LÍDERES POLÍTICOS

Jesús Belmont Vázquez

STC-Metro

  • Mario Delgado y su falta de memoria
  • Joel Ortega se arrima a López Obrador

Palacio Legislativo de San Lázaro.- El senador del PT-Morena, Mario Delgado, parece no tener memoria, ni vergüenza.

En su ambición política por llegar a la jefatura de la CDMX bajo el amparo de Morena –donde por cierto no tiene nada que hacer, pues la disputa está entre Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal y Martí Batres-, el legislador ha dado en cuestionar la situación caótica en que se encuentra el STC-Metro debido al abandono de infraestructura, instalaciones eléctricas y mecánicas, trenes y demás material rodante por la falta de inversiones, cuando él mismo como titular de las finanzas capitalinas en la administración de Marcelo Ebrard es culpable de la crisis que enfrenta el medio de transporte masivo.

La problemática que padece el Metro no es ahora, tiene más de dos décadas.

El mismo Mario Delgado fue quien retuvo los recursos para el mantenimiento y refacciones del Sistema de Transporte Colectivo; es más, siendo secretario de Finanzas dejó parados más de 100 trenes, y ahora aparece en la escena política como un duro crítico de la problemática que afecta a este importante transporte que moviliza al día a más de cinco millones de usuarios.

El legislador debería dar explicaciones de la forma fraudulenta en que se llevó a cabo la contratación de 30 trenes para la Línea 12 del Metro.

El senador más moreno que petista y Marcelo Ebrard, siendo jefe de Gobierno, contrataron el uso de 30 trenes a un costo de mil 588 millones de dólares, de los cuales 630 millones corresponden al mantenimiento de esos trenes.

Se prevé que al término del contrato de pago por los servicios de los 30 trenes se habrá destinado más del doble del costo de dichos trenes, de los cuales a la fecha se han cubierto 683.6 millones de dólares, equivalentes a nueve mil 909.6 millones de pesos, más 250 millones de dólares por concepto de mantenimiento.

Al finalizar el contrato de pago por servicios los trenes pasarán a ser propiedad del Metro, pero serán trenes con más de 15 o 20 años de servicio por los que se habrá pagado más del doble de su costo si fueran nuevos.

Cabe citar que el estudio de mercado que justificó las características de los trenes fue realizado en la Secretaría de Finanzas a cargo de Mario Delgado y posteriormente el contrato fue adjudicado de manera directa.

Ese fue el negociazo que hicieron los pillos Marcelo Ebrard y Mario Delgado. En otro país, ambos estarían en la cárcel por operaciones fraudulentas con recursos públicos.

Y hablando del Metro, Joel Ortega Cuevas, ex director del STC, cuya gestión se caracterizó por el nepotismo, el autoritarismo, la negligencia y por si fuera poco la rapiña (su pleito con el sindicato de Fernando Espino fue por apoderarse de un buen número de plazas para su gente), se incrustó en el equipo de López Obrador con miras a obtener un hueso en el caso de que Morena resulte ganador en las elecciones para jefe de Gobierno en la Ciudad de México el año entrante.

El también ex director de Seguridad Pública capitalina durante el gobierno de Marcelo Ebrard cambia de bando según sople el viento. Antes, Ortega participó en el grupo de cercanos colaboradores como coordinador de campaña de Miguel Ángel Mancera, cuando éste recorría la ciudad en busca del voto ciudadano.

El nefasto ex jefe policial de la capital salió por la puerta de atrás de la SSP luego del fatídico operativo que dejó varios adolescentes muertos en la disco News Divine, en la colonia Azcapotzalco de la delegación Gustavo A. Madero el 20 de junio de 2008.

Ahora, Joel Ortega se arrima al mesías tabasqueño seguro de que Morena ganará las elecciones para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México y lo coloque, por lo menos, como secretario de Gobierno de la CDMX, cargo que ha buscado desde hace tiempo.

Habrá que ver si al final de la travesía electoral le dejan algo los morenos, o ni las gracias le dan.

 

Jesus.belmontt@gmail.com

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.