RED POLITICA

Mario Alberto Falcón Correa

Lucha interna en cuartos de guerra del PAN y del PRI

La definición de candidatos del PAN y del PRI a la gubernatura del Estado de México no ha superado los riegos de fracturas internas. Ya definidos los abanderados a la contienda que terminará en las urnas el 4 de junio, la lucha es ahora por las posiciones en las inminentes campañas.

Para los panistas, la imposición de su líder nacional, Ricardo Anaya y la subsecuente amenaza de expulsar a quien no apoye a Josefina Vázquez Mota, lejos de fortalecer la unidad partidista, aumentó los riesgos de repetir la confrontación y las traiciones que en el 2012 le costó la derrota en la elección presidencial.

El diputado Ulises Ramírez –a través de su hermano Odín Ramírez- no se desistió de la impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por el método de selección de la candidatura, después de que habían acordado en cónclave partidista que sería por elección de militantes.

Con los resultados de una encuesta que solamente conocía la cúpula panista sobre un “estudio de opinión” –con mil 200 entrevistas– a cargo de la empresa Varela y Asociados, cuyos resultados dieron a Josefina en primer lugar con 37 por ciento de votos mientras sus competidores apenas lograron un dígito, Anaya y sus acólitos la declararon virtual candidata.

De inmediato, la virtual candidata anunció que su campaña sería coordinada por el exalcalde de Puebla, Eduardo Rivera, lo que no cayó nada bien a ls dirigencia nacional que tenía designado para tal encomienda a Santiago Creel Miranda, quien ahora será solamente supervisor y se dijo que la campaña la dirigirá el líder estatal Victor Hugo Sondón, aunque tampoco es verdad.

El coordinador de confianza de Josefina es Eduardo Rivera, cuyo principal mérito es ser adversario político de Moreno Valle, el exgobernador poblano que disputa la candidatura presidencial al líder azul Ricardo Anaya.

En la Casa tricolor, en la esquina de doctor Nicolás San Juan y Alfredo del Mazo Vélez, las cosas tampoco marchan sobre rudas como se quiere aparentar.

Desde el Palacio de Gobierno de Toluca se pretendió dar el albazo al precandidato único, Alfredo del Mazo Maza, arrimándole a operadores oficiales como Erasto Martínez para manejar el dinero, a Carlos Aguilar como asesor de imagen y a la bibliotecaria Elba Chavez para la comunicación del abanderado priísta.

Pero los resultados no fueron los de las elecciones del 2015, cuando este mismo trio fue enviado al CDE del PRI para “apoya” a candidatos a diputados locales, federales y Alcaldes, con el resultado de que se perdieron diputaciones locales, federales y alcaldías importantes como Nezahualcóyotl, Naucalpan, Huixquilucan y Atizapán.

Tanto Erasto Martínez como Carlos Aguilar fueron acomodados en un cuartito a un lado de la presidencia del CDE, pero sin tareas en específico.

La coordinación de la campaña de Alfredo del Mazo Maza estará a cargo de Enrique Jacob Rocha y a Comunicación Social va Sandra América Rodriguez Peña.

Ambos con una amplia experiencia en su respectiva área y con excelente relación con las estructuras locales y nacionales del PRI, además de todos los medios de comunicación.

Tanto Enrique Jacob como Sandra vienen del gobierno federal y sobra decir que cuentan con el respaldo y la confianza de quienes, en este caso, cuenta y cuentan mucho.

Así que las dirigencias nacionales del PRI y del PAN deben poner orden pronto en los cuartos de guerra de sus respectivos candidatos si no quieren llevarse una sorpresa mayúscula.

Elba Chávez

Sandra América Rodriguez Peña

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.