MEGALÓPOLIS

ADÁN JUÁREZ

• “Palos de ciego” de oposición

• Noviembre, candidato del PRI

• Videgaray encabeza la lista

• Ricardo Anaya va por el PAN

• Mancera, busca “blindarse”

A VER, A VER… Ante la cercanía de las elecciones del 2018, los partidos políticos han acelerado el paso para formar alianzas con sus pares o dispares. Todo sea por conseguir más poder y más millones de pesos, a costa del erario público.

En esa dinámica nos encontramos con la llamada izquierda y derecha que un día sí y otro también se lanzan flores y suspiros para conquistarse.

La lideresa del PRD, Alejandra Barrales, por ejemplo, acaba de oficializar su convocatoria a unirse en un gran frente para “sacar al PRI de los Pinos”.

Y sí, mostrándose muy “rogona” lanzó la invitación al PAN y hasta a Morena.

Sin embargo, su petición no gustó al caudillo de la izquierda que, sin más ordenó a sus incondicionales René Bejarano y Dolores Padierna descalificar a Barrales y advertirle que “emigrarían” del PRD en caso que hubiera alianza con el PAN.

A decir verdad, “el señor de las ligas” sigue “operando” de tiempo completo bajo las órdenes de Andrés López Obrador. Y si por hoy no está en Morena oficialmente, es por estrategia “para cubrir las apariencias”… “la honestidad valiente” antes que todo, usted sabe.

La alianza que propone Barrales (léase Chuchos- Mancera), es con el propósito de candidatear al actual jefe de gobierno de la ciudad de México, aunque por ahí anda muy acelerado Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

Mancera, durante su gestión pudo mantener bajo control a todos los grupos políticos. Unos a través de acuerdos en lo oscurito, otros bajo la “compra de conciencias” como a los diputados de Morena.

Los partidos de oposición, en la Asamblea Legislativa, mantienen “una paz armada”, cada quien con su carabina 30-30, pero comiendo en la misma mesa.

Esta estrategia le ha servido para que los problemas de la ciudad de México se mantengan “encapsuladas” y quienes los padezcan se los “traguen” en silencio.

Mancera renunciará después de rendir su informe de gobierno en la segunda quincena de septiembre para iniciar precampaña. Busca caminar “blindado” por varios grupos políticos.

Mientras que por el lado del PAN, Ricardo Anaya se siente el candidato presidencial. Y sí, cuenta con la mayoría de los delegados que votan en el blanquiazul.

Aunque, cerca muy cerca está Margarita Zavala que le hace “marcaje personal”, pero con pocas posibilidades de convertirse en candidata porque no le alcanzan las fichas.

Si bien en la cúpula panista los estrategas mueven las piezas a su conveniencia, muchos militantes se preguntan cómo explicar a sus hijos sobre alianzas con el PRD, si los principios que sustentan ambos partidos son contrarios y hasta de vida o muerte, como es el caso del aborto y los matrimonios entre homosexuales.

La oposición al parecer no encuentra la cuadratura al círculo, ante un PRI “desgastado” pero unido.

La maquinaria quedó de manifiesto en los comicios del Estado de México, “la joya de la corona”.

Al PRI, le conviene que en la oposición anden “dando palos de ciego”. Y sin despeinarse se preparan para dar a conocer a su candidato a la presidencia de la República, que podría ser durante el mes de noviembre.

Los nombres de los más sonados son Luis Videgaray, Miguel Osorio Chong, Josè Calzada, Jose Antonio Meade, Aurelio Nuño.

Aunque nadie de los arriba mencionados ha dicho “esta boca es mía”, en las encuestas son los que figuran “¿Seré yo Maestro”?

Desde luego, debido a las circunstancias políticas, económicas y hasta de las nuevas relaciones con Washington, podrían cambiar las reglas del juego. Seguiremos informando. (unomasmega@yahoo.com.mx)

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.