Dejan candidatos deudas millonarias en Edomex

  • A los abanderaros de todos los partidos políticos se les “olvidó” pagar a proveedores y ahora ignoran adeudos
  • Inician procesos legales por la vía administrativa para tratar de recuperar lo que les quedaron a deber

 

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

 

TOLUCA, México, 10 de Julio de 2018.- Varios millones de pesos en deudas con proveedores dejaron los candidatos a cargos de elección popular, prácticamente de todos los partidos políticos, sin importar si ganaron o no en las elecciones del pasado domingo 1 de julio.

La Cámara Nacional de la Industria de las Artes Gráficas (Canagraf), arrendadoras de sillas, mesas, mantelería; restaurantes, salones de fiestas y medios de comunicación son los principales afectados de recurrente práctica de los candidatos de distintos partidos políticos de dejar “para después” el pago de compromisos de compra venta, renta y uso de inmuebles durante las campañas proselitistas.

Sin importar el partido político al que pertenezcan, son decenas de candidatos a presidentes municipales, diputados locales, regidores, diputados federales y hasta senadores que dejaron una deuda pendiente con empresas y particulares que fungieron como proveedores durante sus respectivas campañas.

Los candidatos del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Acción Nacional son los que destacan en la “lista negra” de deudores con impresores, medios impresos y electrónicos de comunicación, y arrendadores de utilería para eventos públicos como sillas, mesas, lonas, equipos de sonido, salones y jardines para fiestas, donde los candidatos realizaron los llamados encuentros ciudadanos con vecinos de distintas localidades.

La lista es muy larga, pero dentro de los deudores destacan: Sandra Méndez, quien fue candidata del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia municipal de Tultitlán; Alberto Díaz Trujillo, aspirante a la alcaldía de Tlalnepantla por el Partido Acción Nacional (PAN), así como Ruth Olvera Nieto, candidata ganadora del Movimiento de Regeneración Nacional a la presidencia municipal de Atizapán de Zaragoza.

También aparece entre los más endeudados el panista Edgar Olvera Higuera, quien fue candidato de la coalición Por el Estado de México al Frente como diputado local en el Distrito 26 que comparten Naucalpan de Juárez y Atizapán, quien además de adeudos con empresas de comunicación, registra actualmente reclamos por el no pago de maquinaria, equipo de cómputo, sistemas de sonorización y hasta vehículos.

Patricia Durán Reveles, quien ganó la elección por la presidencia municipal de Naucalpan, como candidata del Movimiento de Regeneración Nacional, también tiene problemas de deuda con proveedores de medios de comunicación, salones y equipamiento con empresas que normalmente se dedican a servir banquetes pero que rentan sillas, mesas y lonas.

En Tecámac, José Fernández Caballero, candidato emanado del Partido Acción Nacional a la presidencia municipal, quedó a deber más de 30 mil pesos a publicaciones periódicas, renta de equipo y a empresas que le produjeron lonas y vinilonas para publicitarse.

En el mismo municipio, Tecámac, la priista Rocío Díaz Montoya prometió liquidar deudas por 56 mil pesos con medios de comunicación, impresores y arrendadores que utilizó durante su labor proselitista, antes del 27 de junio, día en que cerró su campaña, pero no cumplió, por lo que ya está siendo requerida en juicios administrativos.

El Corporativo Puntual del Estado de México cuenta con copias simples de contratos que firmaron algunos de los citados candidatos con proveedores a los que no han liquidado, además de testimonios de representantes y propietarios de medios de comunicación regionales y estatales, quienes explicaron que no oficializaron los convenios publicitarios “porque los candidatos no querían que quedaran huellas de esos tratos, por miedo a la fiscalización electoral”.

“Nosotros hicimos trato de palabra, como caballeros, con algunos de los candidatos directamente, y en otros casos con sus jefes de prensa, entre ellos el señor Gabriel Vega, quien manejó la campaña del candidato del PRI en Tlalnepantla, y no nos pagaron. Ya hablamos con el candidato, y él nos dijo que sí le entregó a Gabriel Vega más de 600 mil pesos para que pagara a los medios que publicitaron su campaña, pero el señor Vega no nos pagó, y ahora dice que nunca recibió ese dinero”, relató uno de los muchos afectados.

En el Valle de Toluca la situación no es muy distinta, aunque en esta región la diferencia es que algunos de los implicados en esos adeudos han solicitado un plazo de entre 30 y 60 días a sus proveedores para cumplir con los pagos pendientes, aunque también hay casos que simplemente están desconociendo lo que deben.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.