Zona Sísmica

Marco Polo Aguilar

• Velasco y La Ley de Herodes
• Nestora Salgado, firme en su postura

No cabe duda que si la llegada del gobernador Manuel Velasco Coello al Senado de la República fue desaseada, su regreso a la gubernatura de Chiapas para ser sustituto de él mismo, lo es aún más.
En cosa de unos días, Chiapas tuvo gobernador constitucional y electo, pero también con licencia, interino, sustituto y gobernador-senador electo y senador-gobernador.
Ahora también tiene senador con licencia y senador interino, el que ni siquiera es de su estado y todos estos cargos de representación popular en uno sólo: ocurrencias del sistema político mexicano y lo que es peor, permitido y avalado por el Senado de la República.
Lo que pensábamos que sólo podía aparecer en la analogía de la película La Ley de Herodes, que protagoniza Damián Alcázar, es una realidad que sucedió en la primera sesión formal del Senado, a tres meses de tomar posesión el nuevo régimen de la Cuarta Transformación.
Manuel Velasco abuso del poder que según decía la Constitución del estado y de un momento a otro cambió las leyes en Chiapas y metió otras que solo lo beneficiaban a él.
Aunque Velasco repite como loro que con las reformas a la Constitución de Chiapas en nada se le favoreció para pedir licencia a la gubernatura, luego tomar posesión como senador y regresar para concluir los 90 días que le quedan a su mandato, eso ni el genial Luis Estrada, director y guionista de La Ley de Herodes se lo cree.
Por la mañana del pasado martes, el Senado de la República rechazó otorgar licencia al senador Manuel Velasco Coello para ausentarse de sus actividades legislativas por tiempo indefinido y regresar a su cargo como gobernador, pero más tarde los mismos senadores rectificaron y de nueva cuenta pusieron a votación su licencia y por obra y gracia le fue concedida.
En una posterior carta, el mismo gobernador-senador con licencia, justificó que regresaría a gobernar Chiapas hasta el primer minuto del 8 de diciembre para permitir una ordenada transición.
La confusión fue de tal magnitud que mientras Miguel Osorio Chong decía que “es un derecho que tenemos los legisladores, senadores en lo particular, senadoras de pedir licencia, esto está consignado en la Constitución”, otros legisladores y ex funcionarios electorales, sostenían que lo hecho por el Senado de la República a todas luces es inconstitucionalidad.
Para las senadoras Citlali Hernández, de la Ciudad de México y Nestora Salgado, de Guerrero, quienes se mantuvieron en su misma posición en la segunda votación en la licencia que solicitó Velasco explicaron que se debió a que no estuvieron de acuerdo en sus motivaciones, ni mucho menos, en lo ocurrido en el Congreso de Chiapas.
Gustavo Madero, senador del PAN, fue uno de los más críticos porque el tema de la licencia fuera discutido dos veces en la misma sesión, lo que consideró un grave error anticonstitucional y pérdida de credibilidad para el Senado.
Por su parte, Alfredo Figueroa, ex consejero del IFE afirmó: “Por donde se mire, (Manuel) Velasco no puede sustituirse a sí mismo, porque la Constitución lo tiene prohibido expresamente“.
Pero a Manuel Velasco, sustituto de él mismo como gobernador de Chiapas le esperan grandes y varios pendientes que serán imposibles, que en tan sólo tres meses, logre tapar tanto hoyo que deja en una entidad prácticamente bombardeada en todos los sentidos. Y para muestra un botón:
José Alfredo Araujo Esquinca, delegado federal de la SEDATU en Chiapas, reveló que el gobierno de Manuel Velasco adeuda 620 millones de pesos de la reconstrucción luego del terremoto del 7 de septiembre del 2017.
Al gobierno chiapaneco le correspondía pagar el 25 por ciento y 75 por ciento a la federación, para subsanar los daños ocasionados a 46 mil 773 viviendas dañadas, lo que tendría un costo de dos mil 400 millones de pesos toda la reconstrucción.
El gobierno federal ya aportó mil 833 millones y el gobierno estatal debe 620 millones de pesos, reveló Araujo Esquinca.
Otro adeudo que salta a la vista, es que la Secretaria de Salud, aparte del desabasto de medicinas en la entidad y el descuido de los hospitales oficiales, tiene un adeudo por la cantidad de 100 millones de pesos a la empresa Lav Tap, por los servicios de limpieza y otras cosas.
¡¡Ahora sí que Manuel Velasco salió más cabrón que bonito!!

¿O tú qué opinas amable lector?…marcop1955@hotmail.com

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.