EN MÉXICO HAY APROXIMADAMENTE DOS MILLONES DE PERSONAS CON EPILEPSIA

nota2a-13

Cualquier persona puede sufrir epilepsia sin importar su condición social o edad; se trata, de una enfermedad caracterizada por crisis debido a descargas neuronales desordenadas y excesivas, afirman expertos.

En México hay aproximadamente dos millones de personas con epilepsia, en la mayoría de los casos el principal síntoma es la convulsión y se manifiesta con mayor frecuencia durante la infancia y en adultos mayores de 60 años, aseguró la doctora Iris Martínez Juárez, adscrita a la Clínica de Epilepsia del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Este trastorno, precisó, se debe principalmente a causas genéticas o hereditarias, pero también cuestiones secundarias como neurocisticercosis, daño perinatal, algún evento vascular cerebral, traumatismo craneoencefálico o por situaciones desconocidas.

La especialista en neurología, Martínez Juárez,  resaltó la importancia del diagnóstico, y el medicamento para cada caso es distinto, personal y no debe interrumpirse, a fin de evitar que aumenten las crisis epilépticas y señaló que esta enfermedad tiene consecuencias de tipo neurológico, mental, psicológico y social, porque prevalece como un padecimiento en el que se estigmatiza y discrimina a quien lo padece

También consideró fundamental aplicar el tratamiento de manera constante, debido a que la epilepsia no tiene cura a corto plazo, pero los ataques pueden ser controlados en intensidad y frecuencia. De lograrse este objetivo durante varios años, dijo, existe la probabilidad de aliviar la enfermedad.

El Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía cuenta con una Clínica de Epilepsia, además en las 32 entidades del país hay 66 centros de atención a este padecimiento dentro del Programa Prioritario de Epilepsia del Sector Salud (PPE), creado desde 1984.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.