Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

¿Gobernador destituido?

 

El diario nacional El Financiero desarrolló ayer jueves, en la Ciudad de México, un interesante ejercicio de diálogo al que denominó Foro Político, hubo muchos invitados y el tema central no podía ser otro más que ¿qué pasará cuando asuma el gobierno de México el señor Andrés Manuel López Obrador?

Hubo de todo, importantes aportes en materia económica, dentro de lo cual destacaría yo la inquietud que persiste sobre el trato que la próxima administración federal dará a la libre empresa, pues es un asunto que no se resolverá hasta que se vea la operación política de Andrés Manuel López Obrador.

Es decir, sí hay quienes tienen miedo, pues todavía no se borra del todo la imagen de “Venezuela” que tanto se difundió en contra del líder nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, por lo que todavía observo cierto temor, incluso entre los analistas más prestigiados, sobre el futuro de las inversiones en este país. Unos dicen que el esquema económico no será muy distinto a lo que hoy tenemos, pero otros insisten en comparar al hoy presidente electo con mandatarios de Cuba o Venezuela, cuyo trato hacia la iniciativa privada no ha sido el mejor que podría haber.

Pero el punto que más llamó mi atención, reitero, a título personal, es lo expuesto por Luis Carlos Ugalde, aquel que presidió hace no mucho al entonces Instituto Federal Electoral, ahora convertido en reconocido analista, politólogo y proyectista.

Luis Carlos Ugalde habló en el Foro Político de El Financiero acerca de la eventual reacción del Movimiento de Regeneración Nacional hacia aquellos políticos distintos, en el caso específico, se refirió al futuro de los 12 gobernadores que para el 1 de enero del 2019 quedarán de marca priista.

El analista Luis Carlos Ugalde dejó entrever que existe una lamente posibilidad de que el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador no está en la mejor disposición de coexistir con aquellos gobiernos emanados del Partido Revolucionario Institucional, en cuyo caso se inserta precisamente el Estado de México.

Advirtió de una relación ríspida que iniciará con la medida ya muchas veces comentada de los coordinadores estatales, esos representantes del Presidente de la República que tendrán a su cargo la operación de los programas gubernamentales federales en las entidades del país.

De acuerdo con el ex presidente del IFE, los gobiernos de los estados priistas podrían enfrentar una grave crisis, primero por el recorte a los recursos que el gobierno federal les suministra vía las llamadas “participaciones”, las cuales se recortarán parejo, pero con especial dedicatoria a los gobiernos de los priistas.

“Y por cierto, no duden que en los próximos meses, de esos 12 gobernadores del PRI, algunos sean depuestos. No lo duden. Depuestos mediante la figura de juicio político, por supuesto”, dijo textual Luis Carlos Ugarde.

En la explicación amplió sobre el tema y señaló que el juicio político será la principal herramienta con la que el gobierno federal de López Obrador podría irse “de cacería” en contra de los gobernadores priistas.

Alfredo del Mazo Maza ¿en peligro de ser depuesto mediante juicio político?

Según el especialista, existen elementos suficientes, al menos en esos 12 casos, como para sustentar un juicio político en contra de los gobiernos surgidos del Revolucionario Institucional, el Estado de México entre ellos, reiteró, el caso del Estado de México, donde Alfredo de Mazo Maza es gobernador.

Por supuesto que el asunto pinta muy feo, no solamente para la figura de los gobernadores, sean priistas o de cualquier otro partido, pues lo que Luis Carlos Ugalde es que existe una tendencia a acabar de raíz con todo lo que huela al PRI.

Bajo esa tónica, y todo de acuerdo con el especialista, existe alta probabilidad de que el la administración de López Obrador entre directamente en una guerra en contra de personajes del poder político, como Alfredo del Mazo Maza.

¿Elementos de los cuales podría hacer uso López Obrador? Pues los gobernadores priistas podrían ser simplemente el primer objetivo del llamado programa nacional anticorrupción, lo que se resume desde dl punto de vista político no solo como una venganza, sino como una exposición abierta de “lo malo” que fue el sistema priista y del deseo social que priva entre los mexicanos para acabar con ese pasado de más de ocho décadas que aparentemente se busca extinguir.

Por el bien del Estado de México, y del país en general, ojalá que Luis Carlos Ugalde se equivoque y no seamos testigos de una batalla entre Morena y lo que queda del Partido Revolucionario Institucional, pues, de ser así, estaríamos hablando de términos de liquidación política que suena demasiado riesgoso para todos los mexicanos.

 

Justicia y presión social

 

Como por “arte de magia” se resolvió el asunto del estudiante muerto en un intento de asalto a pasajeros del transporte público de pasajeros ocurrido en Toluca hace poco más de un semana, donde lamentablemente perdió la vida Alex, quien pasó a ser un referente de la sociedad fastidiada de este tipo de eventos en el Estado de México.

La autoridad, en este caso la municipal de Toluca, presentó el miércoles por la noche a un sujeto detenido que presuntamente habría sido el responsable tanto del asalto ocurrido en un autobús de pasajeros como de la muerte de Alex, quien presumiblemente opuso resistencia al asalto y murió víctima de un balazo del sujeto.

¿Por qué solo se resuelven los delitos cuando hay presión social? Por qué hace falta que los ciudadanos impulsados por ese fastidio que impera en la sociedad se lanzan ahora vía las redes sociales a la protesta y llevan a cabo movilizaciones para exigir que la autoridad actúe y haga su trabajo.

Fernando Zamora prometió atapar al responsable de la muerte de Alex, y cumplió.

La policía municipal de Toluca en este caso específico era la menos obligada a detener al presunto delincuente, pero lo hizo, presuntamente con el apoyo de la Cámara del Transporte de Pasajeros y Turismo, pero lo hizo, gracias a un evidente compromiso cumplido que puso sobre la mesa el presidente municipal de Toluca, Fernando Zamora Morales, quien desde el día mismo de ocurrido ese hecho, además de lamentarlo, prometió que actuaría y se detendría al responsable.

Pues como lo prometió Zamora Morales eso ya ocurrió; es decir, ya está detenido quien presumiblemente causó la muerte de Alex, mientras que la policía ministerial que depende de la Fiscalía General de Justicia simplemente no dio resultados, a pesar de la presión social, manifestaciones de familiares y amigos de la víctima y ni porque en las redes sociales le tundieron de lo lindo al Fiscal.

Solo la autoridad municipal de Toluca dio la cara en este lamentable suceso, tantito por la presión social, pero mucho más por la instrucción directa de un Fernando Zamora Morales al que se le puede cuestionar por muchas cosas, menos por no cumplir con la palabra empeñada.

Qué bueno que todavía quede alguien en toda la esfera de gobierno capaz de entregar buenas cuentas a una sociedad verdaderamente fastidiada de este tipo de lamentables circunstancias en las que más de 265 personas han perdido la vida en asaltos o accidentes registrados en el transporte público de pasajeros del Valle de Toluca.

Este caso, en el que lamentablemente se tuvo que perder una vida como la de Alex, un joven con toda la enjundia y camino por delante, demuestra que cuando se quiere, se puede, en materia de combate al delito.

La única pregunta es por qué tenemos que esperar a que la sociedad se enfurezca, presione vía redes sociales o salga a la calle a protestar, cuando el principal compromiso de la autoridad es garantizar la seguridad personal y patrimonial de los gobernados.

 

Preocupante elección

 

Con la instalación del denominado Órgano Electoral Independiente se puso en marcha la elección de la próxima mesa directiva del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), en la cual tendrán derecho de participar algo así como 103 mil profesores del sistema estatal de esta entidad.

Se convocó a una conferencia a los representantes de los medios de comunicación, supuestamente para dar detalles del proceso que dará como resultado al sucesor del profesor Abraham Saroné Campos, quien actualmente encabeza al SMSEM.

Una conferencia que no aclaró prácticamente ninguna duda, pues el órgano electoral, que preside el profesor Polo Francisco Flores, no fue capaz de explicar siquiera cuándo se llevará a cabo la elección y ni siquiera cuándo se emitirá la convocatoria respectiva.

Solamente se limitaron a presentarse y a dar un mensaje que evidentemente alguien más les escribió, pues ni siquiera fueron capaces de leerlo adecuadamente, y sus limitaciones se vieron todavía peores cuando se les intentó preguntar sobre los detalles del proceso que supuestamente ellos deberían saber, como instancia encargada de la elección.

El Órgano Electoral Independiente encargado de la elección en el SMSEM.

“Déjenos poner a trabajar, apenas nos estamos instalando, y cuando ya tengamos todo listo se los daremos a conocer”, dijo una y otra vez el presidente del organismo, Polo Francisco Flores, así como para tratar de tranquilizar a los molestos periodistas que le solicitaron explicaciones a sus dudas.

¿Cómo para qué llamar a una conferencia a los representantes de los medios de comunicación cuando los protagonistas del Órgano Electoral Independiente evidentemente no tenían mucho qué decir?

¿Quién verdaderamente será quién dicte las reglas del proceso, las fechas para el desarrollo de la elección e incluso la convocatoria respectiva para tal fin?

¿En qué oficina gubernamental o del propio Sindicato de Maestros se estará elaborando la mencionada convocatoria? Porque es evidente que no serán los miembros del supuesto Órgano Electoral Independiente quienes estén capacitados para hacerse cargo de tal objetivo.

La conferencia de los miembros del Órgano Electoral Independiente sembró más dudas que aclaraciones sobre la calidad, autonomía y legitimidad de la elección del próximo secretario general del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, lo cual no suena nada bien para uno de los gremios no solamente más numerosos de esta entidad, sino de uno de los de mayor arraigo social y peso específico en la política mexiquense.

Hay que otorgar el beneficio de la duda al presidente del Órgano Electoral Independiente, Polo Francisco Flores, a su Secretario Técnico, Óscar Eduardo Gómez Ortiz, y a cada uno de los 13 Secretarios de Actas que lo integran, esperemos que asuman con responsabilidad el reto que tienen entre sus manos, pues se trata de un proceso francamente de alto riesgo, el cual, si se les sale de las manos, podría causar verdaderos dolores de cabeza no solamente a los profesores, sino a los alumnos a los que atienden y en realidad a miles de mexiquenses que tenemos la confianza en ellos depositada.

Si la elección del magisterio mexiquense se contamina por ideologías y partidos, aprovechando la evidente debilidad de ese Órgano Electoral Independiente, las consecuencias podrían ser verdaderamente catastróficas, pues no hay nada peor que pensar en un magisterio mexiquense alborotado, enfrentado, con paros de labores, marchas y otro tipo de movilizaciones en protesta por una elección opaca o intervenida.

Hagamos votos para que me equivoque en mis malos pensamientos y que Polo Francisco Flores, Eduardo Gómez Ortiz y demás profesores involucrados en este reto me callen la bocota y demuestren que sí son capaces, que tal vez no sepan responder lo que se les pregunta, pero que sí sacarán adelante esta importantísima elección de la cual depende la estabilidad magisterial y del aparato educativo de la entidad más poblada del país. Ojo, mucho ojo.

 

La última y nos vamos…

 

La abuela nos enseñó desde hace muchos años dos sabios refranes: “El que calla, otorga”, y “Cuando el río suena es porque agua lleva”, y una mezcla de ambos viene a mi mente cuando solo silencio se obtiene de una denuncia tan grave como la expuesta ayer en este mismo espacio en contra de la actuación poco clara de Víctor A. Bautista  Cruz, Coordinador de Administración  y Finanzas del Centro Medico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios.

Solamente cara de asombro en un instituto al que mucho debemos tanto, como es el Issemym, pero a pesar de eso todo siguió igual en el Centro Médico, donde lejos de aclararse y corregirse las situaciones solamente se agudizan cada día.

«Enmudeció el palenque» en el Centro Médico del ISSEMyM.

La única reacción del propio Coordinador de Administración y Finanzas del Centro Médico fue enfurecerse y tratar de encontrar culpables, amenazando con despedir si averigua quién fue capaz de hacer trascender sus irregularidades.

Pero, lejos de corregirlas, dicen los que le rodean que ya hay una nueva amenaza: “Si no les gusta, pues se les va a poner peor”, dijo a gritos ayer mismo luego de leer lo aquí expuesto sobre cómo marchan las cosas en el hospital.

Lamentable, realmente muy lamentable, primero, que no haya una autoridad superior que sea capaz de poner en su lugar a un “servidor público” cuyo compromiso laboral es con cualquiera, menos precisamente con el público, y, segundo, que un tipo de esa calidad no sea tocado ni por el pétalo de una rosa, cuando es evidente que las cosas no marchan bien en ese aspecto.

Lo peor del caso es que los únicos que están pagando tanto la mala actuación de ese administrador como las consecuencias de sus actos son precisamente los derechohabientes del Issemym, quienes no solamente tendrían que recibir un servicio de calidad en un sitio en condiciones de excelencia, porque para eso les quitan puntualmente sus “cuotas” de su salario quincenal, sino que menos tendrían por qué aguantar los malos humores de alguien que vive enojado porque ahora se siente perseguido.

Dicen incluso quienes le rodean que lo malo no es que se quede con lo que no es suyo, lo cual de por sí ya sería suficientemente malo, sino que además de pésimo para administrar los recursos públicos y convertirlos en propios, hace gala de ira, la cual se está convirtiendo en un elemento de tensión laboral que hace que las cosas cada vez funcionen peor en ese nosocomio del cual depende la salud de miles de mexiquenses.

Ojalá se deje de callar al respecto, pues sería preferible que alguien tuviera el valor civil de demostrar que todo lo aquí expuesto es mentira y que el mencionado Coordinador de Administración y Finanzas del Centro Médico del Issemym es un ciudadano ejemplar, pero en verdad nos conformaríamos con que los usuarios del Issemym tengan por lo menos papel higiénico cuando visiten uno de los baños de ese hospital, lo que se remedia con llevarse la mitad a su casa y dejar, aunque sea un poco, para los derechohabientes que sí cumplen con el pago de sus aportaciones para que ese señor y otros muchos cobren sus jugosos salarios, aunque no sea mucho bueno lo que hacen a cambio. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.