas semanas tendremos amplia presencia de los abanderados, de todos los colores y de todos los sabores.

¿Qué tanto influirá el proceso electoral nacional en los resultados que arroje la elección en el Estado de México?

Pues cada elección tiene sus particularidades. Alguien que sabe mucho de asuntos electorales me dijo un día que la elección más fría, más distante del ánimo de la gente, es en realidad la de Presidente de la República, y que la elección más caliente, la que más aviva al electorado, es la de presidentes municipales.

La razón es simple, la elección municipal es doméstica, la mayoría de los habitantes tienen cercanía con su autoridad municipal, incluso en el caso de los municipios más grandes, los que superan el millón de habitantes, como Ecatepec. Aún ahí el alcalde es como el político de más “carne y hueso” con el que la población tiene contacto, lo ven como un igual, como alguien al que sí pueden ir a tocar la puerta para pedir algo, para hacer un planteamiento o una sugerencia de gobierno.

Por ello la elección de autoridades municipales seguramente va a levantar polvo en todo el territorio mexiquense, más ahora que la elección parece haberse hecho más drástica, más dramática, porque hoy parece que es un contraste simple entre lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro, no hay puntos medios, o estás a un lado o estás al otro, estás conmigo o eres mi enemigo. Y esa condición podría generar que las cosas se calienten de más en diversos municipios mexiquenses.

Hay muchos que se creen ganadores, por adelantado, y que incluso se han sentado en la hamaca como para ahorrar esfuerzo y recursos y a pesar de que comience el proselitismo abierto, ellos están ahí nada más esperando el día de las elecciones, porque creen que ganarán sin mucho esfuerzo.

La mayoría de los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a diputados locales y presidentes municipales están en esa condición. La que es fiel testigo de esa “flojera” electoral es la Coordinadora Estatal de Morena, Delfina Gómez Álvarez, quien también es candidata a senadora.

En las últimas semanas no han sido dos o tres los candidatos que la han dejado “plantada” durante los recorridos proselitistas que ella sí lleva a cabo. Unos han dicho que no llegaron por complicaciones de traslados o tráfico, otros más que están muy ocupados preparando sus propias estrategias de campaña, pero lo cierto es que le han hecho el “vacío” o el “feo” a la maestra Delfina, a la misma que el año pasado tanto apoyaban y glorificaban.

En realidad hay apatía entre algunos candidatos, incluyendo a los panistas, hoy mezclados con sus otrora adversarios del Partido de la Revolución Democrática, que traen cargando el logotipo del Movimiento Ciudadano. También entre ellos hay uno que otro que solo “hacen como que hacen”, pero en realidad no hacen nada.

Fuentes internas del PAN han comentado que el problema es que todavía hay demasiada inconformidad de los verdaderos panistas por haberse aliado a sus enemigos naturales, los de la izquierda, y que no se ven apoyando perredistas, por eso han preferido ver los toros desde la barrera, antes de echarse al ruedo y correr el riesgo de salir lastimados, o por lo menos ensuciarse la talega.

 

El despertar del PRI

 

Por más que se diga, en el Partido Revolucionario Institucional del Estado de México hubo cierto desapego hacia la campaña de su candidato presidencial, José Antonio Meade, a quien no le perdonan no haber aceptado ponerse el chaleco rojo del PRI el día que rindió protesta como su abanderado a la Presidencia de la República.

Pero en el caso de la elección por las 125 presidencias municipales y las diputaciones locales las cosas serán distintas, muy distintas. Ahí veremos despertar al PRI, ahí el león volverá a rugir, porque una cosa es una elección lejana y otra la doméstica, ahí sí son capaces de tumbar puertas para convencer que sus candidatos son la mejor opción.

Es cierto que hay cierta reticencia contra el PRI, es cierto que el PRI siempre tendrá en contra el desgaste natural de quien ya ha sido gobierno, y es cierto que el PRI rema contra corriente por inercias regionales que ha desembocado la elección presidencial.

Pero algo sí les puedo asegurar, hoy, a unas horas de que empiecen las campañas proselitistas: el PRI no está muerto, el PRI va a reaccionar, el PRI va a volver a funcionar, y muchos de sus abanderados serán los triunfadores de la elección del próximo 1 de julio, a pesar de lo mucho que se diga en contra de eso.

 

Las cartas fuertes

 

El Revolucionario Institucional presenta para esta elección nombres “ancla” con los que arrastrará la elección, no apostó por improvisados, aunque sumó nombres de jóvenes que han demostrado capacidades para repuntar y ser ellos los responsables del relevo generacional.

Nombres hay muchos, pero solo por poner ejemplos básicos hablemos del caso de Toluca, donde uno de los mejores operadores políticos va justamente como su candidato a la presidencia municipal.

Fernando Zamora, pese a las críticas en las redes sociales, es la figura política con mayor aceptación en el municipio que hasta este martes gobernó. Ya solicitó licencia al cargo, y ahora sí lo van a ver operar como se debe, ahora sí verán de lo que es capaz el profesor que se hizo en estas lides desde el otrora poderoso Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México.

Zamora es capaz de pararse de cabeza para hacer que los votos lleguen a su favor a las urnas, y lo va a hacer, porque lo sabe hacer. Además, frente a él francamente tiene papita y media, una papa en el Movimiento de Regeneración Nacional con un candidato como el ex panista Juan Rodolfo Sánchez, a quien hasta los de su familia ya le dieron la espalda, y el panista cobijado por perredistas, Gerado Pliego, a quien se le olvidó que para tener la boca grande hay que tener la cola chica.

Con Pliego no hay problema, como decíamos cuando echábamos la cáscara de futbol en el barrio, ese se cuida solo, ese se marca solo. Bastará con que comience a abrir la boca, y se le vendrán encima todos los expedientes que tiene pendientes no por malos manejos en el sector público, sino por los múltiples fraudes y abusos que ha cometido en contra de vecinos, familiares y ex amigos. Esos solitos se van a encargar de poner en su lugar a Gerardo Pliego, y más si insiste en hacer “parejita” con la innombrable candidata a diputada por el distrito 2, Esmeralda de Luna Sánchez, a quien también el destino alcanzará en las próximas horas.

Por lo que respecta a Metepec las cosas están también muy del lado del Partido Revolucionario Institucional. Lleva al frente a una de las políticas más completas e importantes del Estado de México. Carolina Monroy es garantía de experiencia, de capacidad y de talento, ya lo ha demostrado, pero, sobre todo, es garantía de conocimiento sobre la tierra que seguramente volverá a gobernar a partir del próximo año.

Las encuestas ahí están echadas totalmente del lado de Carolina Monroy, y es que hay razones de sobra, pues creo que la conocen hasta los perros de fuera de los puestos de tacos. Dicen que la mitad de los habitantes de Metepec son compadres de Carolina Monroy, y la otra mitad son sus ahijado, ahí nada más para que le midan sus adversarias políticas en contra de quien se van a meter.

Ayer, en el Paseo de la Agricultura en honor a San Isidro Labrador, la fiesta máxima de los habitantes de Metepec, Carolina Monroy fue la figura principal. No hubo cuadrilla que no se detuviera a saludarla, a tomarse fotos con ella. Todos llegaban con un abrazo, con un beso, incluso en la mano, como señal de respeto a su madrina. “Estamos con usted”, “vamos a ganar otra vez la presidencia”, le decían muchos.

Seguramente así será, pues con los que le rodearon en el Paseo de la Agricultura basta para inclinar la elección a su favor. ¿Qué por qué estaba ella en esa festividad de Metepec? Pues fácil, porque ha estado en ésta durante las últimas dos décadas, no solo ayer, sino desde hace más de 20 años ha sido parte de esta fiesta que es la más arraigada de Metepec. Ella no es de poses, es de tradiciones y respeto a esas tradiciones. No ha faltado a un paseo en honor al Santo Patrono, San Isidro Labrador, y no tendría por qué no hacerlo, como lo hizo, como una metepequense más, sin proselitismos y sin protagonismos. Así se ganan las elecciones.

 

Nuevo incidente

 

La candidata a diputada federal del Partido Revolucionario Institucional a la diputación federal por el distrito XVIII, Isabel Sánchez, desde su cuenta en la red social Facebook reportó que fue víctima de un ataque.

“Agradezco todas las muestras de apoyo y cariño de las personas de mi municipio y mi distrito, el distrito 18, desafortunadamente el día de ayer al terminar la jornada en Palo Solo, camino a mi casa en Dos Ríos, un hombre chocó su vehículo en la puerta del copiloto, lugar que yo ocupaba en mi vehículo varias veces e intentó sacarnos del camino y chocar el vehículo de mi hija unos segundos después, ahora la Fiscalía General del Estado de México est´pa investigando para descartar cualquier tipo de violencia política en mi contra y en contra de las personas con las que #Caminamosjuntos todos los días en Huixquilucan y el distrito 18.

Este #1dejulio la jornada democrática debe estar libre de violencia.

Seguimos Caminando Juntos para que salir a la calle no sea un riesgo para ningún habitante y podamos llegar al Congreso para legislar en favor de todas las familias del distrito 18 y de México.

Gracias”

Bueno, como dicen en mi tierra, lo que es malo, malo es. Si se trató de un asunto de violencia política, no es nada bueno para el inicio de las campañas proselitistas locales, y si se trató de un intento de asalto o secuestro, pues también habría que revisar las condiciones de vida de esa zona.

 

La última y nos vamos…

 

Alfredo del Mazo Maza será el gobernador mexicano más vigilado durante los próximos días. Lo que haga, lo que diga, lo que se ponga, lo que se quite, todo será utilizado por sus detractores para tratar de utilizarlo en su contra.

Es, aunque no se quiera decir abiertamente, el político de mayor peso en el priismo nacional, su fuerza podría inclinar la balanza a favor o en contra de cualquiera en la elección del 1 de julio, por lo que son muchos los que estarán atentos en espera de que haga algo que parezca malo para atacarlo.

Llegó el momento de la guerra de lodo, él lo sabe y está consciente de ello, por eso ha cerrado filas con sus colaboradores, ha capacitado prácticamente a todos los mandos medios y altos para que estén atentos sobre lo que pueden y lo que no pueden hacer.

Es un momento complicado para alguien que no puede permanecer estático, porque hacerlo sería dar gusto a quienes insisten en paralizar esta entidad por motivos electorales.

Del Mazo es un político muy capaz que seguramente observará las reglas, que seguirá gobernando, pues hoy más que nunca es indispensable un Estado de México en movimiento, creciendo, dando resultados, y de las grillas, pues que se encarguen los que no saben hacer más que eso. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.