Exigen empresario cambiar estrategia contra Covid-19

  • No es en el comercio ilegal o restaurantes donde la gente se contagia, advierte Sauza Martínez

Grupo Puntual / Carlos Moreno Carreto

TOLUCA, México, 10 de Enero de 2021.- Las condiciones de incremento en el índice de contagios que se ha presentado en las últimas semanas por Covid-19, y la desesperación en la que se encuentran miles de unidades económicas en el Estado de México, exigen que se modifique la estrategia de atención a la pandemia que se sigue y se establezcan nuevas líneas de acción a nivel estatal.

Gilberto Javier Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), indicó que el sector productivo en la entidad ha llegado a un punto de quiebre en el cual el siguiente paso es la descomposición social, el incremento en el índice de delitos y la operación irregular de los negocios, que hasta el momento han sido respetuosos de la normativa, lo cual podría repercutir en serios problemas de convivencia social y en problemas económicos permanentes para la entidad.

Refirió que en este momento el cierre por completo de unidades económicas, como parte del confinamiento, ya no es efectivo, ya que la población en realidad no está permaneciendo en sus hogares, pues tienen más tiempo disponible para salir y consumir en la calle y en el comercio informal, donde no hay ninguna medida de salud o preventiva de contagio.

“Tenemos 22 días en este semáforo rojo y los índices no han bajado, por el contrario, si hacemos un recorrido la evidencia está ahí, las personas están en los puestos callejeros, en las ventas informales y en las reuniones sociales, y además tienen todo el tiempo disponible para hacerlo porque no están yendo a trabajar; la estrategia debe cambiar porque en este momento simplemente ya no funciona”, indicó.

Precisó que adicional a los problemas que se siguen enfrentando en materia de salud, la crisis económica ya es insostenible, lo que está generando la muerte de miles de unidades económicas y la pérdida de empleos de manera masiva que tarde o temprano desembocará en problemas sociales severos.

“El sector formal nunca llamará a la desobediencia o a operar de manera clandestina, pero si necesitamos que se nos considere en la definición de una nueva estrategia, hemos insistido en que queremos ser parte de la solución, pero requerimos que nos dejen serlo”, dijo.

Sectores como el restaurantero, hotelero, turístico, la prestación de servicios de eventos sociales, comerciantes, capacitadores, escuelas, centros comerciales, fabricantes de ropa, calzado y juguetes, entre otros, han visto desaparecer más del 30 por ciento de sus unidades económicas y las condiciones podrían agravarse.

Indicó que se requiere una acción realmente coordinada con las autoridades municipales para garantizar la aplicación de medidas de cuidado y distanciamiento social, que se apliquen sanciones a quienes fomenten la operación fuera de los aforos permitidos, campañas de información efectivas sobre las medidas de resguardo y de identificación de la enfermedad.

En este momento es la decisión consciente y personal de los ciudadanos lo que realmente impactará en la reducción del número de contagios, por lo que hizo un llamado a las autoridades para que en un ejercicio de corresponsabilidad se permita la apertura limitada de las actividades económicas, en aras de no afectar más el medio de vida de millones de mexiquenses.

Finalmente, reiteró que al momento el índice de contagios dentro de las unidades económicas es de menos del 5 por ciento, resultado del estricto nivel de control y cumplimiento que se ha tenido por parte de los empresarios.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.