Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

 

Demuestran diputados y Del Mazo altura política

 

Bien por los diputados de la LX Legislatura del Estado de México, por su comportamiento serio y republicano durante la primera sesión solemne de ese cuerpo colegiado, en la cual tuvieron como invitado de lujo al gobernador Alfredo del Mazo Maza, quien también planteó todo su respeto a la soberanía del Poder Legislativo e hizo un llamado a trabajar, juntos, para hacer del Estado de México “una tierra justa”.

No faltó el “porro” del Partido del Trabajo, quizá inspirado en Gerardo Fernández Noroña, quien quiso hacerse notar y demostrarle al mandatario mexiquense lo “bravos” que pueden ser los que hacen honor al dicho de la abuela de que “cuando la perra es brava, muerden hasta los de la casa”.

El gobernador Del Mazo Maza y los coordinadores parlamentarios pusieron ejemplo de sana y respetuosa relación entre Poderes.

Sin embargo, más allá de la envalentonada del señor diputado Armando Bautista, la verdad es que el resto de los legisladores mexiquenses se vieron muy bien, supieron perfectamente donde estaban parados y a lo que se iba a esa sesión, en la que lógicamente no era el tema central pelearse o desgarrarse las vestiduras. Quizá para eso haya mejores oportunidades.

Quien definitivamente se observó como lo que debe ser es Maurilio Hernández González, el coordinador de los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, quien firme pero decente, dejó muy claro que los legisladores afines a Andrés Manuel López Obrador vinieron  a la Cámara de Diputados del Estado de México a trabajar, no a echar madrazos.

“Aquí, al interior (de la Cámara de Diputados), somos un solo cuerpo, el cuerpo del Poder Legislativo, que tiene la responsabilidad de transitar, junto con la población, hacia un estadio más virtuoso, y que nos debe hermanar”, puntualizó.

Maurilio Hernández no hizo alarde de la mayoría absoluta que hoy ostenta Morena en el Congreso mexiquense, y aunque dejó claro que tratarán de servir a la sociedad, y dejarán de ser serviles a cualquier otro Poder del Estado de México, vienen con ganas de colaborar, de construir y de hacer mejor las cosas.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política de la LX Legislatura local, órgano de gobierno que por primera ocasión encabeza un político de un partido diferente al PRI, manifestó que Morena viene a discutir, a debatir, pero no a ofender.

Maurilio Hernández, firme, pero muy decente.

“Se habrá de debatir, deliberar y acordar la regeneración del tejido social, la recomposición del ejercicio político y eso habremos de hacer.

De los 75 diputados, 63 diputados somos de oposición y no actuaremos de manera impositiva, pero sí nos da la posibilidad de asumir que somos un auténtico contrapeso que habrá de deliberar en la independencia de los poderes”, dijo.

“Hay que construir equilibrios para gobernar bien y para todos. Esa es la realidad ahora del Estado de México. Iniciamos una nueva era y tenemos esa gran responsabilidad”, advirtió.

Sin embargo, Maurilio Hernández no dejó pasar la oportunidad para dejar en claro la posición de Morena con respecto a la controversia que se tuvo en tribunales para recuperar las 10 diputaciones plurinominales que, vía el Tribunal Electoral del Estado de México, pretendieron despojar a ese partido político.

“Hicimos valer la justicia electoral y recuperar a los 10 diputados. Esta Legislatura se está desarrollando e inicia sus trabajos ante una nueva realidad, no es cierto que las cosas seguirán igual, estamos en el umbral de una nueva realidad que es la Cuarta Transformación de la Nación y el Estado de México tendrá un papel estelar en ese esfuerzo”, afirmó.

 

Ánimo de colaboración

 

En su oportunidad, el gobernador Alfredo del Mazo Maza, a quien sí se cedió el uso de la tribuna legislativa, lo cual estaba en duda, aprovechó la ocasión para puntualizar el ánimo de colaboración de su administración y de aprovechar la nueva conformación política de la Legislatura mexiquense para dar muestra de que sí es posible alcanzar acuerdos favorables para la población, por encima de cualquier diferencia ideológica, color o postura política.

“Ante ustedes refrendo el compromiso y la voluntad de la administración por seguir trabajando a favor de las causas sociales, impulsando a las familias y buscando en todo momento el fortalecimiento integral de nuestras comunidades”, indicó.

Confió en que las diputadas y los diputados harán un ejercicio responsable, una actuación comprometida con las instituciones, y tendrán la mayor determinación para mantener la estabilidad política sobre la que por tantos años ha descansado la gobernabilidad en el Estado de México.

“Estoy convencido de que el propósito de la política es servir con total entrega a la sociedad, una sociedad que demanda gobernar con transparencia, responsabilidad y resultados sin distingo de colores, ideologías o partidos”, apuntó.

“Este gobierno escucha el mensaje de los electores”, señaló Del Mazo Maza, en clara referencia a los resultados que arrojó la pasada elección del 1 de julio. “El día de hoy celebro, junto con ustedes, esta nueva etapa del Poder Legislativo que dará mayor legitimidad, estabilidad y solidez a nuestras instituciones”, aclaró.

Alfredo del Mazo, sumar esfuerzos, pidió.

El gobernador Alfredo del Mazo Maza exhortó a los miembros de la LX Legislatura local, en su mayoría de izquierda, a sumar trabajo y talento para hacer del Estado de México una tierra justa.

“Sumando talento y trabajo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo, haremos del Estado de México una tierra justa, un modelo de desarrollo y un ejemplo de bienestar para las familias”, subrayó al en la primera sesión solemne de la LX Legislatura mexiquense, donde 52 diputados son del Movimiento de regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

“Es tiempo de construir un proyecto común en el que los liderazgos electos democráticamente demostremos que nuestro único interés es el desarrollo de las familias mexiquenses”, señaló.

“En la diversidad está el camino para construir decisiones colectivas que reflejan las expectativas y los sueños de nuestra gente. Hoy es tiempo de igualdad para las mujeres, de la inclusión para nuestros jóvenes, de dar su justo valor a las aportaciones de los adultos mayores y las comunidades originarias, al reconocernos todos como mexiquenses”, enfatizó.

Aseguró que los distintos puntos de vista son la base para impulsar la unidad de cada hogar y cada comunidad del Estado de México, “para hacer de nuestra entidad una tierra más justa, más pareja y más fuerte”.

Expresó que la mexiquense es una sociedad abierta, activa y acostumbrada a múltiples opiniones y visiones; “más allá de las diferencias ideológicas, somos parte de un mismo proyecto histórico, en el que el legado de nuestros antepasados y la entidad moderna que somos en el siglo 21 permanecen unidos por los valores que nos identifican y que vemos con orgullo en el escudo de nuestro estado: cultura, libertad y trabajo”.

El mandatario mexiquense habló sobre la importancia de construir juntos, Ejecutivo y Legislativo, un presupuesto adecuado a las necesidades de esta entidad.

“Mi gobierno propondrá un presupuesto responsable, con vocación social, que siga  respondiendo al compromiso de disminuir la pobreza, la marginación y las desigualdades en nuestra entidad, y al reto de imprimir mayor dinamismo y vocación social a nuestra economía para que siga atrayendo inversión y generando empleos”, adelantó.

“La discusión y eventual aprobación del Presupuesto es un inmejorable punto de partida para diseñar una agenda legislativa que sirva a los propósitos en los que todos coincidimos. Recordemos que nuestro deber es para con la ciudadanía y nuestra única prioridad debe ser su bienestar, acotó.

Del Mazo Maza consideró que la conformación de la LX Legislatura es un reflejo de la evolución democrática y una consecuencia de la vida institucional fuerte, pacífica y estable que distingue y enorgullece al Estado de México, y obliga al Ejecutivo y al Legislativo a establecer un diálogo permanente y constructivo para encontrar soluciones a los retos de la entidad sin menoscabo de las respectivas atribuciones y con respeto a las normas de convivencia que rigen la vida parlamentaria y la relación del Congreso con el gobierno estatal.

“Estos nuevos equilibrios de ninguna manera deben frenar el avance del Estado de México, al contrario, son un incentivo para encontrar puntos en común que nos permitan enfrentar desafíos y resolver con talento, responsabilidad y visión incluyente”, opinó.

 

Delfina domina la escena

 

Dos personajes que destacaron de entre los casi 200 invitados especiales que acudieron a la sesión solemne con la que arrancó el primer periodo ordinario de sesiones fueron los senadores electos del Estado de México, también miembros del Movimiento de Regeneración Nacional, Delfina Gómez Álvarez e Higinio Martínez Miranda.

Higinio Martínez y Delfina Gómez, acaparan la atención.

“Como senadores del Estado de México nos toca crear iniciativas que beneficien y fortalezcan la justicia social, transparencia y rendición de cuentas. Tenemos que reducir el gasto a través de la austeridad republicana. Tenemos que hacer efectivas las funciones de los nuevos servidores públicos”, indicó en entrevista la senadora Delfina Gómez Álvarez.

Recordó que los 75 diputados del Estado de México rindieron protesta constitucional como parte del primer Congreso de mayoría morenista, lo que aplaudió, pero dijo que se trata también de una gran responsabilidad, pues ahora hay que demostrar con acciones precisas, en el corto plazo, que el nuevo partido político mayoritario es digno de la confianza que los electores le depositaron a través del voto.

Delfina Gómez insistió, a pregunta expresa, que su responsabilidad como Coordinadora Estatal, cargo que le confirió en el Estado de México el Presidente Electo de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, no es un cargo de “realeza”, sino, por el contrario, una oportunidad para contribuir al desarrollo del Estado de México desde esa responsabilidad.

“Los que integramos esta Sexagésima Legislatura tendremos la oportunidad de escribir una nueva página en la historia del Estado de México. El Congreso del Estado de México no debe ser ajeno a la transformación que está comenzando, y para lograrlo, este poder dejará de ser la oficialía de partes del gobernador en turno”, aseguró desde el martes la presidenta de la Mesa Directiva de la LX Legislatura local.

“Al titular del Ejecutivo le ofrecemos ser una mayoría responsable, propositiva y conciliadora, pero siempre intolerante a los excesos, los privilegios y la corrupción oficial”, estableció Azucena Cisneros Coss, tras rendir protesta y ser nombrada como la primera Presidenta de la Mesa Directiva de la LX Legislatura.

 

Los próximos alcaldes

 

También estuvieron en el área de invitados especiales los presidentes municipales electos de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, y de Ecatepec, Fernando Vilchis, quienes hicieron valer la fuerza y el tamaño de sus respectivos municipios, uno que alberga la capital del Estado de México, y el otro que es el municipio más poblado del país.

A Juan Rodolfo se le observó feliz, como una lombriz, saludando a diestra y siniestra, como quien en plena plaza de toros trata de mostrarse dominador desde la tribuna, para dejar muy claro que, ahora desde Morena, será parte fundamental de la estructura política del Estado de México, por lo que lo tendrán que tomar en cuenta a todos los niveles.

Juan Rodolfo Sánchez, alcalde electo de Toluca, ahora por Morena.

Mientras, Fernando Vilchis, quizá un poco más relajado, aprovechó para “placearse” ante la nueva clase política mexiquense, donde ahora no estuvieron ex gobernadores como Emilio Chuayffet, César Camacho o Arturo Montiel, y aparecieron solamente los nuevos rostros de quienes ya son conocidos como El Grupo Texcoco.

Fernando Vilchis, en algunas entrevistas a la salida de la sede legislativa, incidió en el mensaje del coordinador parlamentario de Morena, Maurilio Hernández, y lo trajo a colación sobre todo cuando algunos representantes de medios de comunicación le cuestionaron sobre si habrá o no investigación al actual presidente municipal de Ecatepec, Indalecio Ríos, hombre muy cercano al ahora senador plurinominal, Eruviel Ávila Villegas.

Y es que en los últimos días “alguien” se ha encargado de soltar un mar de “trascendidos” sobre presuntas irregularidades administrativas en el ayuntamiento de Ecatepec, el cual, dicen, está plagado de “aviadores”, en su mayoría precisamente ex colaboradores de Eruviel Ávila Villegas que al finalizar esa gestión se quedaron sin chamba y tuvieron que refugiarse en la nómina de ese ayuntamiento, en el afán de la subsistencia, mientras que les llega “otra oportunidad”.

Al respecto, el alcalde electo, Fernando Vilchis, advirtió que sí se realizará una revisión a fondo de la administración municipal saliente de Ecatepec, en estricto apego a la norma vigente, en el marco del proceso de entrega-recepción, y que si se llega a comprobar alguna irregularidad, se actuará conforme a la ley y se presentarán la o las denuncias correspondientes ante la instancia responsable, en este caso la Fiscalía General de Justicia.

Así es que esto lo debemos entender como que no es tiempo de revanchas, pero sí de estricta chamba de inteligencia y revisión de cuentas, para evitar que alguien, el que sea, si se pasó de lanza, pues que lo pague, llámese como se llame y sea del grupo o partido político del que se trate.

 

La última y nos vamos…

 

Por fin asomó la cabecita el señor presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Ernesto Némer Álvarez, en la sesión solemne de la LX Legislatura local de ayer.

Aclaró que todavía es presidente del PRI mexiquense, aunque usted no lo crea, pero reconoció que sí, que ya se quiere ir, que se piensa dedicar en cuerpo y alma a sus funciones como diputado federal y coordinador de los diputados priistas mexiquenses en el Congreso de la Unión.

“Todavía sigo siendo presidente, pero en los próximos días habrá novedades en el partido (PRI), mi intención es dejarlo, ya tengo un año dos meses como dirigente, fui coordinador de la campaña, y hoy tengo que entregarme como coordinador de los diputados federales”, dijo textual.

Ernesto Nemer anuncia que dejará el PRI mexiquense.

Nemer advirtió que es hora de la reconstrucción del Partido Revolucionario Institucional en el Estado de México, y aunque destacó que en su gestión obtuvo 1 millón 200 mil votos más que los que el PRI obtuvo en la elección de gobernador, apuntó que es no fue suficiente en un contexto político nacional muy diferente, con más electores, y casi todos volcados con una sola opción política.

“Tenemos que hacer una reestructuración, hay tiempo suficiente para ello, tenemos el ánimo, todo es perfectible, pero esto se trató de un fenómeno nacional hay que oxigenar las estructuras, buscar nuevos liderazgos, retirar algunos activos. Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance”, finalizó.

Pues qué bueno que el dirigente priista entre en conciencia, se le ve más sereno, más tranquilo y como que con las ideas más claras. Ojalá que el paso que sigue, la reestructuración del PRI mexiquense, se dé en el mejor de los ánimos, en el mejor de los escenarios, y sirva para fortalecer, no para terminar de darle en la torre al otrora poderoso instituto político.

Soy de los que piensan que el PRI no debe desaparecer. Aunque usted no lo crea, hoy más que nunca el PRI le hace falta a México. Sin contrapesos, sin una auténtica oposición, sin un partido experimentado del otro lado de la mesa, esta nación corre riesgos.

A nivel estatal es también sumamente importante que el PRI renazca de sus cenizas. El gobernador Alfredo del Mazo Maza necesita un partido político que sustente y apoye su labor; es fundamental contar con aliados políticos para enfrentar la nueva conformación que hoy presenta el Estado de México, no solamente por la ambición de ganar elecciones, sino porque detrás de ese instituto político todavía hay depositadas muchas confianzas, y es a esos mexiquenses a los que los priistas no pueden ni deben fallar.

Aunque hoy se vean prácticamente minimizados, los priistas no pueden bajar las manos y dejar de pelear. Por el contrario, es tiempo de mostrar y mostrarse que están hechos de buena madera, y que si algunos de sus militantes cometieron errores o desprestigiaron al partido, no todos son tan malos, y, por el contrario, sí pueden mostrar su lado bueno, el de las causas sociales, el de los principios de la Revolución Mexicana que dieron vida a esa fuerza política. ¿O no?

 

 

 

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.