Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

De abogado del Diablo…

 

Llama poderosamente la atención la actitud que cuadros del Partido de la Revolución Democrática (PRD) asumieron ayer con respecto a la decisión del Tribunal Electoral del Estado de México de quitar diez diputados de representación proporcional al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), pareciera que están comprando bronca ajena o que de repente les salieron las ganas de hacerla de Abogado del Diablo.

El asunto de la “quita” de diez diputados plurinominales a Morena representa en realidad el primer conflicto postelectoral que se registra en el Estado de México, mismo que, como en toda buena bronca, arrojará vencedores y vencidos, por eso extraña que el PRD, o al menos una parte de ese instituto político, se haya arrojado solito a los cascos de los caballos, donde seguramente saldrá raspado, poco o mucho, pero raspado.

Nadie en su sano juicio podría pensar que la demanda de la supuesta “sobre-representación” del Movimiento de Regeneración Nacional en la conformación de lo que será la 60 Legislatura del Estado de México haya salido de la mente brillante de algún perredista, y mucho menos que el Tribunal Electoral del Estado de México haya actuado como lo hizo, quitando los diez diputados a Morena y repartiéndolos entre los demás partidos, justo a solicitud del PRD.

Es cierto que el PRD de algún modo se benefició en la “jugada, pues además de que le cayeron del cielo un par de diputados, lo real es que ellos no fueron los que iniciaron el procedimiento legal que dio origen a la sentencia aprobada el viernes por el Tribunal Electoral local.

Pareciera como que algo o alguien desde las más altas esferas de la política mexiquense le hubieran pedido el “favorcito” a los perredistas para entrar ahora al ruedo a defender la “democrática” decisión del Tribunal Electoral mexiquense y despojar a los de Morena de sus diez diputaciones que ya le había asignado el Tribunal Electoral del Estado de México.

Por más que uno le piensa la verdad es que hay pocas respuestas a la intrépida conducta de los perredistas, puede ser un favor especial a alguien para hacer ver que son varios los partidos que sí están de acuerdo con la decisión del TEEM; es una forma de hacerse notar en un momento en que prácticamente pasaron a la inexistencia desde que decidieron operar como lacayos del Partido Acción Nacional y su voz se dejó de escuchar en el marco de la coalición denominada Por el Estado de México al Frente, o simplemente pretenden hacer ver a Andrés Manuel López Obrador y sus huestes que todavía existen, que ahí están y que pretenden seguir como factor político en este país.

Como sea, sinceramente no es la mejor voz del perredismo su representante de partido ante el Instituto Electoral del Estado de México, Javier Escalona, como para salir a dar la cara los militantes del partido del sol azteca, menos aun cuando le mandaron al presidente municipal de Nezahualcóyotl, los dueños de la franquicia, los hermanos Bautista, así como parar darle fuerza, para respaldarlo, para hacer ver que no se manda solo y que la tribu más poderosa del PRD respalda el dicho del Javier Escalona.

 

Los argumentos

 

Según los perredistas, se trata de una “celebración” de que en días pasados el Tribunal electoral del Estado de México emitiera la resolución que impide la sobre-representación de Morena en la entidad.

Enunciaron que con ello se da espacio a una “mejor representación en el Poder Legislativo a los contendientes del pasado proceso electoral, teniendo coherencia a los votos obtenidos en la jornada electoral”.

“Con ello se permite el aumento de la bancada del Sol Azteca de 3 a 5 diputados por el principio de representación proporcional, lo que permite mantener el principio de pluralidad a todas las expresiones manifestadas en las urnas”, y aseguraron que estarán pendientes de la resolución final del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ante los recursos presentados por Morena.

Por su parte, Juan Hugo de la Rosa, presidente municipal perredista reelecto en Nezahualcóyotl, señalo que ese partido –PRD– necesita cambios de fondo para corregir el panorama que actualmente enfrenta y con ello el recomponer la confianza con la ciudadanía.

“Seguros de que el TRIFE resolverá a favor del PRD, se estaría eligiendo al nuevo o nueva coordinador del Grupo Parlamentario de manera consensuada al interior de la fracción, siempre responsables de que tendrán que representar la agenda legislativa que tiene como temas prioritarios la seguridad, educación y salud de las y los mexiquenses”, remataron los perredistas.

Quien juega con fuego, normalmente resulta chamuscado, y eso es precisamente lo que podría ocurrir a los afamados perredistas que de repente les dieron ganas que los volvieran a mirar como factor político en esta entidad, a pesar de que todavía se encuentran en peligro de extinción, pues aunque se habla poco sobre el tema, es real que no juntan los votos necesarios del 2 por ciento de la totalidad de sufragios válidos en la elección presidencial, por lo que si alguien se pone listo, interponme el recurso legal correspondiente, y le aviva al fuego, en una de esas les andan aplicando la del extintor también al llamado partido del sol azteca, o lo que queda de éste, tomando en cuenta que más de la mitad de lo que era ya se pintó de guinda y tiene rato que sirven de porristas de Andrés Manuel López Obrador, Higinio Martínez Miranda y hasta de la maestra Delfina Gómez Álvarez.

 

Texcoco Team

 

Y ya que hablamos de los miembros del ahora denominado Grupo Atlacomulco-Texcoco, por aquello de que serán amos y señores de la política mexiquense en unos días más, es interesante analizar las palabras que la maestra Delfina Gómez Álvarez vertió en días pasados en la ciudad de Toluca, donde acudió a invitación de uno de los clubes sociales y deportivos de mayor prestigio en la capital mexiquense.

Según la profesora de Texcoco, designada por el Presidente Electo de México, Andrés Manuel López Obrador, como coordinadora estatal de programas federales en el Estado de México, ella no tiene “la menor intención” de convertirse en un supra-poder por encima del gobernador Alfredo del Mazo Maza.

Incluso señaló que ellos tiene la instrucción directa del Presidente Electo de este país de trabajar en estrecha coordinación con Del Mazo Maza, “porque él es el gobernador del Estado de México y como tal debe respetársele”.

Interesante…primero, porque si eso fuera cierto, para qué elegir como coordinadores de programas federales en cada estado precisamente a las figuras políticas perdedoras de recientes elecciones estatales. ¿Por qué designar a Delfina Gómez Álvarez? ¿Por qué no designar en ese cargo a cualquier otra persona diferente a quien fue derrotada en las urnas en la más reciente elección de gobernador del Estado de México?

Lo mismo está ocurriendo en otras entidades del país, donde López Obrador designó a sus coordinadores de programas federales precisamente de entre los que no ganaron las elecciones, casi, casi, como para decirles a los gobernadores que sí fueron electos que ellos tendrán el cargo, pero el poder económico lo ejercerán otras personas.

Segundo, hay que observar que la maestra Delfina Gómez aceptó su derrota, aceptó que el gobernador del Estado de México se llama Alfredo del Mazo Maza, lo cual, hasta donde yo recuerdo, había dicho que jamás reconocería, porque, según ella, la elección del hoy mandatario mexiquense “estuvo plagada de irregularidades, excesos y manipulación y compra de votos”.

Esas eran sus palabras textuales hace poco más de un año, cuando todavía supuraba la herida y no aceptaba a ninguna costa el señalar a Alfredo del Mazo Maza como gobernador del Estado de México.

¿Será que el tiempo ya hizo efecto y ayudó a cerrar las heridas políticas del pasado o simplemente que el triunfo de su tótem Andrés Manuel López Obrador le hizo bien a la maestra de Texcoco como para comprender que en la política no hay triunfos ni derrotas para siempre?

 

Despojos panistas

 

Un fiasco. Esa sería mi síntesis sobre la encerrona que tuvieron los militantes y dirigentes del Partido Acción Nacional el sábado 11 de agosto en la Ciudad de México.

Fue bonito ver la reaparición del señor Ricardo Anaya, después de su derrota electoral del 1 de julio, mucho más relajado, como más alegre, como que se le acabó lo peleonero y regresó a su papel de intelectual de biblioteca pública.

Anaya Cortés se dio tiempo incluso de hablar bien del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, de desearle suerte en su administración y de advertir que seguirá en l batalla política desde cualquier trinchera, “contribuyendo al desarrollo del país”.

A pesar de muchos actos de “mea culpa” en el micrófono, no hubo ni un solo vicio de algo en serio que se vaya a aplicar para intentar recuperar a Acción Nacional del lamentable estado que le dejó la elección presidencial y las muchas que también perdió en los estados del país. Nadie dijo finalmente qué sigue, más allá de nombrar una comisión electoral que se encargue de sustituir al presidente nacional emergente que precisamente también impuso Ricardo Anaya para agandallarse la candidatura a la Presidencia de la República.

Y si así anda a nivel nacional del PAN, pues imagínese usted lo que sucede en el Estado de México, donde nadie da pie con bola para hacer algo que permita resarcir las heridas, recuperarse del pésimo negocio que implicó su coalición con la izquierda del PRD y el desatino en la designación de candidatos comunes que dio lugar a una estrepitosa caída en su próxima representación política en municipios y distritos del Estado de México.

Nada, absolutamente nada hay sobre la mesa como para entrarle al terrible reto de rehabilitar el moribundo panismo mexiquense, el cual incluso antes de la elección del 1 de julio ya estaba en estado terminal, simplemente porque enfrentó una de las más numerosas y graves deserciones de militantes que no vieron en sus dirigentes ninguna propuesta que les animara a seguir respaldando a los muchos externos que llevaron como candidatos.

Ahí están los resultados de ex panistas que sí llegaron a cargos de representación popular pero enfundados en otros colores y siglas, entre los más destacados y mencionados los de Gabriela Gamboa Sánchez, en Metepec, y Patricia Durán Reveles, en Naucalpan, quienes durante años fueron azules y que ahora se mueven bajo las banderas del Movimiento de Regeneración Nacional.

Esos dos casos demuestran que no eran los militantes los malos, sino el equipo en el que militaban, donde hoy se evidencia una ausencia total de liderazgos y de militantes, pues los que fueron ya no están, y los que estuvieron hasta hace algunos años se olvidaron siempre de que había que ir construyendo nuevos cuadros para la regeneración política que todo instituto necesita cuando se piensa en el largo plazo.

Así están las cosas en el Partido Acción Nacional del Estado de México, y aunque ese partido no está en problemas de perder el registro como el PRD, Verde Ecologista o Encuentro Social, porque supieron defender más o menos el porcentaje mínimo para subsistir, el problema es pensar en cómo le van a hacer para regenerar un tejido político totalmente perforado, desgastado y con poca viabilidad social, ya que quizá sea el partido político que menos aceptación tenga en este momento entre los ciudadanos, no por rechazo sistemático, como el PRI, sino por su absoluto desprendimiento de la base social que es donde se cocinan los triunfos y las derrotas.

 

La última y nos vamos…

 

A no ser que ocurra un milagro y llegue en las próximas horas, se revise como guía de estudios de estudiante de preparatoria, y se lleve a comisiones para aplicar el fast track legislativo, lo más probable es que la propuesta de reforma a la Ley de la Universidad Autónoma del Estado de México que impulsaron desde la Rectoría de la institución tendrá que esperar tiempos mejores para ser aprobada.

La de esta semana será la última sesión deliberativa del último periodo ordinario de sesiones de la actual 5 Legislatura del Estado de México, por lo que el tiempo se agotó y no habrá tiempo de sacar adelante un dictamen de esa magnitud.

No es cualquier cosa la propuesta de reforma, se trata de un documento muy relevante desde cualquier punto de vista que se quiera apreciar, por lo que no sería justo para la máxima casa de estudios de la entidad que su máximo ordenamiento se intente reformar al “chilazo”, muy al “como va”.

Nunca se trató de eso la reforma propuesta por la administración de Alfredo Barrera Baca. Se ha trabajado mucho en ella, su integración fue un trabajo altamente importante para un equipo de trabajo al que encargó esa promoción el propio Rector, por lo que no se valdría que se le manchara de tal forma, con un palomazo de esos que suelen aplicarse cuando la prisa mata los tiempos de reflexión.

Si la propuesta de reforma es tan sólida como se dice que es, pues no habrá problema para sacarla adelante en la próxima Legislatura del Estado de México, donde Morena será mayoría, pero no por eso tendría por qué encontrarse con un rechazo sistemático a tal propuesta.

No hay por qué tenerle miedo a la posibilidad de ponerla a consideración de un partido político distinto. En Morena también hay pensantes que bien podrían encontrarla adecuada e incluso nutrirla con otros puntos de vista distintos.

Son tiempos de debate abierto, de confrontación de ideas, para dejar atrás los tiempos de la imposición, del “poder de las mayorías”, del aplastante dominio que enmudecía a quienes no pensaban igual. Demos pues oportunidad a que quienes serán los próximos legisladores locales demuestren que sí son capaces de hacer algo bien, sin necesidad de aplastar a nadie.

Se trata, insisto, de un documento vital para la vida académica de la universidad pública del Estado de México, institución a la que muchos le debemos demasiado, por lo que ya va siendo hora de ir pagando un poco con reflexión, con análisis, con ideas, con debate abierto y limpio, creando consensos, viendo lo bueno, no criticando todo, simplemente porque proviene de una instancia distinta a la propia. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.