Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

La bronca apenas comienza

 

El viernes pasado, con una puntualidad inglesa, los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de México concretaron la aprobación de la sentencia mediante la cual despojaron al Movimiento de Regeneración Nacional de diez diputados de representación proporcional para reasignarlos al PRI, PAN y Verde Ecologista. Quien crea que así quedarán las cosas, yo creo que se equivocan, esta bronca apenas comenzó.

Pensar que la dirigencia nacional y estatal del Movimiento de Regeneración Nacional se quedará con los brazos cruzados y aplicará la de “cuando te den una bofetada, pon la otra mejilla”, pues claramente es un error. Ellas van a pelear, en todas las instancias legales que la ley les confiere, a todos los niveles, y desde todos los foros en los que tengan presencia.

Y precisamente ahí está el punto, pues el Tribunal Electoral mexiquense pudo cumplir su capricho u orden que haya recibido de cualquier otra parte, pero eso no se va a quedar así, sobre todo en el entendido de que la próxima Legislatura mexiquense se instalará el próximo 5 de septiembre; es decir, en menos de un mes.

Magistrados del TEEM desatan la primera confrontación postelectoral.

Además, Morena llegará como fuerza súper poderosa a la próxima Legislatura federal, la cual también se instalará el 1 de septiembre, y en ambas instancias de representación ciudadana los de Morena serán mayoría y por lo tanto tendrán toda la fuerza política como para revertir el dictamen de los magistrados mexiquenses.

Si lo logran, ya sea en la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o en la Sala Superior de esa misma instancia, pues de entrada se van a ver muy mal los magistrados mexiquenses y, peor aún, puede desembocar en un nuevo enfrentamiento que dé como resultado precisamente la remoción de esos diputados, a los cuales se les estaría probando su escasa capacidad jurídica, pero, sobre todo, su gran capacidad de retorcer la ley por encomienda.

Luego entonces, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tendrán menos de un mes para analizar, revisar y resolver este problema que se derivó de la decisión de los magistrados del Tribunal Electoral mexiquense, pues no se ve viable que se instale la próxima Legislatura mexiquense con la estructura que arrojó el dictamen del viernes y que, eventualmente, le den para atrás a esa sentencia y reinstalen a los diputados presuntamente despojados, para que unos días más tarde quiten a los diputados ya en pleno ejercicio de funciones.

Es un caso que apenas comienza, pues nadie cree que las cosas vayan a quedar como hoy pusieron las cosas los magistrados mexiquenses, aunque existen opiniones de personas especializadas en asuntos electorales que creen que sí podría dejarse así la conformación de la próxima Legislatura del Estado de México, pues aunque un poco extraña, la verdad es que la sentencia sí tuvo elementos legales.

No obstante, hay que recordar que el derecho electoral en este país está en pañales, y hasta el momento cada caso que se enfrenta ha sido diferente, por lo que no existe una jurisprudencia perfectamente sentada en este tipo de casos.

Sin embargo, hay quien dice que en realidad los magistrados mexiquenses hicieron esta ocasión lo que se debió haber hecho desde hace varias elecciones, en las cuales sí se le dejó la llamada sobre-representación al entonces mayoritario Partido Revolucionario Institucional, por lo que lo que ahora se le hizo a Morena es realmente lo que se debió hacer el pasado, por lo tanto sí es justo.

Habrá que esperar a que qué opinan los miembros del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que será a fin de cuentas los que tendrán en sus manos la decisión definitiva para corregir la plana a los mexiquenses, o verdaderamente sentar jurisprudencia y dejar una sentencia que tendría que ser tomada en cuenta para que los mismos diputados de la LX Legislatura se pongan a trabajar en una nueva reforma electoral en la cual se fije como precepto legal el hecho de que el partido ganador en una elección no debe tener diputados plurinominales, solo así se acabará la discusión que hoy parece estéril.

 

El GAP se debilita

 

Pero mientras son peras o manzanas, los más afectados en la rasurada que le aplicarían a Morena si las cosas se quedan así, sin los 10 diputados de representación proporcional que ya tenían, definitivamente serían los líderes del llamado Grupo de Acción Política (GAP), esa facción que emigró casi íntegra del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al Movimiento de Regeneración Nacional.

Es que la mayoría de los que ocuparían las diputaciones plurinominales que ahora les quitó el Tribunal Electoral del Estado de México eran incondicionales de Higinio Martínez Miranda y su séquito, el llamado GAP, por lo que de concretarse la jugada y quedarse sin esas 10 curules, pues el poder del GAP podría desestabilizarse.

Eso, que parece simple, no lo es tanto, pues podría pegar, de entrada, en la imposición del coordinador de la próxima bancada de Morena en la Legislatura local, Maurilio Hernández, quien de repente se quedaría sin el apoyo de 10 de los casi 20 que se supone respaldaban la decisión de que él tomara el mando.

Crecen así las posibilidades de que uno que otro rebelde como los Ulloa Pérez y los Gutiérrez Cureño puedan crecer en la posibilidad de arrebatar la coordinación de los que serán diputados del Movimiento de Regeneración Nacional.

También en ese lío las cosas no pueden darse por definidas, habrá que esperar seriamente a que las aguas se calmen, a que los procesos legales se resuelvan, y a que los tribunales, federales, no los de aquí, resuelvan quién tiene la razón, pues a partir de ahí se concretarán este tipo de movimientos que actualmente no dejan de ser simples especulaciones de quienes nos gusta analizar este tipo de relajos.

 

Ver a los invisibles

 

El pasado sábado, en Toluca, como en varias ciudades del país, la comunidad lésbico-gay salió a las calles a hacer que la gente los voltee a ver. Y es que el problema de fondo es que llevan décadas intentando que las autoridades tomen en cuenta sus derechos, y nadie, absoluta ente nadie, ha tenido la delicadeza de hacer algo por ellos.

Puedo no compartir la forma en que ese sector de la población intenta hacerse escuchar por autoridades y sociedad; sin embargo, la verdad es que se les han cerrado los canales institucionales y las puertas de casi todas las instancias legales para hacer valer sus derechos, porque aunque se pretenda seguirlos viendo como una minoría, la verdad es que cada vez son una fracción más representativa de nuestra comunidad y, como tal, tendrían derecho a ser escuchados.

Llevo décadas viendo como esas voces se han hizo multiplicando poco a poco, y cómo cada vez se vuelven más claramente un reclamo social que una manifestación de “unos cuantos”; por lo tanto, creo que es tiempo que se les escuche y se les tome en cuenta, y, lo más importante, que se den los pasos legales para hacer valer sus derechos.

Voltear a ver a los que han permanecido ignorados por décadas.

Las peticiones de homosexuales y lesbianas siguen siendo las mismas de hace más de cuatro décadas, lo único que reclaman es el derecho a unirse civilmente en parejas, como sucede entre hombres y mujeres, lo cual en lo personal creo que tendrían que tener toda la libertad de consumar, pues no pienso que por abrir esa puerta vaya a haber más o menos homosexuales y lesbianas, quienes lo son, lo son, quienes están ahí van a seguir estando, y sí creo que se cometen injusticias por no hacer valer ese derecho.

Conocí un caso de conocido estilista de la capital mexiquense, homosexual, quien decidió hacer su vida con otro hombre, y juntos trabajaron denodadamente por superarse, hasta que lo lograron. Años después lamentablemente contrajo el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y poco después falleció, pues no existían todas las posibilidades de control con las que ahora se cuentan.

Lamentablemente la familia de él se fue en contra de quien por años había sido su pareja, y al no contar con un reconocimiento civil de esa relación de pareja, terminaron despojándolo de todo lo que materialmente habían conquistado juntos, lo cual para entonces ya era bastante significativo, lo que bien puede verse legalmente como un despojo, un asalto, del cual salió en plena indefensión por falta de un marco civil adecuado.

Y como ese caso hay muchos, pues homosexuales y lesbianas son tan seres humanos como cualquiera, y enfrentan las mismas injusticias y falta de seguridad que cualquiera, aunque en algunos aspectos, como el que relató, pues están en plena indefensión debido a que esta sociedad no ha sido capaz de crear y respetar un marco legal donde se les respeten sus derechos plenos, pues no pueden ni deben seguir siendo vistos como “diferentes”. No lo son, son seres humanos que deben tener los mismos derechos que cualquiera.

Sobre el asunto del derecho a adoptar menores, como hijos, en relaciones de pareja de índole homosexual, creo que todavía hay mucho que revisar, qué tanto puede o no haber efectos secundarios para los terceros en discordia; es decir, para los niños que eventualmente se adopten, pues ahí sí creo que debe avanzarse mucho más y luego definir. Creo, al menos de forma personal, que lo que biológicamente no están en condiciones de concretar; es decir, tener hijos por sí mismos, no es algo que se les deba facilitar, pero, reitero, es un asunto que todavía hace falta analizar más a fondo.

Como eso, la comunidad lésbico-gay sus muchas modalidades que se han ido incorporando tienen reclamos importantes de responder, porque no se vale tenerlos y tenerlas sometidas a cartabones muy antiguos que ya se necesitan romper, y si tanto se ha insistido en la igualdad hombre-mujer, en la equidad e igualdad en esos géneros, también se deben dar pasos concretos entre hombres, mujeres, homosexuales y lesbianas, a final de cuentas, todos somos iguales.

 

La lluvia que todo lo limpia y todo revela

 

Los primeros aguaceros de verdad que cayeron el sábado por la tarde-noche revelaron lo vulnerables que estamos en esta entidad y lo mal que seguramente nos irá en la temporada de lluvias que apenas comienza.

Más de 50 de los 125 municipios mexiquenses registraron afectaciones serias que van desde tirantes de agua a nivel de banquetas hasta sitios de verdadero riesgo como quienes se quedaron atrapados en los puentes deprimidos que unen Toluca con Metepec sobre la vialidad Solidaridad-Las Torres.

En el Valle de México la situación fue mucho peor en municipios como Cuautitlán Izcalli donde se vigila de cerca la posibilidad de que la presa El Ángulo simplemente desborde y afecte todavía más a quienes ya enfrentaron los primeros encharcamientos serios en colonias y barrios populares de la zona baja.

Primeras lluvias, primeras inundaciones.

Así en muchos sitios del Estado de México que sería materialmente imposible citarlos a cada uno y detallar el nivel de afectación.

Los problemas más generalizados se derivan precisamente de la poca educación que tenemos la mayoría que insistimos en tirar basura en las calles, como pensando que ahí se va a quedar para siempre o que detrás de nosotros va un ejército de barrenderos limpiando cada una para evitar inundaciones.

Pero no, la realidad es muy distinta, ni se queda ahí la basura para siempre y mucho menos se barre oportunamente, menos en esta temporada. La realidad es que detrás de los sucios que tiramos basura en las calles, desde la ceniza del cigarro, la colilla hasta bolsas de plástico y envases de bebidas azucaradas, no va nadie barriendo y es la lluvia la que cumple esa función de saneamiento.

Lo mal es que los sistemas de drenaje no están preparados para recibir esa cantidad de desperdicios que comúnmente arrojamos a las calles y éstas lógicamente se saturan, sobre todo en las coladeras, lo que provoca que se presenten los encharcamientos e inundaciones que el mismo sábado estuvieron a punto de cobrar vidas cuando personas se quedaron atrapadas en los bajo puentes que se inundaron.

Pero no entendemos, no comprendemos y parece ser que hasta que el destino nos alcance y se presenten situaciones más serias será como comprendamos que nuestras conductas cobran facturas y que tarde o temprano algo malo va a ocurrir.

Pero lo más fácil es tratar de descargar nuestra negatividad en la autoridad, porque creemos que es obligación de la autoridad que esto no suceda. Echamos la culpa a los ayuntamientos y hasta a los gobiernos estatal y federal de ese tipo de situaciones. Pero no, ellos no tienen la culpa de lo puercos que somos para vivir, de la poca conciencia personal y colectiva que existe en torno a los riesgos de una conducta una estúpida y simple como tirar basura en las calles.

Hace no mucho alguien recordaba que la ciudad más limpia no es la que más se barre, sino la que menos se ensucia. Y a eso yo agregaría que ahora, sobre todo en tiempo de lluvias, la ciudad más segura no es la que más se azolva sino a la que menos basura se le arroja a las coladeras.

Es un círculo vicioso muy simple, hasta absurdo, pero que parece que la mayoría no puede o no quiere comprender y se insiste en seguir actuando como si nada malo nos fuera a ocurrir. Lástima que ya está ocurriendo y que tarde o temprano se cobrarán vida si insistimos en seguir haciendo algo tan estúpido como cerrar las salidas al agua.

Quizás se nos olvida que la mayoría del territorio mexiquense está asentado sobre terrenos que antes fueron lagos y lagunas, y que el agua, la lluvia, tiene memoria, y que por más cemento y pavimento que le hayamos puestos al suelo, el agua regresará, tarde o temprano lo hará. Ojalá no nos encuentre tan mal preparados como parece que lo estamos ahora para la temporada de lluvias 2018.

 

La última y nos vamos…

 

El Poder Judicial de la Federación ha dado mucho de qué hablar en los últimos días. Primero fue su negativa a bajar sueldos a los magistrados, los cuales quedarán muy por encima del que tendrá el próximo Presidente de la República; luego, de un plumazo, concedieron libertad absoluta e inmediata a la profesora Elba Esther Gordillo Morales, quien ahora resulta que siempre fue inocente y a quien nunca le pudieron comprobar las acusaciones de lavado de dinero y operación con recursos ilícitos que le cargaron durante cinco años para tenerla presa, y este domingo dan otro “bandazo” a reabrir el caso Tlatlaya, aquella presunta ejecución arbitraria de presuntos delincuentes a manos de elementos del Ejército Mexicano.

No sé bien si se trate de una especie de “despedida” al Presidente de la República en turno, Enrique Peña Nieto, y una especie de bienvenida al próximo mandatario nacional, Andrés Manuel López Obrador, pero pareciera que la ley estuvo casi seis años media dormida y hoy comienza a despertar para hacer verdadera justicia.

Reabre juez caso Tlatlaya. Ahora buscan al que ordenó la presunta ejecución ilegal en San Pedro Limón.

Huele como raro, se siente como extraño, parece hasta manipulado, pero las cosas están funcionando así, como el “despertar de la justicia” que por tantos años se exigió y que parecía que nunca iba a ocurrir, con decisiones medias extrañas, quizá, pero finalmente como que más apegadas a la legalidad que las que se tomaron antes, cuando se ejecutaron acciones supuestamente legales en contra y a favor de personajes de cierto reconocimiento nacional.

A ver si esta tendencia nacional se amplía a algunos casos conocidos en el Estado de México y por fin podremos ver que se investigue a fondo y eventualmente se sancione a los presuntos responsables del desfalco evidente que hoy presenta la Secretaría de Salud del Estado de México, asunto en el que ya han pasado muchos años y parece que a nadie le interesa que haya responsables.

En una de esas nos enteramos de que alguien causó todo el daño que hoy se vive en clínicas y hospitales del sector salud del Estado de México, se le pone nombres y apellidos y se actúa de una vez por todas en contra de quienes tienen esa responsabilidad.

Así es que, señores políticos, cuídense muy bien la colita, no vaya a ser que se las vayan a pisar, si no los jueces y magistrados que ahora ya se acordaron de lo que siempre tendrían que estar haciendo: impartiendo justicia, o quienes serán las próximas autoridades de este país que por mucho que digan que no llegan con sed de venganza, lo cierto es que sí se les ven ganas de aplicar justicia con más apego a la legalidad de lo que se estaba haciendo hasta hace unos meses. ¿O no?

 

 

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.