Rechazan nuevos impuestos sin la opinión del sector empresarial

Grupo Puntual / Carlos Moreno Carreto

TOLUCA, México, 5 de Diciembre de 2021.- Ningún impuesto que afecte a las empresas puede ser aprobado en el Estado de México sin que el sector empresarial forme parte del análisis y discusión de sus cláusulas y se evalúe el impacto que tendría sobre las unidades económicas y la generación de empleos.

Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), señaló que la discusión de la aplicación de tres nuevos gravámenes del ámbito, no puede llevarse a cabo de manera exclusiva en el orden político y exclusivamente entre representantes de la Legislatura, pues son las empresas y los trabajadores quienes deberán vivir con sus implicaciones.

El presidente de la cúpula empresarial en el Estado refirió que sabe de la necesidad de incrementar los recursos con los que cuenta el Estado, porque son los que permiten ofrecer servicios públicos y mantener la operatividad en diferentes ámbitos de la entidad, como educación, salud y seguridad, entre otros, pero una decisión en materia de impuestos deben ser empática, proporcional y equitativa.

En este sentido, Sauza Martínez aseguró que el análisis que se ha hecho desde el sector empresarial, con respecto a la propuesta de tres nuevos gravámenes estatales arrojan algunos datos y condiciones que deben ser consideradas:

 1.En lo que refiere a la propuesta de un impuesto a personas físicas o morales por la  emisión de gases contaminantes a la atmósfera: debe reconocerse que la Zona Metropolitana del Valle de México es la más contaminada en el país y la del Valle de Toluca  la cuarta con peor calidad del aire, por lo que las medidas para revertir esas condiciones,  más que recaudatorias deben orientarse al impulso de inversiones que reduzcan la  emisión de contaminantes, avanzar en el cumplimiento de los objetivos de la Agenda  2030, prevenir y evitar enfermedades entre la población, de manera que se mejore su  calidad de vida.

2.En el caso del impuesto a casas de empeño, se considera que estás pueden aportar de manera positiva en la recaudación estatal, principalmente por el creciente número de unidades económicas que se tienen en este giro y de los cuales no se tiene un control efectivo.

Este sector no ha cerrado operaciones a pesar de las condiciones de pandemia, sin embargo, no tiene una definición efectiva en el cálculo de impuestos cuando las prendas empeñadas no sean recuperadas por el usuario.

Gilberto Sauza explicó que una tasa del 5% como gravamen ante la venta de los productos, permitiría fortalecer las finanzas públicas, e impactaría de manera eficiente en la prevención del lavado de dinero y la inseguridad en lo que respecta al robo de mercancías o pertenencias.

3.- Desde los años 80, México generó el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal con la finalidad de determinar la forma en la que la Federación debería de distribuir los recursos entre todas las entidades federativas y de igual forma como los Estados auxiliarían a la federación para fiscalizar; así como evitar tributaciones federales y estatales que grabarán la misma actividad, pero en 2013, al reformar al artículo 43 de la ley del IVA se autorizó que los estados establecieran impuesto cedulares.

El presidente de Concaem añadió que de acuerdo con la tasa impositiva de 5% establecida en la propuesta, se tendría un efecto directo menor al 3% directo en el pago del impuesto causado, por la deducibilidad directa que tendría este impuesto, respecto del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.