ZONA SÍSMICA

Marco Polo Aguilar

• Guerrero, estado en quiebra y en guerra

• Aguirre y Ortega vaciaron la casa

• Héctor Astudillo lanza SOS a Meade

Antes de que Héctor Astudillo Flores tomara protesta como gobernador Constitucional de Guerrero, el titular de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal Martínez, ya había detectado la perdida de mil 500 millones de pesos de fondos federales entregados en el año 2013 al gobierno del estado.

En el año 2015, la ASF investigaba un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal por esa cantidad, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta del fondo otorgado.

El desvío en el gobierno de Ángel Heladio Aguirre Rivero, era nada menos que en rubros como cuentas sin etiquetar, proyectos perdidos, sueldos fantasmas, pagos a aviadores, bonos inexplicables, programas inexistentes, facturas que no cuadraban, subejercicios sospechosos y obras que se fondearon pero que no se construyeron.

Eso no lo dice ningún adversario político del exgobernador costachiquense, sino que lo concluye la misma investigación de la ASF, para que no se preste a falsas interpretaciones o nos culpen de alguna difamación de honor.

Fueron en las secretarias de Educación y Salud, que Aguirre Rivero utilizaba como “cajas chicas”, en donde se detectaron las irregularidades por la cantidad mencionada. Se incumplieron una serie de procedimientos que pusieron en riesgo a la población más vulnerable, como en la entrega de desayunos escolares o el abasto de insumos médicos y medicamentos.

Hace poco, el mismo gobernador Héctor Astudillo reveló que el exgobernador interino Rogelio Ortega Martínez, suplente de Ángel Aguirre a su renuncia por actos omisión tras la trágica desaparición forzada de 43 estudiantes normalista en Iguala, entregó carreteras que nunca fueron construidas, pero según un informe, fueron terminadas y pagadas.

El remedio salió peor que la enfermedad. El académico Ortega, precedido por una amplia fama de incorruptible, rompió el record de Aguirre, en cuanto a aviadores, y las nóminas en las secretarias de estado se inflaron con nombres de apellidos de su árbol genealógico.

Resulta que ahora, a raíz de esos saqueos, Héctor Astudillo vive día a día con el “Jesús en la boca”, porque cuando no son los cadáveres que aparecen regados a lo largo y ancho de la geografía del estado, son las deudas que lo están agobiando y que hacen que Guerrero parezca un estado en quiebra y en guerra.

Se habla de una deuda del estado cercana a los 13 mil millones de pesos, aunque todo indica la suma es mucho más elevada, ya que cuando Astudillo presentó su informe de los 100 días de gobierno, afirmó que había “recibido la administración con un déficit histórico mayor a los 18 mil 400 millones de pesos”.

A pesar de que la administración que recibió le dejó enormes adeudos y un déficit presupuestal de muchos miles de millones de pesos, Astudillo piensa que esto no

es un asunto que sea lo más grave, “lo más grave de Guerrero es el asunto de la violencia, lo de la deuda tiene salida”.

El Ejecutivo del estado se ha reunido en varias ocasiones con el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, a quien le ha planteado la posibilidad de una renegociación y alternativas de solución, sobre todo que deje satisfechas a ambas partes, y poniendo por delante los interés de los guerrerenses.

Lo que es vergonzoso para los gobiernos perredistas que le antecedieron (Zeferino Torreblanca, Ángel Aguirre y Rogelio Ortega), que la deuda generada sea porque no cubrieron el pago del ISR y cuotas del ISSSTE, conceptos que fueron descontados del salario de los trabajadores y no entregadas a las instancias correspondientes.

Todos estos malos manejos son los que hicieron que los mandatarios izquierdistas o que provenían de un partido de los conocidos de izquierda, como el PRD, Torreblanca, Aguirre y Ortega, ya no se sintieran “pobres” o dejaran en bancarrota al estado, a pesar de que a su alrededor la gente empobrecía más por sus equivocadas políticas y porque ellos siempre se manejaron con suntuosos festejos, parrandas que hacían historia y como buenos administradores de la pobreza, al cabo el dinero que gastaban no era de ellos.

Esto, desde luego, repercute en las finanzas del gobierno. Astudillo se ha visto en la necesidad de recortar y ajustar su presupuesto, lo que sin duda ha afectado en los servicios que proporciona a la población más necesitada del estado.

Lo que no entendemos es porque es un estado en donde cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) colocan en los primeros lugares de corrupción, ahora sea el mismo organismo y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), quienes avalen que Guerrero ha abandonado la lista de los primeros lugares en pobreza.

El gobernador Astudillo hizo el anunció hace unos días y argumentó que históricamente se está en un nivel de carencia mínimos, gracias a las estrategias conjuntas de los tres niveles de gobierno, ya que la pobreza se abatió del 75.2 por ciento al 74.4 por ciento, por lo que se logró sacar de la extrema pobreza a más de 50 mil guerrerenses.

Sin embargo, en Veracruz, uno de los estados que se encuentra también puntuando la lista de corrupción, el índice de pobreza aumentó del 57 por ciento al 62 por ciento.

Todo parece indicar que en Guerrero Astudillo se ha puesto “las pilas” y de un estado que recibió en una absoluta crisis económica, política y social, a 100 días de su gobierno regresó la gobernabilidad y empezó a generar divisas.

Ojalá esta sea la excepción a la regla de lo que muchos políticos creen, ya que generalmente mientras más aumenta la corrupción, el índice de pobreza se abulta. ¿Tú qué opinas, distinguido lector?

Movimientos telúricos…Será hasta el próximo martes, en sesión de la Cámara de Diputados, cuando se designe al presidente de la Mesa Directiva, cargo para el que está propuesto el priista Jorge Carlos Ramírez Marín y mientras será la panista Guadalupe Murguía, quien presidirá la sesión hasta ese día, según marca el reglamento interno del órgano legislativo…esperemos las fracciones parlamentarias se pongan de acuerdo, porque como dice la actriz metida a

diputada Carmen Salinas, el Salón de Plenos el pasado viernes resultó ser todo un set, en donde no se dijo nada más que no se hubiera dicho en la obra de Aventurera…Ayer, la senadora Dolores Padierna y su marido René Bejarano, renunciaron a las filas del PRD para incorporarse a las de Morena…la legisladora comentó que ella nunca estaría de acuerdo en firmar el famoso Frente Amplio Democrático, ya que se moriría siendo una mujer de izquierda…Por cierto, ayer el PRD con sólo 180 de sus 400 integrantes del Consejo Nacional inicio sus trabajos de la IX Reunión Extraordinaria…no cabe duda que el Sol Azteca se apaga y requiere una cirugía mayor…marcop1955@hotmail.co

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.