EL PAÍS HOY

Ernesto Soto Paez

Donald Trump, el terror que viene

Durante su primera semana de gobierno, el presidente Donald Trump, mostró al mundo que sus amenazas y fanfarronadas iban en serio, y que el primer país que quiere engullirse es México. Trump reafirmó su controversial personalidad fascista, y ya amenaza al mundo.

Por lo pronto va erigir un muro con dineros de su vecino del sur; va a iniciar una persecución de inmigrantes latinoamericanos para echarlos fuera de Estados Unidos; quiere que la tortura sea una forma justa para indagar la verdad y ahora sus miras están puestas en amedrentar a la Unión Europea para que se le cuadre.

Durante su campaña política, Trump se manifestó contra las minorías raciales que trabajan como inmigrantes en Estados Unidos y los tachó de “criminales” y , le restó importancia a los afroamericanos y despreció a los países árabes, a los que ahora les cierra las puertas.

El nuevo presidente quiere que esos hombres que realizando trabajos inmundos, paguen un impuesto por enviar sus ganancias a sus familias en sus países de origen.

Los inmigrantes mexicanos, esos hombres sin posibilidades de hacer algo acá, están entre la espada y la pared. Si se fueron para buscar algo mejor que California, Texas, Nuevo México o Boston, fue porque en México no tuvieron las oportunidades que el gobierno debió darles. Ahora, se enfrentan a otra realidad, la de regresar a su patria, la que no tiene nada que brindarles.

Mientras tanto, tengan o no antecedentes penales, muchos van a ser echados de Estados Unidos, otros van a pagar un impuesto por los ingresos que reciben por realizar labores hasta humillantes, eso quiere Trump y eso puede pasar.

A cambio, el presidente Peña Nieto, está respondiendo a las balandronadas del presidente-empresario gringo. Ya dijo que no vamos a pagar el muro, ya habló al pueblo de México defendiendo la idea de que somos independientes y nosotros tomamos las decisiones que mejor nos convienen, pero…

En un acercamiento telefónico reciente entre Peña Nieto y Trump acordaron no ventilar el asunto del muro ignominioso ¿entonces, qué le espera a México, van a decidir su destino en lo oscuro?

Trump es un peligroso terrorista que representa a amplios sectores de la sociedad norteamericana. Es, por decirlo así, el vocero de la clase media y alta de los Estados Unidos, esos que siguen defendiendo sus orígenes sajones, que aun sueñan con quemar hombres o asesinarlos como en los viejos tiempos del Kuklusklan y todo porque son negros o latinos.

Y es peligroso Trump porque ha mostrado ser un hombre irresistible en las redes sociales, tiene credibilidad y mueven las audiencias, eso ya quedó súper confirmado. El futuro cercano dirá qué va a pasar, porque el resto del mundo tiene la palabra y tiene que responder.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.