VISIÓN PUNTUAL

José Contreras Contreras

Fuero e impunidad

Al secretario de Salud del Estado de México, César Nomar Gómez Monge, ahora se le ocurrió que quiere ser diputado, sea local o federal, en realidad le da lo mismo, solo hay dos condiciones: ir por la vía plurinominal para asegurar un espacio en la próxima legislatura mexiquense sin tenerse que desgastar en campañas políticas, y, al llegar, presidir la comisión legislativa de Salud, no porque quiera seguir “contribuyendo” a ese sector, sino más bien para garantizar que nadie abra la cloaca en la que dejará el Instituto de Salud del Estado de México y la secretaría del ramo.

El plan de Gómez Monge es muy simple: de convertirse en diputado, nada ni nadie podrá tocarlo los próximos tres años, dado que el fuero constitucional que el cargo le confiere, estaría poniéndolo a salvo de cualquier acción legal en su contra, las cuales ya algunas están comenzadas, por cierto, pues no son pocos a los que les debe que ya están procediendo jurídicamente en su contra.

César Nomar Gómez Monge dejará la secretaría de Salud en una condición lastimosa, no solamente endeudadas hasta la garganta, o más, sino prácticamente paralizada, pues la terrible condición financiera que le distingue ahora la ha hecho paralizarse. Clínicas sin medicinas, sin material quirúrgico y sin las menores condiciones para operar son las que privan en ese delicado sector.

Por supuesto esa situación ha hecho mella en la administración estatal, pues para nadie resulta un secreto que en la pasada campaña proselitista del candidato Alfredo del Mazo solamente hubo dos quejas constantes y preocupantes: salud y seguridad pública.

El asunto tiene un responsable, se llama César Nomar Gómez Monge, y aunque sus nexos políticos le han permitido mantenerse en el cargo de secretario de Salud, todo el mundo sabe que es el “talón de Aquiles” de la actual administración estatal, ya que ese sector no aguantaría ni la mínima revisión de la situación financiera que atraviesa.

Por ello, a Gómez Monge le urge concretar los acuerdos necesarios para convertirse en diputado, ya que ese sería el único espacio donde protegerse ante lo que sabe que vendrá: una ola de demandas judiciales en su contra, primero, de más de 200 proveedores a los que les debe, a los que en más de dos años no ha podido pagar ni siquiera la mitad de lo que adeuda, y segundo sus propios empleados a los que prácticamente defraudó y quienes tarde o temprano van a ir en su contra.

Por lo que hace a los primeros, a los proveedores, ya están en juzgados por lo menos 125 recursos legales en contra de César Nomar Gómez Monge, la mayoría por la vía mercantil, pero unos cuantos más, tal vez 30, que ya se fueron por el camino penal, pues las empresas a las que les debe consideran que el asunto ha ido más allá de la burla.

Pero el asunto no termina ahí, pues hay que recordar que ya hay familias de ex trabajadores de la secretaría de Salud del Estado de México que ya lo demandaron por retener y no pagar las cuotas mensuales pro seguros de vida. Es decir, ya hubo quien murió y sus familiares no pudieron cobrar sus primas de seguro, simplemente porque a Gómez Monge se le ocurrió retenerlas,

desviarlas y gastárselas no sé en qué. Al menos eso es lo que los familiares afectados han dicho ante los tribunales.

Quizá menos dramático, aunque igualmente fraudulento, es el caso de las primas de seguro de autos que también, se sabe, cobró, desvió y nunca pagó a las aseguradoras, como también ocurrió con los créditos para vivienda que retuvo en nóminas y nunca pagó, principalmente al Infonavit y al FOVISSSTE.

Ahora surgió un nuevo asunto, y este tiene que ver con por lo menos 25 ambulancias que poco antes de las elecciones del pasado 4 de junio el señor Gómez Monge entregó a diferentes ayuntamientos, dizque para fortalecer las unidades de protección civil, para garantizar que tuvieran un vehículo adecuado para por lo menos trasladar a personas que en algún momento requirieran de atención urgente por enfermedad o accidente.

Sin embargo, lo que Gómez Monge nunca dijo a los presidentes municipales es que las ambulancias solamente eran “prestadas”, y por un ratito. Resulta que se trataba de una flotilla de ambulancias rentadas, sí, rentadas, por un plazo de 1 año; sin embargo, como Gómez Monge tampoco fue capaz de pagar ese contrato que hizo con la empresa arrendadora, pues ésta, la compañía, ya le demandó la devolución de las ambulancias, las cuales poco a poco ha ido recuperando pidiéndole a los presidentes municipales que las regresen para él a su vez devolverlas a la arrendadora.

Este último caso ha tomado tintes muy serios, porque ni siquiera tuvo el cuidado Gómez Monge de que las ambulancias se entregaran a presidentes municipales afines al sistema, sino que igual les dio algunas de las ambulancias a presidentes municipales emanados de otras fuerzas políticas, como el PAN y PRD, lo que ya politizó el asunto.

Los presidentes municipales priistas, aunque con berrinche de por medio, entendieron que el mejor camino era no hacer escándalo y prácticamente ya devolvieron todas las ambulancias que les “prestó” Gómez Monge, pero hay más, y esas están en manos de autoridades municipales de otra filiación política, los cuales, por cierto, no agacharon la cabeza y lo primero que hicieron fue exigir que la solicitud de devolver las ambulancias se hiciera de forma oficial, por escrito de por medio, para que quede constancia de lo sucedido.

Por supuesto que Gómez Monge no se atrevió a pedir las ambulancias por escrito a los presidentes municipales que se han negado a devolverlas, pero puso de por medio a su director de Administración, que fue el que firmó el oficio en el que, vía una excusa poco creíble, sí está diciéndoles que les devuelvan las ambulancias.

El pretexto o argumento que están utilizando es que las ambulancias tienen un “defecto” de fabricación, que hay que devolverlas a la compañía, para que se sustituyan. Lo único que no aclaran a los presidentes municipales es cuándo se les sustituirán las ambulancias, pregunta que tiene una respuesta simple, pero amarga: nunca.

De ese tamaño es el lío en el que está metido César Gómez Monge, y por eso precisamente le urge ponerse encima un fuero constitucional, como diputado federal o local, que le garantice que no pisará cárcel al inicio de la próxima administración.

El asunto no es nada sencillo, se trata de un caso verdaderamente espinoso, pues lo mismo podría picar las manos del actual mandatario mexiquense y funcionar como un lastre que le hunda de cara a la próxima sucesión gubernamental, como también lo representa para el gobernador electo, pues

sabe que si cede a esta demanda estaría convirtiendo el fuero constitucional en impunidad, cosa que evidentemente tendrá un precio muy caro que tendría que pagar ante los partidos políticos diferentes al propio, lo que de entrada nadie quiere asumir como responsabilidad.

Hay quien dice que lo más barato es realmente dejar “encuerado” a Gómez Monge y permitir que sea la primera presa del mal llamado Tribunal Anticorrupción del Estado de México, pero no está tan fácil esa decisión porque, se supone, Gómez Monge también cuenta con un cúmulo muy importante de información del cómo se operaron los recursos financieros en la pasada campaña proselitista, pues él fue uno de los responsables de distribuirlos.

Por ello, se analiza todavía el caso y se busca la mejor salida para quien alguna vez fuera el “niño político” más destacado del ejército rojo que encabezaba el célebre Isidro Pastor Medrano, quien lo hizo el candidato a presidente municipal más joven de la historia, aunque ahora pretenda que se olvide ese lazo político del cual, aseguran, ya está muy arrepentido.

“Buenos arreglos”

Ahora ya sabemos por qué no se componen las cosas en el llamado tianguis Aviación-Autopan, en ese lugar donde, ahora queda más claro que nunca, impera la corrupción y hay intereses perfectamente creados entre algunas organizaciones de comerciantes y algunas autoridades, las cuales, por cierto, dicen, se llenan los bolsillos de dinero cada viernes, cuando se instala a su máxima capacidad esa zona de comercio popular.

Cayó en mis manitas copia de un oficio que remite el Subdirector de Procedimientos Administrativos del ayuntamiento de Toluca, Licenciado en Administración de Empresas (LAE) Felipe Morales Almazán, al distinguido Coordinador de Gobierno de la capital mexiquense, “Maestro” Miguel Melo Págola, jefe de los que comúnmente se les llama “inspectores de gobernación”.

En ese oficio, suscrito bajo el folio 213001000/213001600/213001602/3711/2017, Felipe Morales Almazán revela que no se puede hacer mucho para resolver diversas demandas de las organizaciones de comerciantes, precisamente porque el Coordinador de Gobierno, Miguel Melo Págola, tiene “acuerdos” con las organizaciones de comerciantes CONASOC y FAOS.

Ahora les explico. Resulta que desde hace mucho tiempo, organizaciones de comerciantes de esas que sí les interesa vender y que no ven en el mercado Aviación-Autopan un botín político, como sí lo ven el autodenominado Frente Amplio de Organizaciones Sociales (FAOS) y la Confederación Nacional de Asociaciones Sociales y Comerciales (Conasoc), que encabeza Esmeralda de Luna Sánchez, quien fue candidata a una diputación federal precisamente hace tres años por el Movimiento Ciudadano, han solicitado reiteradamente al ayuntamiento de Toluca que se retome el orden en el mercado de Palmillas, que es el mismo.

FAOS y CONASOC se niegan a ese reordenamiento, precisamente porque esas organizaciones viven del desorden; es decir, el orden en ese mercado lo provocan cada viernes aquellos que valiéndoles gorro el mundo, se han salido incluso de los límites territoriales del mercado y se van a vender a espacios prohibidos como lo son el zaguán principal o simplemente sobre el corredor vial

que se supone debería operar en torno al mercado, el cual está bloqueado por quienes han decidido hacerlo otra área de “ventas”.

Esos espacios que están ocupados ilegalmente, como el puente peatonal que cruza de un lado al otro de la carretera Toluca-Atlacomulco para dar acceso al mercado, las entradas principales y el propio circuito vial interior del mercado, están siendo “vendidos” desde hace varios años precisamente por los dirigentes de FAOS y CONASOC, antes Julio césar Palacios Becerra, quien murió de un infarto pero su poder continúa vía sus descendientes, y por la célebre ex candidata a diputada federal Esmeralda de Luna Sánchez, quien, como se recordará, estuvo en la cárcel un buen rato nada más ni nada menos que por el homicidio de su ex pareja sentimental.

Ellos, los descendientes familiares y de la organización FAOS, así como Esmeralda de Luna Sánchez, han provocado ese desorden en el mercado Aviación-Autopan al vender espacios que nunca debieron ser empleados para la comercialización de todo tipo de productos, comenzando por los ilegales, como teléfonos celulares de “dudosa” procedencia, autoestéreos que tampoco nadie explica que no tengan factura, así como un larga lista de ropa, zapatos, tenis y bolsas que son imitaciones ilegales de marcas registradas.

A cada uno de los más de 5 mil vendedores ilegales que operan en esas zonas, los del FAOS y Esmeralda de Luna Sánchez les cobran, en promedio, 500 pesos por vender cada viernes, lo que estamos hablando de un “negocito” de más o menos 2 millones y medio de pesos cada viernes, lo que evidencia cuál es el motor de esa tranza.

Pero obviamente que eso no podría ser posible si no hubiera una autoridad que permitiera la operación de ese comercio, a todas luces ilegal, en espacios ilegales y que vende productos ilegales. Porque para que eso prospere se necesita forzosamente alguien que lo permita.

¡Y ahora ya sabemos quién está detrás de todo eso! Según el oficio en mención, pues el autor del “acuerdo” es precisamente el Coordinador de Gobierno de Toluca, Miguel Melo Págola, y eso no lo digo yo, lo dice su subordinado o compañero de administración municipal, Licenciado en Administración de Empresas (LAE) Felipe Morales Almazán.

En el oficio en referencia, Morales Almazán le remite a Miguel Melo Págola copias de los múltiples oficios que, a su vez, él ha recibido de organizaciones de comerciantes del mercado Aviación-Autopan, como Cetemistas, 7 de Diciembre, Josefa Ortiz de Domínguez, Rafael M. Hidalgo, 17 de Abril, Lázaro Cárdenas y Unión de Frutas y Varios, entre otros, quienes se la han pasado pidiéndole a la autoridad que actúe para controlar la ilegalidad en la que actúan FAOS y CONASOC.

Voy a transcribir el párrafo medular del oficio:

“…se han recibido en esta Subdirección de Procedimientos Administrativos diversas inconformidades con relación al establecimiento de comerciantes ambulantes en la periferia del Tianguis Aviación Autopan, y particularmente, sobre el circuito vehicular que rodea al mismo, a pesar de los operativos que esta Autoridad ha llevado a cabo para el control del comercio en la periferia de este centro de abasto, este no ha sido posible EN VIRTUD DE QUE EL TEMA HA SIDO ACORDADO ente la Coordinación que Usted tan dignamente dirige con las Organizaciones de Comerciantes CONASOC y FAOS”.

Como puede observarse, existe un acuerdo preciso entre el Coordinación de Gobierno municipal de Toluca, Miguel Melo Págola, y los dirigentes de FAOS y CONASOC para que esas organizaciones operen en la ilegalidad.

Ya quedó claro por qué no se controla esa ilegalidad imperante en el mercado Aviación Autopan, ya hay un responsable: se llama Miguel Melo Págola, ahora creo que lo que queda está muy sencillo para que la autoridad haga su trabajo y ejerza la medida necesaria para retomar el control: solamente hay que saber de cuánto es el acuerdo entre Esmeralda de Luna, los nuevos dirigentes del FAOS y el señor Coordinador de Gobierno de Toluca. Si eso se aclara, creo que el alcalde no tendrá empacho en poner las cosas en claro y pedir a su colaborador que se olvide de la “mochada” que evidentemente recibe cada viernes, parte de los 2 millones y medio de pesos que recolectan por cuotas ilegales cobradas a los vendedores que tienen invadidos esos espacios, y que se ponga a trabajar el “Maestro” Miguel Melo Págola, para evitar que se venda donde no debe hacerse, con lo que comenzarían a remediarse varios de los problemas que esa actividad fuera de la ley genera.

El asunto está muy fácil como para poner remedio, ya solo falta que la autoridad, en este caso nuestro distinguido señor presidente municipal, Don Fernando Zamora Morales, actúe, ya sabe quién es el responsable de que sus órdenes –relativas a la legalidad en la operación de ese mercado—no se cumplan, por lo que es tan fácil como llamar a cuentas al señor Melo Págola, quizá convenga que lo que se queda en otros bolsillos, ingrese a la Tesorería Municipal para remediar otros problemas que se enfrentan en el tianguis de los viernes, como la irregular recolección de basura o la falta de agua en los sanitarios. De ahí podría alcanzar, incluso hasta sobrar.

La última y nos vamos…

Una vez rendida la protesta como nuevo dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Ernesto Nemer Álvarez no tendrá tiempo de descanso, ni siquiera de respirar. Lo que le sigue es mucho y a realizarse en escaso tiempo.

Unir todas las voces, todas las corrientes y todos los grupos que convergen en el PRI no es asunto fácil, y menos lo será conforme se acerque el tiempo de la definición de candidaturas, que será entonces cuando los ánimos se calienten y las posturas se radicalicen.

Si Nemer quiere entregar buenas cuentas a quien apostó por él para operar la presidencia del partido político del cual emanará el próximo gobernador del Estado de México, lo que le toca es trabajar, y en serio.

Tiene experiencia en ese asunto. Estaba acostumbrado prácticamente a no dormir cuando era secretario particular de Emilio Chuayffet Chemor, por lo que no le será desconocida la tarea de recorrer los 125 municipios en menos de un mes, reestructurar los 125 comités municipales, todos los seccionales y hacer que esa gran estructura opere para ganar nuevamente la elección en el Estado de México, en el 2018, sin alianzas, sin coaliciones, el PRI tiene que volver a ser el gigante que hoy parece estar dormido.

Esperemos que ese sueño no se le contagie a Nemer Álvarez y, por el contrario, muestre de una vez por todas la capacidad de trabajo, el empuje y dinamismo que le ha caracterizado en otros cargos, porque este puede ser el más importante de su carrera y el más determinante para su futuro político, en

el corto, mediano y largo plazo. Si le va bien a Nemer Álvarez, le irá bien al PRI, eso nadie debe dudarlo. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.