Recrudeció Alerta de Género violencia contra las mexiquenses

Grupo Puntual / Redacción

TOLUCA, México, 5 de Mayo de 2019.- A casi cuatro años de que se decretó la Alerta de Género en el Estado de México, la violencia contra las mujeres no sólo no ha disminuido, sino que se ha recrudecido, con el aumento al doble de feminicidios y homicidios dolosos que colocan a la entidad en los primeros lugares, ante lo cual hay que intensificar el trabajo, con acciones que incluyan a las familias y a todos los actores sociales “para eliminar de tajo la indulgencia que ha cobijado la violencia, parte de una cultura que permite y hasta  favorece el ataque a su dignidad humana, nuestra denigración como seres humanos”.

Lo anterior fue expuesto por la diputada local Mónica Álvarez Némer, integrante de la Comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia Vinculada a los Feminicidios en la entidad, durante el foro “De la Prevención, a la Erradicación de los Feminicidios en el Estado de México”, realizado en la sede del poder Legislativo Mexiquense.

En el evento, donde participaron legisladores locales y federales, así como autoridades estatales, académicos y activistas de ONG´S, Álvarez Némer resaltó que para procurar mejores resultados en el combate al fenómeno “Necesitamos querer y promover una nueva cultura formando seres humanos respetuosos, amantes de la vida, desde el hogar, en la escuela, en el espacio privado y en el público. Desde ahí debemos enfrentar el desafío”.

La representante popular del partido morena destacó que el fenómeno ha sido prioritario para la presente Legislatura, como lo prueba la creación de la primera Comisión Especial que da seguimiento a los feminicidios en el Estado de México y a las acciones derivadas de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres, con un nuevo compromiso con niñas y mujeres, las familias y la sociedad para tratar el problema.

Mencionó que “actualmente, en el Estado de México, tenemos un marco legal con normas relativas para prevenir, sancionar y erradicar los feminicidios; sin embargo, éstas no siempre tienen un ejercicio práctico pues persisten enormes discrepancias entre los ideales que enuncian y las circunstancias a las que se enfrentan la mayoría de niñas y mujeres”.

“Los números así lo prueban: de acuerdo con la Incidencia Delictiva del Fuero Común 2018, del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el Estado de México fue la entidad con el mayor número feminicidios registrados; tan sólo en los dos últimos años se duplicaron al pasar de 56 casos en 2016 a 106 que se presentaron en el año 2018. El año pasado el 25% de las víctimas fueron menores de 20 años, 32% tenían entre los 21 y 30 años de edad y el casi 31% entre los 31 y 45 años”, agregó.

Refirió que “esto quiere decir que 88% de las mujeres víctimas de feminicidio son jóvenes, proyectos de vida truncados”, además de que “11 municipios de la entidad se ubican entre los primeros 100 del país con la mayor incidencia de feminicidios en el periodo de enero a diciembre del año 2018.

Y tres figuran entre los primeros diez lugares: Ecatepec, Chimalhuacán y Nezahualcóyotl. Aparecen también con gran violencia contra las mujeres Tecámac, Zumpango Atizapán de Zaragoza, Chalco y Naucalpan de Juárez, además de Huixquilucan, Ixtapaluca y Nicolás Romero”.

“Seis de los 11 municipios mexiquenses con mayor incidencia de feminicidios en el año pasado cuentan con Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres”, sostuvo Mónica Némer, y dijo que “la situación no ha mejorado: en los primeros tres meses de este año, nuestra entidad registró el segundo lugar en la comisión de feminicidios con 21 casos, sólo superada por Veracruz”.

“Si bien dejamos el deshonroso primer lugar en la comisión de feminicidios a nivel nacional, también es cierto que en números absolutos éstos no han decrecido, y es lo mismo con los homicidios dolosos de mujeres: la Fiscalía de Justicia del Estado de México registró 110 víctimas de feminicidio y 290 mujeres víctimas de homicidio doloso en 2018”, remarcó la legisladora.

“En otras palabras, que suenan y son horribles, en nuestra entidad al menos una mujer murió violentamente cada día el año pasado”, expuso, y aseguró que la suma de homicidios dolosos y feminicidios duplican incluso los cometidos en cualquier año del periodo comprendido entre 2005 y 2010, que fueron el sustento motivante de la “Solicitud de Investigación sobre la Procedencia de Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres”, presentada el 8 de diciembre de 2010 y cuya procedencia fue acordada el 28 de julio del 2015”.

Ante la situación, “es preciso reconocer que la prevención, castigo y erradicación de los feminicidios presenta un proceso inconcluso que es necesario atender en el campo legislativo y en el diseño y ejecución de las políticas públicas”, dijo Mónica Némer.

Hizo un llamado a examinar críticamente la Alerta de Género y “replantear su funcionamiento a partir de la legislación existente”. Ponderando la posibilidad de que el mecanismo de Alerta de Violencia de Género sea rediseñado bajo la lógica de un instrumento de “emergencia”, destinado a generar acciones prontas e inmediatas para brindar el apoyo urgente que requiere la población afectada.

Ello, explicó, obliga a favorecer la coordinación entre autoridades federales, estatales y municipales, las cuales han sido excluidas, para el diseño y ejecución de medidas con impacto estructural”.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.