No denuncian asaltos y robos a restaurantes y bares porque clientes se ahuyentan

Grupo Puntual / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 16 de Septiembre de 2018.- Se denuncian menos de la mitad de delitos que se cometen en establecimientos comerciales, sobre todo restaurantes y bares, para no generar #desprestigio” y ahuyentar a los clientes, lo que obstaculiza la investigación y persecución de robos y asaltos.

Información de la Cámara de Comercio revela que la principal razón por la que los establecimientos comerciales no denuncian este tipo de ilícitos es porque los clientes son muy sensibles y cuando se enteran de que ahí se cometió un robo o asalto prefieren cambiar sus preferencias y dejan de acudir a esos lugares.

“Sí, hemos sido víctimas de asaltos, pero la verdad es que no levantamos actas porque cuando los agentes ministeriales vienen a investigar y hay clientes, la verdad es que se asuntan y mejor se van, y lo peor es que jamás regresan”, explicó Fernando Meléndez, propietario de un restaurante en el Centro Histórico de Toluca.

“Ahora han mejorado un poco la atención en la Fiscalía, y la verdad es que cuando uno acude a iniciar la carpeta de investigación sí te atienden y le dan rapidez a la investigación, pero lo malo es el efecto negativo que causa eso en los clientes, haz de cuenta que te ponen una cruz en la cara, porque yo sé de varios negocios que de plano quiebran porque los clientes se espantan y no regresan”, agregó.

Los propietarios de restaurantes y bares han mejorado sus sistemas de monitoreo, con cámaras de video vigilancia, lo que en algunos casos ha contribuido a atrapar a responsables de asaltos y robos.

Sin embargo, el principal problema para las autoridades es que este tipo de delitos no se denuncian, se quedan en el anonimato y los propietarios de los negocios prefieren absorber los daños, incluso reparar las pérdidas a los clientes, porque de modo contrario los clientes se ahuyentan.

“Vino un grupo de personas armadas y despojaron de sus pertenencias a los clientes, ni era tan noche, eran como las 7 de la tarde, pero así ocurrió, y lo que tuvimos que hacer es pagar a los clientes lo que perdieron, porque de otra forma tuvimos que iniciar la carpeta de investigación y eso nos resultaba más perjudicial”, explicó otra propietaria de un restaurante, quien prefirió mantener su identidad en reserva.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.