DEUDA DE ESTADOS EQUIVALEN A MÁS DE 90% DE SU GASTO

Los compromisos de entidades como Coahuila y Quintana Roo equivalen a nueve de cada 100 pesos que podrían recibir el año próximo

provincia_2016714_1255074969

La deuda de estados como Coahuila y Quintana Roo equivale a nueve de cada 10 pesos del presupuesto que recibirán el año entrante, situación que empeorará ante la baja en las transferencias que hará la Federación a las entidades, consideró Francisco Vázquez-Ahued, analista de gobierno subsoberano para Moody’s de México.

De acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, en 2017, las transferencias a estados y municipios caerán 3.4%, lo que orillaría a las entidades a incrementar su deuda con proveedores para poder solventar sus gastos, consideró el analista.

Las transferencias federales representan nueve de cada 10 pesos que tienen los gobiernos locales para ejercer cada año y se compone por las participaciones, que principalmente se destinan al pago de la deuda, las aportaciones que se usan para el gasto de salud, seguridad pública y educación, mientras que el rubro otras transferencias se destina para el desarrollo de infraestructura.

La caída de los recursos proviene principalmente de los recursos integrados en la categoría “otras transferencias”, pues bajarán 34% respecto de lo aprobado para 2016.

El especialista señaló que todos los estados recibirían un recorte, pues la categoría de otras transferencias equivale a dos de cada 10 pesos que reciben los estados y municipios para su gasto y se negocian durante el ejercicio fiscal, pero en particular afectará a los estados con mayor deuda.

“Muchas de estas transferencias se negocian durante el año, con base en la voluntad política o el peso político que tenga cada entidad. Además, hay opacidad en la entrega de los recursos, porque se genera un sobre general y depende de la habilidad que tenga cada gobierno para bajar los recursos, aunque en este año no se va a salvar nadie”, comentó. Esto provocará que se incremente la deuda con proveedores durante 2017, debido a que todavía no se definen las nuevas reglas que tendrán que seguir los estados para contratar créditos con el sector bancario, por lo que tanto los bancos como los gobiernos disminuyeron sus contratos de deuda, explicó el analista.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.