Neoliberalismo mermó la fe, aisló y nos hizo materialistas

Grupo Puntual / Martha Romero

TOLUCA, México, 24 de Mayo de 2019.- “El sistema neoliberal-capitalista ha destruido muchas cosas, ha mermado nuestra fe, nos ha vuelto materialistas, nos ha vuelto aislados, individualistas, preocupados por lo material y nos hemos olvidado que lo más importante es la gente y la vida que va pasando, pues todos somos migrantes”, afirmó el padre José Alejandro Solalinde Guerra, activista defensor de los derechos humanos de los migrantes.

Durante el Conversatorio Migración y Derechos Humanos, el también coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano y director del albergue Hermanos en el Camino reafirmó que el mundo está regido por poderes facticos-capitalistas, quienes rigen de manera directa o indirectamente las relaciones humanas.

“Son ellos los que han provocado estos grandes éxodos de migrantes del sur de África, de Asia y de América, son ellos los que han estado provocando esos éxodos interminables de personas que han sido víctimas de violencia y de la explotación”, resaltó.

Solalinde Guerra indicó que los migrantes centroamericanos provenientes de países como Honduras, Salvador, Guatemala y Nicaragua, son personas que no han elegido salir de sus lugares de origen por opción y hoy están llegando, lo que es un signo de que algo en nuestro mundo ya se terminó.

“Este capitalismo está en declive, nuestra sociedad es que creyeron en este progreso material y que solamente hemos visto una gran desigualdad y una enorme violencia. Estamos en búsqueda y estamos en camino, los migrantes somos nosotros, no somos distintos, no podemos hablar de las personas migrantes vengan de donde vengan, si no nos referimos a nosotros mismos”, añadió.

Manifestó que si están dejando sus lugares de origen, es porque ya no es posible la violencia, enfrentan un tránsito peligroso y aguardan un destino incierto que nadie les garantiza, pues en su lugar de origen ya no los quieren, en los lugares de transito los están tratando mal y en los lugares de destino no los quieren.

Señaló que en México, ante la llegada de los migrantes está creciendo la discriminación, la criminalización y el flujo migratorio, además de ser víctimas de la propaganda de Estados Unidos que piensa mal de los migrantes porque lo único que les interesa es el dinero y el mercado, pues las personas no les importan cuando tienen un gran valor.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.